Colabora con Cruz Roja en la recaudación de fondos para ayudar a los afectados por la erupción del volcán de La Palma. Más información
sostenibilidad

Filtros de agua para cuidar la salud y el medio ambiente

Filtros y purificadores eliminan los contaminantes tóxicos que pueda contener el agua del grifo, protegiendo tu salud y el medio ambiente.

Incolora, inodora e ¿insípida? Son tres propiedades del agua apta para su consumo. Sin embargo, cuando abres el grifo en casa, y pese al tratamiento previo en plantas potabilizadoras al que es sometida por parte de las compañías encargadas del suministro, a veces tiene cierto sabor o, incluso, te da sensación de oler a algo que no consigues identificar. Y es que, aunque se trata de agua potable, no es infrecuente hallar en su composición determinadas sustancias perjudiciales y agentes tóxicos que pueden dañar tu salud como barro, hierro, distintos óxidos, microorganismos (sobre todo bacterias) y partículas contaminantes de muy diverso tipo.

Según la región geográfica donde residas, el agua del grifo poseerá unas características locales muy concretas. Hay agua dura, blanda, con más cal, arena o quizás lleve en su formulación elevadas concentraciones de cloro; citando varios ejemplos. Por ello, con el objetivo de garantizarte la ingesta de agua de la mejor calidad, y dada la trascendencia que este líquido vital tiene en la hidratación y el correcto desempeño del cuerpo humano, resulta aconsejable que consideres la opción de instalar filtros y/o purificadores de agua en tu domicilio. En este artículo, se explica la diferencia entre unos y otros, cómo funcionan y qué beneficios pueden tener sobre tu organismo y también de cara a la preservación del medio ambiente.

¿Qué son los filtros de agua?

Los filtros de agua son instrumentos que realizan una tarea de cribado mediante muy finas mallas o redes, donde quedan retenidas las partículas sólidas mientras el líquido fluye caudal abajo. Actualmente, los filtros de membranas y los de sedimentos constituyen los dos métodos de filtración de agua más extendidos. Suele resultar habitual, hoy en día, que los filtros de agua se valgan de ambos sistemas al mismo tiempo, para así obtener un resultado superior. A continuación, se recoge más información sobre cada uno:

  • Filtros de sedimentos: atrapan sustancias y compuestos con un tamaño que puede oscilar entre una y 100 micras. 
  • Filtros de membranas: se ocupan (por microfiltración, ultrafiltración u ósmosis inversa) de retener aquellos agentes tóxicos microscópicos que posean una extensión inferior a una micra como, por ejemplo, bacterias, determinados virus, fármacos disueltos y minerales perjudiciales para la salud.
filtros de agua

¿Cómo funciona un purificador de agua? ¿En qué se diferencia de un filtro de agua?

Junto a los problemas que el tratamiento de agua presenta de cara a eliminar por completo cualquier impureza existente para su posterior consumo, las tuberías y cañerías de las viviendas e inmuebles también pueden aportar al agua que tomas elementos nocivos para tu salud. Por eso, es altamente recomendable, y así sucede en la mayoría de los productos que hay en el mercado, que la labor de filtración se vea siempre complementada con un proceso de purificación.

No obstante, filtración y purificación de agua son términos que a menudo generan confusión, debido a que las empresas que venden estos productos frecuentemente los comercializan con una u otra denominación, como si ambas fuesen sinónimos. Para no incurrir en equivocación, resulta preciso entender en qué consiste exactamente la acción de purificar el agua.

El proceso de purificar elimina del agua todo lo que puede llegar a suponer un peligro para la salud. De esta forma, los purificadores de agua son aparatos que, sin poner en riesgo a las personas, convierten el agua en apta para ser consumida, retirando de ella bacterias, gérmenes y agentes químicos como los metales.

Existen diversos sistemas de purificación de agua, resultando más comunes los siguientes:

- Carbón activo o activado: debido a su inmensa capacidad de absorción, el carbón activo o activado retira gran número de sustancias indeseables presentes en el agua. Por ejemplo, este elemento es uno de los que más exceso de cloro retiene.

- Lámparas de luz ultravioleta: principalmente empleado para el control de microbios, este sistema de purificación de agua se basa en las propiedades germicidas que contiene la luz proveniente del Sol. El tratamiento ultravioleta, en lugar de atacar directamente a bacterias, protozoos y virus indeseados, modifica su código genético para impedir que puedan reproducirse e infectar el organismo.

- Intercambio iónico: las resinas de intercambio iónico son esferas de gel diminutas y de procedencia sintética que, a través del intercambio de iones positivos y negativos, logran atrapar sales minerales y metales potencialmente dañinos para las personas.

- Purificar por destilación: ideal para eliminar los metales más pesados, el sistema de purificación por destilación eleva la temperatura del agua hasta que esta comienza a hervir, y después recoge y condensa el vapor de agua generado. Gracias a este procedimiento, son apartados del agua numerosos compuestos contaminantes.

¿Cuáles son las ventajas que tiene para el cuidado de tu salud el uso de filtros y purificadores de agua?

Entre las ventajas que te puede reportar en tu día a día la utilización de filtros y purificadores de agua, sobresalen las cinco siguientes (no olvides seguir las instrucciones de uso de cada modelo y realiza revisiones periódicas, mantenimientos y sustituciones para que estos aparatos no pierdan eficacia):

- Si en tu localidad el agua potable goza de una menor calidad, los filtros y purificadores te permitirán beber agua pura a un precio económico. Además, el agua te sabrá mejor, más fresca y agradable.

- Cuando los filtros y purificadores de agua tienen forma de difusores que se ubican en el extremo del grifo, resultan muy sencillos de instalar y no acarrean complicaciones ni necesidades de gran espacio. 

- Mantener las condiciones de higiene y operatividad de tus filtros y purificadores de agua es esencial porque estos aparatos, siempre que están adecuadamente conservados, anulan el riesgo de que contraigas enfermedades como las dolencias gastrointestinales, consecuencia de la ingesta de agua en mal estado. Así pues, los filtros y purificadores se hallan especialmente recomendados para mujeres embarazadas y niños, dos colectivos muy susceptibles de padecer estos problemas estomacales.

- Beber agua filtrada y/o purificada implica un ahorro económico. Se trata, por tanto, de una inversión que pondrá a tu alcance tomar agua de calidad óptima y, a la vez, te evitará la compra continua de botellas de agua. 

- Por último, también ayudarás al cuidado del medio ambiente si en tu rutina incorporas el empleo de filtros y purificadores de agua. Estos te permitirán, como ya vimos en el punto anterior, consumir un agua que resulta menos nociva para tu salud, a la par que evitará que adquieras innecesariamente el producto embotellado.

Filtros y purificadores de agua: ¿cómo contribuyen a preservar el medio ambiente?

Tanto los filtros como los purificadores de agua ayudan a conservar el medio ambiente, ya que siempre que recurres a ellos, estás dejando de usar y desechar botellas y recipientes de plástico en los que almacenar agua. Aunque los residuos plásticos son reciclables, Naciones Unidas estimó en 2018 que tan solo el 9% del plástico mundial acaba siendo sometido a procesos de reciclaje. 

Estos bajos índices de plástico reciclado provocan graves efectos negativos sobre los ecosistemas, en especial los acuáticos, debido a que peces, tortugas y mamíferos marinos se enredan y ahogan en este material, o lo ingieren por error y terminan intoxicados. Así pues, en casa utiliza filtros y purificadores de agua. Velarás por tu bienestar físico y estarás haciendo un favor a la sostenibilidad del planeta.

Ahorra agua, protege el medio ambiente

BBVA tiene un compromiso con la defensa del medio ambiente. Fruto de ello, la entidad desarrolla constantemente iniciativas orientadas a fomentar el uso responsable y sostenible de los recursos naturales. El ahorro de agua dulce es crucial para la preservación de los ecosistemas. A este respecto, la Ciudad BBVA, ubicada en Madrid y sede corporativa de la entidad en España, cuenta con un moderno sistema que recoge el agua de lluvia y la lleva, mediante canales y tuberías, hasta unos depósitos de almacenamiento donde es tratada, de cara a ser utilizada en los lavabos del complejo y como agua de riego.