Cómo conseguir una tarjeta de crédito

Te explicamos qué opciones son las más habituales para acceder a una tarjeta.

Las tarjetas de crédito facilitan el pago de los gastos cotidianos pero, sobre todo, resultan muy útiles a la hora de hacer frente a gastos puntuales en momentos en los que se necesite liquidez y no se disponga de dinero en ese momento.

Por ello, llegado el momento de escoger qué tarjeta de crédito es la adecuada para nosotros, es importante prestar atención a características como el límite de crédito del que dispondremos o los costes asociados de la tarjeta. Y este último punto es especialmente importante ya que disfrutar de una tarjeta de crédito no tiene porqué representar un gasto más para la economía personal. En el mercado existen una serie de tarjetas de crédito sin comisión por emisión y mantenimiento de una tarjeta de crédito que ofrecen unas condiciones muy interesantes.

Las tarjetas de BBVA se benefician de la amplia red de cajeros de BBVA: más de 6.000 en toda España para la retirada de efectivo a débito mediante tarjeta sin comisiones.

Para acceder a una tarjeta de crédito sin comisión por emisión y mantenimiento de una tarjeta de crédito, los requisitos suelen basarse en la apertura de una cuenta corriente o domiciliar la nómina, aunque cada banco tiene su propio proceso de concesión de tarjetas.

La mayoría de entidades exigen que la persona que contrate la tarjeta sea mayor de edad, y que disponga de unos ingresos mínimos que varían en función del tipo de tarjeta y del límite de crédito del que se vaya a disponer.

En lo que se refiere a su contratación, esta es muy sencilla y puede realizarse tanto en las sucursales bancarias de la entidad como por internet.

También podría interesarte