Quiero domiciliar un recibo con otro banco: ¿qué opciones tengo?

Te contamos cuál es la manera más fácil y rápida a la hora de realizar este tipo de gestiones.
Traer los recibos de un banco a otro puede convertirse en una gestión compleja si decidimos realizarlo nosotros mismos. Sin embargo, gracias a un nuevo marco normativo europeo y a las facilidades que ofrece BBVA, ahora es posible cambiar la domiciliación de los recibos de forma rápida y ágil. En este artículo, te hablamos de las diferentes opciones para domiciliar tus recibos y cuál de ellas es más beneficiosa para ti.

Realizar el cambio de domiciliación contactando a cada uno de los emisores

Tras domiciliar los recibos con otra entidad bancaria, los clientes pueden ponerse en contacto con cada una de las entidades o empresas a las que han autorizado dicho procedimiento de pago. Si solo se tienen un par de recibos y la empresa autorizada dispone de canales ágiles para que sus clientes puedan llevar a cabo esta gestión, el proceso puede resultar relativamente fácil. 

Sin embargo, existen otros escenarios en los que dichas gestiones pueden suponer una gran e innecesaria inversión de tiempo. Por ejemplo: en la gestión económica de una familia o empresa, donde los recibos domiciliados suelen ser más numerosos, la tarea tiende a resultar bastante tediosa, ya que ponerse en contacto con cada una de las empresas para realizar este cambio puede llevar horas o, incluso, días.

Es importante tener en cuenta que el trámite puede resultar más fácil si la empresa emisora cuenta con un servicio en su página web para llevarlo a cabo, como es el caso de algunas compañías telefónicas. Sin embargo, ponerse en contacto con empresas que no cuenten con un proceso de administración ágil puede suponer todo un quebradero de cabeza. Son casos en los que el usuario corre el riesgo de que la gestión no se realice correctamente y que la empresa emisora siga cobrando los recibos a una cuenta donde ya no quedan fondos, dando lugar a descubiertos o impagos.

Confiar la gestión al nuevo banco

En el año 2014, el Parlamento y el Consejo Europeo aprobaron la Directiva 2014/92/UE que regulaba, entre otras materias relativas a los bancos y consumidores, el traslado de cuentas de un banco a otro con el objetivo de que se convirtiese en una gestión mucho más rápida para los clientes. Dicha normativa ha dado lugar a un marco que permite que el banco de destino solicite al banco anterior del cliente toda la información de su cuenta, estando este último obligado a compartir la información y garantizar que todos los datos sean correctos.

Además, la adopción de esta normativa ha dado pie a la creación de plataformas digitales y protocolos por parte de las entidades bancarias que permiten realizar el traslado de una cuenta a otra de forma mucho más rápida, algo que también abarca la información sobre la domiciliación de recibos.

Por tanto, desde 2018, el banco de destino puede agilizar este tipo de trámites para todos sus clientes. Estos pueden confiar en la gestión del traslado de sus domiciliaciones y de toda la información necesaria para contar con una cuenta totalmente operativa en el banco de destino, pudiendo ahorrarse una gran cantidad de tiempo en dichas gestiones.

Agiliza la domiciliación de recibos con BBVA

BBVA ha creado un proceso íntegramente digital para que tanto sus clientes como sus nuevos clientes puedan traer sus recibos de forma rápida y sencilla, sin tener que desplazarse a una oficina o contactar con su banco.

Los nuevos clientes que hayan decidido abrir una cuenta en BBVA podrán hacer uso del Servicio Cambio de Banco de forma totalmente gratuita a través de su área personal en la web o de la app de BBVA. Este servicio agiliza la domiciliación de recibos, además de contar con otras opciones como el traslado de una cuenta de un banco a otro o la elección de qué ingresos (nómina o pensión, por ejemplo) y domiciliaciones se quieren trasladar a la nueva cuenta de BBVA. Una vez solicitado el cambio, BBVA se pondrá en contacto con los emisores de los recibos para solicitar su cambio de domiciliación. Así, el nuevo cliente estará exento de realizar ninguna gestión.

En BBVA queremos que todos nuestros clientes disfruten de las ventajas de operar con unos servicios bancarios rápidos y eficientes, que faciliten la mejor gestión de sus finanzas a los clientes. Visita bbva.es e infórmate sobre cómo abrir tu nueva cuenta con nosotros y los beneficios de cambiar la domiciliación de tus recibos.