¿Existen préstamos cuya financiación esté exenta de intereses?

Préstamos e intereses: cómo funcionan.
Al solicitar un préstamo, el cliente asume que la financiación debe conllevar una serie de costes o intereses por los que ha de responder. Este es el funcionamiento normal de una financiación bancaria, aunque debido a la gran variedad de préstamos a los que se puede acceder hoy en día, las condiciones derivadas de cada uno difieren bastante entre sí, incluso si la financiación es sin intereses.

Préstamos con financiación bonificada o reducida

Ahora bien, ¿qué modelos de financiación ofrecidos por BBVA pueden conseguirse sin pagar intereses? Esta pregunta no puede responderse sin antes conocer los tipos de interés y los gastos a los que se somete cada préstamo. Por eso, es necesario que te familiarices cuanto antes con los términos TIN y TAE.

El tipo de interés nominal, o TIN, es en esencia la cantidad que el banco te cobra por prestarte dinero. No obstante, este porcentaje no basta para tomar una decisión y comparar entre los diferentes préstamos, y no contabiliza las posibles comisiones o gastos que conlleva la concesión del préstamo. Además, el TIN se establece de forma atemporal, lo que quiere decir que la cifra con que se representa no tiene en cuenta el tiempo fijado con la entidad bancaria para devolver el préstamo.

Por estos y otros motivos, hay que conocer también la tasa anual equivalente, la TAE. Esta permite conocer el coste efectivo de una financiación incluyendo el plazo de devolución, los términos de contratación y todos los tipos de comisiones y costes adjuntos que recaen sobre quien solicita el préstamo.

También podría interesarte