Diferencia entre salario bruto y neto

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el salario bruto y el salario neto.
Conocer la cuantía real a percibir es determinante para tomar una buena decisión a la hora de negociar una revisión de aumento de salario, un nuevo contrato, aceptar una oferta de trabajo o postularse como candidato para un nuevo puesto. Seguramente hayas oído hablar del salario bruto y del salario neto en numerosas ocasiones, pero ¿en qué se diferencian?

¿Qué es el salario bruto y el salario neto?

Para comprender la diferencia entre el salario bruto y el neto es importante hacer tener claro qué entendemos por salario. El sueldo es la retribución económica que percibe un trabajador como resultado de los servicios que presta a su empleador. Generalmente se recibe a finales de mes y en el número de pagas a lo largo del año que estén establecidas por ley o por convenio. Además, todos los salarios están sujetos a una serie de impuestos y cuotas (retenciones y cotizaciones), que se recaudan en las arcas públicas de cada país y permiten que los trabajadores disfruten de determinadas prestaciones sociales.

De acuerdo con esto último, y antes de analizar las diferencias entre el salario bruto y el neto, es importante saber:

  • El salario bruto responde a la cuantía que percibe el trabajador antes de aplicar las mencionadas retenciones y cotizaciones, lo que significa que no es la cantidad real que acaba en el bolsillo del trabajador.
  • Si se quiere conocer lo que se va a ingresar en la cuenta, es necesario calcular el salario neto, o lo que es lo mismo, deducir/restar del salario bruto las retenciones y cotizaciones que correspondan. Solo de este modo podremos conocer el valor real de nuestra actividad.

Retenciones y cotizaciones, la principal diferencia

La principal diferencia entre el salario bruto y el neto se encuentra en la aplicación, o no, de las retenciones y cotizaciones. Tanto unas como otras son deducciones que se descuentan automáticamente del salario del trabajador, si bien difieren en su naturaleza. Para conocerlas, BBVA pone a disposición de sus clientes su calculadora de nómina, con la que podrán realizar una estimación las mismas y conocer, de esta forma, tanto la cantidad que se ingresaría en su cuenta cada mes como el total (bruto) a percibir mensualmente.

Estas serían:

  • Las retenciones son cantidades que los contribuyentes adelantan a la Agencia Tributaria como anticipo de la cuota del impuesto que deberán abonar. Aquellas que aplican sobre los sueldos de los asalariados se practican a cuenta del IRPF. Este es un tributo personal que grava la renta obtenida durante todo un año del conjunto de los ciudadanos de España; en el caso de los trabajadores, dicha renta es el salario. Se divide en 5 tramos de cotización (bajo el marco de un sistema tributario de carácter progresivo), con un tipo mínimo del 9,50 % a uno máximo que asciende al 22,50 %.
  • Las cotizaciones, por su parte, son sumas a deducir del salario de un trabajador destinadas a costear una serie de prestaciones propias del Estado de Bienestar. Dichas cotizaciones dependen de dos factores: la base de cotización (remuneración mensual bruta que recibe un trabajador) y los tipos de cotización (porcentaje de pago de la cuota de la Seguridad Social).

Traer tu nómina a BBVA

Si deseas traer tu nomina a BBVA desde otra entidad de forma fácil y rápida, ponemos a tu disposición nuestro Servicio Cambio de Banco (al que puedes acceder desde bbva.es o desde la app de BBVA), a través del cual te ayudamos a traer a BBVA tus recibos e ingresos comodamente. Entra en bbva.es e infórmate.