Tipos de cuentas bancarias y su comparativa

Conoce cuales son los principales tipos de cuentas bancarias, con nómina o sin ella, y compáralas para saber cuál se puede adaptar mejor a ti
BBVA pone a disposición del cliente diferentes tipos de cuentas bancarias, entre las que este puede elegir en función de sus necesidades. ¿Quieres saber más detalles sobre cada una de ellas? ¡No dejes de leer este artículo!
NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Descubre el Pack Ahorro de BBVA

Si aún no eres cliente de BBVA, te ofrecemos un pack de dos cuentas sin comisiones y la opción de crear reglas automáticas con las que ahorrar como tú quieras y sin darte cuenta.

Cuenta corriente

Es el tipo de cuenta bancaria más habitual. Gracias a ella, el cliente puede llevar a cabo una amplia variedad de operaciones bancarias, que van desde la realización de transferencias a terceros (o a otra cuenta de su propiedad) a la consulta de sus movimientos bancarios. También permite la domiciliación de ingresos (nómina o pensión) y recibos (luz, agua, gas, etc.). Suele llevar, en la mayoría de los casos, una tarjeta de débito asociada a ella. La Cuenta Online sin Comisiones y la Cuenta Nómina Va Contigo son dos ejemplos de este tipo de cuenta bancaria.

Cuenta Joven

Este tipo de cuenta bancaria está dirigida al público más joven, cuya edad está comprendida entre los 18 y los 29 años. Dispone de las mismas opciones que la cuenta corriente (con ella se pueden llevar a cabo todas las operaciones habituales), siendo también frecuente que ofrezca promociones y condiciones especiales. BBVA dispone de dos Cuentas para Jóvenes: la Cuenta Online sin Comisiones para jóvenes y la Cuenta Nómina Va Contigo para Jóvenes
tipos cuentas bancarias

Cuenta de ahorro

Se trata de un tipo de cuenta bancaria que ofrece al cliente una pequeña rentabilidad por los ahorros depositados en ella. A diferencia de una cuenta corriente, en ella no se pueden domiciliar recibos ni nóminas, ni asociar una tarjeta para realizar pagos. Su funcionamiento es parecido al de un depósito bancario, pero con la ventaja de que el dinero no está invertido a ningún plazo fijo y se puede recuperar todo o parte del dinero ahorrado en cualquier momento, sin penalización ni comisiones. Un ejemplo de cuenta de ahorro es la Cuenta Metas BBVA. 

Y si lo que quieres es ahorrar como tú quieras y sin apenas darte cuenta, BBVA pone a tu disposición el nuevo Pack Ahorro, el cual incluye:

- Cuenta Online sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito para cada titular. Además, la Cuenta Online Sin Comisiones no te pide nada para no pagar estas comisiones, porque no es necesario domiciliar tu nómina o recibos para no pagar comisiones.

- Cuenta Metas, la cual no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta. Funciona como una hucha en la que puedes guardar tus ahorros. Te permite crear hasta 5 metas para conseguir tus objetivos de ahorro, los cuales tendrás siempre disponibles sin coste ni penalización.

Además, dispones de reglas de ahorro automáticas que podrás activar como tu elijas (por ejemplo, redondeando tus compras o guardando parte de tu nómina o ingresos sobrantes a fin de mes), destinando ese ahorro a tu Cuenta Metas. Y todo ello sin tener que hacer nada, solo activándolas desde el apartado de Programa tu Cuenta en la app BBVA o bbva.es.

¿Quieres saber más sobre el Pack Ahorro de BBVA? Entra e infórmate.

También podría interesarte