¿Comprar casa nueva o para reformar?

Te facilitamos los pros y contras de cada una de las opciones para que valores tu mejor oportunidad

A la hora de comprar una vivienda, una de las primeras elecciones es si se opta por una casa nueva o se adquiere una de segunda mano para reformarla posteriormente. 

Los criterios para tomar esta decisión son muy variados y atienden a los gustos, necesidades y posibilidades personales de los compradores. También se deben tener en cuenta los gastos que genera el comprar una vivienda nueva, los cuales difieren de los gastos que se abonan al comprar una casa de segunda mano.

En este artículo vamos a profundizar en ellos, en los gastos que acarrea la compra de una vivienda, de forma que tengas toda la información a la hora de elegir. ¡Sigue leyendo!

Gastos fijos en la compra de una vivienda

Los gastos que a continuación se reflejan, relativos a la compra de una vivienda, incluyen tanto los referidos al comprador, por relación con el contrato de compraventa, como los del banco, con motivo del préstamo hipotecario

Serían, en cada caso:

Gastos que abona el comprador al adquirir una vivienda

IVA: la compra-venta de una vivienda nueva está sujeta al pago del IVA, que para este tipo de transacciones es del 10 % del importe total de la contraprestación satisfecha. Para las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública efectuadas por sus promotores, el IVA es el 4 %. 

Impuesto de Transmisiones Patrimoniales: en caso de adquirir una vivienda de segunda mano se debe pagar el Impuesto de Transmisión de Patrimonio –ITP-. Varía de una comunidad autónoma a otra, pero la media del ITP es del 8 % sobre el valor real del inmueble. 

Impuesto de sucesiones: También se incluyen, en el caso de la compraventa, los relativos a registro, notaría y gestión de la misma.

También se incluyen, en el caso de la compraventa, los relativos a registro, notaría y gestión de la misma.

Gastos que abona el banco al realizarse la compra de una vivienda

- Registro: es recomendable inscribir la escritura de compraventa por la protección registral frente a terceros que proporciona la publicidad del Registro de la Propiedad. En el caso del préstamo hipotecario, la inscripción en el Registro de la Propiedad es obligatoria.
 
- Notaría: el otorgamiento de la escritura de compraventa y, además, del contrato de préstamo con garantía hipotecaria -hipoteca- han de realizarse ante notario, cuyo coste va en función del precio de la operación.
 
- Gestoría: la intervención de una gestoría puede ser necesaria si se solicita un préstamo hipotecario, y su coste es variable en función de las gestiones que realice.
 
- Impuesto de Actos Jurídicos Documentales (AJD): es un impuesto que se paga por documentos como escrituras y actas públicas o por testimonios notariales. Su valor depende de dos factores, la Comunidad Autónoma en la que de realiza el préstamo y el importe de la hipoteca, y suele oscilar entre el 0,5 % y el 2 % del precio de la escritura del contrato de compra-venta siempre que sea una primera transmisión a efectos de IVA. Así, poniendo un ejemplo, para una hipoteca de 96.000 €, el AJD por la escritura de compra-venta equivaldría a 960 € (para un tipo del 1 %).
 
Este último, y solo en el País Vasco, corre a cargo del comprador.

¿Buscas una hipoteca para tu nueva vivienda?

Una vez se tienen claros los gastos derivados de la compra de una hipoteca, y se está decidido a seguir adelante, el siguiente paso es solicitar el préstamo hipotecario. Desde BBVA ponemos a tu disposición nuestra Hipoteca Fija, cuyas condiciones puedes consultar el bbva.es y en la app de BBVA.

Si ya sabes qué casa quieres comprar, con el simulador de hipotecas podrás conocer las condiciones de la financiación que estas buscando. De forma rápida y sencilla. ¡Calcula la cuota de tu hipoteca ahora!

También podría interesarte