Alquilar o comprar una casa: qué elegir

Te guiamos para que encuentres la opción más recomendable para ti
En el momento de buscar un nuevo hogar es habitual preguntarse qué es más conveniente, si alquilar una vivienda u optar por comprarla. En esta toma de decisión entran en juego numerosos factores, como si es el momento adecuado para comprar su casa, pero el principal tiene que ver con el impacto económico en el futuro inquilino o comprador. Saber qué nos conviene más es cuestión de echar mano a los números y dedicarle tiempo. A continuación ofrecemos las variables que debes tener en cuenta a la hora de valorar si es preferible comprar o alquilar una vivienda.

Desembolso inicial

Ya sea a la hora de comprar una vivienda o alquilarla, afrontar una serie de costes iniciales es inevitable. Sin embargo, estos difieren de manera importante en función de qué opción se elija.

Desembolso inicial para el alquiler

Fianza. El alquiler medio en España para el año 2020 se situaba en torno a los 950 € al mes, siendo esta cifra orientativa a efectos del ejemplo comparativo. Si lo habitual es que nos requieran de 1 a 3 meses de alquiler, en concepto de fianza, el desembolso inicial nada más mudarnos puede ir de los 950 a los 2.850 €.

- Primera mensualidad. Junto con la fianza, se suele abonar la primera de las mensualidades del alquiler al firmarse el contrato de arrendamiento/alquiler.

- Inmobiliaria. Si gestionamos la búsqueda y el contrato de alquiler a través de una inmobiliaria, la tarifa está vinculada a los usos y costumbres de cada zona geográfica, pero lo más habitual es que cobren una mensualidad del alquiler, por lo que, tomando como referencia la cifra orientativa del alquiler medio indicado para España, habría que añadir otros 950 €.

Desembolso inicial para la compra

Al precio de la casa hay que añadir una serie de gastos asociados a la compraventa y formalización del préstamo hipotecario, los cuales corren a cargo del comprador (al no estar relacionados con la propia hipoteca) y corresponderían a: 

- IVA: la compra-venta de una vivienda nueva está sujeta al pago del IVA, que para este tipo de transacciones es del 10 % del importe total de la contraprestación satisfecha. Para las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública efectuadas por sus promotores, el IVA es el 4 %. 

- Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: en caso de adquirir una vivienda de segunda mano se debe pagar el Impuesto de Transmisión de Patrimonio - ITP -. Varía de una comunidad autónoma a otra, pero la media del ITP es del 8 % sobre el valor real del inmueble. 

- Impuesto de sucesiones.

También se incluyen, en el caso de la compraventa, los relativos a registro, notaría y gestión de la misma. 

Por parte del banco, y relacionados directamente con la hipoteca, se deben abonar los gastos de: 

Registro: es recomendable inscribir la escritura de compraventa por la protección registral frente a terceros que proporciona la publicidad del Registro de la Propiedad. En el caso del préstamo hipotecario, la inscripción en el Registro de la Propiedad es obligatoria. 

Notaría: el otorgamiento de la escritura de compraventa y, además, del contrato de préstamo con garantía hipotecaria -hipoteca- han de realizarse ante notario, cuyo coste va en función del precio de la operación. 

Gestoría: la intervención de una gestoría puede ser necesaria si se solicita un préstamo hipotecario, y su coste es variable en función de las gestiones que realice. 

Impuesto de Actos Jurídicos Documentales (AJD): es un impuesto que se paga por documentos como escrituras y actas públicas o por testimonios notariales. Su valor depende de dos factores, la Comunidad Autónoma en la que de realiza el préstamo y el importe de la hipoteca, y suele oscilar entre el 0,5 % y el 2 % del precio de la escritura del contrato de compra-venta siempre que sea una primera transmisión a efectos de IVA. Así, poniendo un ejemplo, para una hipoteca de 96.000 €, el AJD por la escritura de compra-venta equivaldría a 960 € (para un tipo del 1 %). 

Este último, y solo en el País Vasco, corre a cargo del comprador.

Costes adicionales a tener en cuenta

A la hora de valorar entre el alquiler o la compra de una vivienda, existen otros gastos adicionales, a parte de los desembolsos iniciales indicados para cada supuesto, como el pago de la renta mensual del alquiler o la cuota mensual de la hipoteca.

Dependiendo del supuesto concreto, al comprar una vivienda es recomendable contratar un seguro de hogar -al menos contra incendios-. Además, el propietario tendrá que satisfacer el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles, así como los gastos obligatorios derivados de la comunidad de propietarios. Estos dos últimos gastos, no existirán en el alquiler, salvo que exista pacto en contrario en el contrato de arrendamiento.

No hace falta ser cliente para usar la app de BBVA

Empecemos siendo amigos. Te animamos a que uses la app de BBVA sin ser cliente ni contratar ningún producto y, quien sabe, igual así te gustamos un poquito más

Comprar o alquilar

BBVA pone a disposición de sus clientes y no clientes una nueva herramienta que ayudará a tomar la mejor decisión sobre comprar y alquilar. Dentro de BBVA Valora ya está disponible la funcionalidad Comprar o Alquilar, con la que se calculan los diferentes costes de comprar una casa o del alquler mensual. Solo tienes que introducir una serie de datos, como los años que esperas habitar esa vivienda, o su precio, para que te ofrezcamos una información que puede resultarte muy útil para tomar una decisión compleja.

Y si ya sabes qué casa te gusta, y tienes claro que vas a comprarla, en lugar de alquilarla, con el simulador de hipotecas podrás conocer las condiciones de la financiación que necesitas. De forma rápida y sencilla. ¡Calcúla la cuota de tu hipoteca ahora!

También podría interesarte