Surtidores de combustible: estas son las nuevas etiquetas de diesel y gasolina

Te explicamos qué surtidor debes elegir en función del vehículo que conduzcas y la pegatina que tengas.

El 12 de octubre de 2019 se puso en marcha el nuevo etiquetado de los surtidores de gasolina en los 28 países de la UE, los pertenecientes al Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y, también, en Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía. Un cambio de denominación con el que se pretende ayudar a los consumidores a elegir el más adecuado para su vehículo, sobre todo si se encuentran en el extranjero.

Las nuevas pegatinas adheridas a los distintos surtidores de gasolina se componen de diferentes formas y nomenclaturas en función de lo que dispense el surtidor. El primer caso atiende al tipo de combustible, con un círculo si se trata de gasolina, un cuadrado si es gasóleo o un rombo si es gaseoso. El segundo, define el combustible propiamente dicho.

Si se conduce un coche de gasolina

El surtidor de gasolina adecuado será aquel que lleve una pegatina con un círculo impreso, en cuyo interior se pueden encontrar una de las siguientes denominaciones:

  • E5: corresponde habitualmente a la Gasolina Sin Plomo 95 y su composición es de un 5% de etanol y un 95 % de gasolina. Es la más habitual en las gasolineras para este tipo de vehículos.
  • E10: corresponde habitualmente a la Gasolina Sin Plomo 98 y su composición es de un 10% de etanol y un 90% de gasolina. Es menos habitual que la anterior.
  • E85 (cuya composición es un 85% de etanol y un 15% de gasolina). Este tipo de combustible lo usan los vehículos flexibles (FFV), poco extendidos en España.

* La E inicial corresponde a ‘Etanol’ y el número que lo acompaña indica la cantidad que contiene la mezcla.

Si se conduce un coche de gasóleo (diésel)

En este caso, se debe buscar el surtidor de gasolina cuya pegatina incluya un cuadrado con uno de los siguientes símbolos:

  • B7: con un porcentaje de biocombustible del 7%, es la que se puede ver con mayor asiduidad.
  • B10: con un porcentaje de biocombustible del 30%.
  • XTL: que corresponde a un tipo de diésel creado sintéticamente con materiales fósiles y renovables.  

En los dos primeros casos, la B sirve de abreviatura de ‘Biodiesel’ y, como ocurriese en el caso anterior, el número muestra el porcentaje del mismo en el producto.

Si se conduce un coche de gas

Por último, y si se cuenta con uno de estos modelos, el surtidor a utilizar es el que cuente con una pegatina en forma de rombo y una de las 4 siguientes siglas (en función del combustible que necesite):

  • H2, o Hidrógeno.
  • CNG, o Gas Natural Comprimido.
  • LPG, o Gas Licuado del Petróleo.
  • LNG (en español GNL), o Gas Natural Licuado.

Vehículos híbridos y eléctricos

Actualmente, no existen etiquetas específicas para los vehículos híbridos. El conductor debe utilizar los surtidores que correspondan al combustible no fósil que utilice su motor de combustión. En el caso de los eléctricos, la Unión Europea está trabajando en una nueva normativa CEM que permita la creación de etiquetas identificativas, a colocar en sus puntos de recarga.

Calculadora de combustible

¿Quieres calcular la cantidad de gasolina o biodiesel que necesita tu coche? BBVA pone a tu disposición su nueva calculadora de combustible, la cual te permite saber con exactitud lo que te vas a gastar en un viaje en concreto o, también, a lo largo de todo el año. Para ello, solo tienes que aportar una serie de especificaciones básicas (como, por ejemplo, el tipo de vehículo o de carburante).
CTA Calculadora Combustible