Alquilar o comprar una casa: ¿qué opción es mejor?

Te explicamos los factores que influyen, en mayor medida, en tu elección 
¿Alquilar o comprar? Antes de decidir qué opción es mejor, hemos de valorar una serie de factores que, en este artículo, vamos a explicarte al detalle. ¡No dejes de leer!

Tenemos la hipoteca que se adapta a ti

Descubre las hipotecas de BBVA y encuentra la tuya.

Comprar o alquilar una vivienda: factores a tener en cuenta antes de decidirnos

Son 3 los aspectos que, sin duda alguna, hemos de tener presentes al tomar la decisión final sobre si es mejor alquilar o comprar una vivienda.

1. Estado financiero

Saber si gozamos de una situación financiera que nos permita enfrentarnos al coste económico que supone el comprar una casa, o el alquilarla, es primordial.

- Si queremos comprar la casa (y no alquilarla)

Lo normal es que no podamos pagar una casa ‘al contado’ (y por ello, en muchos casos, nos preguntamos si es mejor comprar o alquilar) y tengamos que pedir una hipoteca, la cual nos cubrirá (en la mayoría de los casos) hasta el 80% del precio de la vivienda. ¿Esto que supone? Habría que tener ahorrado el resto (es lo que se conoce como ‘entrada’ y se paga antes de firmar el contrato). 

A esta ‘entrada’ habría que añadirle una serie de gastos asociados a la compraventa, los cuales corren a nuestro cargo, como compradores (al no estar relacionados con la propia hipoteca). Estos son:

- IVA: la compra de una vivienda nueva está sujeta al pago del IVA, que para este tipo de transacciones es del 10 % del importe total de la contraprestación satisfecha. Para las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública efectuadas por sus promotores, el IVA es el 4 %.

- Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: en caso de comprar una casa y que esta sea de segunda mano, se debe pagar el Impuesto de Transmisión de Patrimonio (o ITP). Este varía de una comunidad autónoma a otra, pero su valor medio es del 8 % sobre el valor real del inmueble.

- Impuesto de sucesiones.

También se incluyen, al comprar una casa, los gastos relativos al registro, notaría y gestoría.

El banco, por su parte, se hará cargo de abonar los gastos de Registro, Notaría, Gestoría (si la operación es de ámbito LCCI) y del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (salvo en el País Vasco, que corre a cargo del comprador).

- Si queremos alquilar la casa (y no comprarla)

Si, por el contrario, optamos por alquilar la vivienda, también tenemos que ahorrar dinero, en este caso para el pago de gastos como, por ejemplo:

- Fianza: lo habitual es que su valor equivalga a un mes de alquiler (no pudiendo superarse esta cantidad, en base a la ley, en ningún caso). Es la “garantía” que tiene el arrendador ante posibles impagos o posibles desperfectos en la vivienda.

- Primera mensualidad: al alquilar una vivienda, y junto con la fianza, se suele abonar la primera de las mensualidades del alquiler (en el momento que se firma el contrato de arrendamiento).

- Inmobiliaria: sí se gestiona la búsqueda y el contrato de alquiler de la casa a través de una inmobiliaria, la tarifa está vinculada a los usos y costumbres de cada zona geográfica, aunque lo más habitual es que se cobre una mensualidad del alquiler.

2. Mercado de la vivienda

Para saber si nos conviene más alquilar o comprar una casa, también es importante que analicemos el estado en el que se encuentra el mercado inmobiliario en ese momento. 

¿Esto que implica? Conocer el precio actual de los alquileres (y si han subido o están en máximos históricos, lo que implicaría que no es el mejor momento para convertirse en ‘inquilino’), y, también, del valor de compraventa de los inmuebles (comprobando si se ha disparado o si, por el contrario, está en los márgenes que son habituales, según la zona). En base a la situación que nos encontremos, decidiremos si nos conviene más alquilar un piso o comprarlo.

3. Estilo de vida

En la decisión de alquilar o comprar una vivienda también influye el tipo de vida que vayamos a llevar. Si la idea que tenemos es quedarnos en un sitio, para no movernos más, el ganador en el ‘comprar vs alquilar’ sería la primera opción. Sin embargo, si por motivos personales o laborales nos hemos de mover con cierta frecuencia, es mejor alquilar una casa y no comprarla.

¿Cuándo es mejor comprar que alquilar?

Es mejor comprar, y no alquilar, sí:

- Se puede acceder a una hipoteca, al cumplir todos los requisitos que nos pide el banco.

- Se disponen de ahorros, ya que, de esta forma, invertiremos en una vivienda que, una vez pagada, será nuestra.

- Se busca seguridad y estabilidad.

- Se encuentra una casa en la zona que se quiere a un precio adecuado.

¿Cuándo es mejor alquilar que comprar?

Es mejor alquilar, y no comprar, sí:

- Se necesita una mayor flexibilidad y libertad de movimientos (por si se presenta una oferta de trabajo mejor o, también, por motivos personales).

- Si no se dispone de los ahorros necesarios para la entrada de la casa.

- Si no se cumplen las condiciones que requiere el banco.

Costes adicionales a tener en cuenta al alquilar o comprar una casa

A la hora de valorar si es mejor la compra o el alquiler de una vivienda, existen otros gastos adicionales, aparte de los desembolsos iniciales indicados para cada supuesto, como el pago de la renta mensual del alquiler o la cuota mensual de la hipoteca.

Dependiendo del supuesto concreto, al comprar un piso es recomendable contratar un seguro de hogar, al menos contra incendios. Además, el propietario tendrá que satisfacer el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), así como los gastos obligatorios derivados de la comunidad de propietarios. Estos dos últimos, no existirán si se opta por alquilar un piso (en lugar de comprarla), salvo que exista pacto en el contrato de arrendamiento.

Si no te decides entre comprar o alquilar… ¡puedes alquilar con opción a compra!

Si un piso nos gusta mucho y se quiere comprar pero, por no disponer del dinero necesario, es imposible, se puede ver, con el propietario, la opción de alquilarlo con opción a compra (en el futuro). Esto nos va a permitir que residamos en ella, con los beneficios del alquiler, mientras ahorramos el dinero que se requiere para su adquisición (pactado previamente y del que se descontarán las mensualidades que se hayan pagado).

Comprar vs alquilar, ¿qué opciones te ofrece BBVA?

BBVA pone a disposición de sus clientes y no clientes una herramienta que les ayuda a tomar la mejor decisión de comprar o alquilar una casa. Gracias a BBVA Valora se pueden calcular los costes de comprar una casa o del alquiler mensual de la misma. Solo tienes que introducir una serie de datos, como los años que esperas habitar esa vivienda, o su precio, para que ofrezcamos una información que puede resultar muy útil para tomar una decisión tan compleja.

Y si ya sabes qué casa te gusta, y tienes claro que vas a comprar, en lugar de alquilar, con el simulador de hipotecas podrás conocer las condiciones de la financiación que necesitas. De forma rápida y sencilla. ¡Calcula la cuota de tu hipoteca ahora!

Y si ya te has decidido, consulta las condiciones de nuestras hipotecas, tanto Fija como Variable.

También puede interesarte