¿Cuánto puede crecer mi ahorro en función del fondo en el que invierto?

Depende del riesgo que estés dispuesto a asumir.

Planificar nuestro ahorro de cara al futuro es algo que debemos hacer desde que somos jóvenes. De esta forma, podremos alcanzar con mayor facilidad los distintos objetivos que nos hayamos marcado como, por ejemplo, mantener nuestro nivel de vida una vez nos jubilemos.

Una forma de hacerlo es invirtiendo en fondos de inversión y en planes de pensiones. Para ello, y de cara a garantizar que la elección que realizamos es óptima, es bueno conocer los tipos que existen y cual es el riesgo y la rentabilidad que llevan aparejada.

Banner superior calcula rentabilidad
Saca partido a tu dinero
Elige el fondo de inversión que mejor se adapte a tus necesidades.

1. Fondos de Renta Fija

Si nos decantamos por este tipo de fondos, el dinero se invierte en activos con un nivel de riesgo bajo lo que implica que el ahorro que podemos obtener es reducido. Son productos ideados para perfiles conservadores, los cuales buscan inversiones más seguras (no exentas de riesgo, eso sí) que les ayuden a conseguir ese ‘dinero extra’ que necesitan.

2. Fondos de Renta Variable

Al elegir estos fondos, y a diferencia de los que ocurría con los de renta fija, asumimos un riesgo más elevado, lo que implica que la rentabilidad que podemos obtener es mayor. Eso sí, la inversión estará sujeta a variaciones más profundas que en el caso anterior. Un ejemplo claro de activo de renta variable son las acciones. 

El perfil que habitualmente realiza este tipo de inversiones es el decidido, dispuesto a correr un mayor peligro con su inversión y recibir, en la mayoría de los casos, una recompensa más alta.

3. Fondos de Renta Mixta

Estos fondos resultan de la combinación de los dos activos anteriores, lo que hace que tanto el perfil de riesgo como la expectativa de rentabilidad que podemos obtener con su ahorro sea media. Son aconsejables para los perfiles moderados, los cuales buscan diversificar sus inversiones, es decir, están dispuestos a asumir un determinado riesgo (en busca de una mayor rentabilidad) pero dedican una parte a asegurarse un ‘dinero extra’.

4. Fondos Monetarios

Son aquellos invertidos en renta fija a muy corto plazo, de alta seguridad y liquidez. Llevan aparejado un nivel de riesgo bajo y unas expectativas de rentabilidad reducidas, lo que hace que su ahorro sea el más conservador y le haga apto para este tipo de perfiles. 

5. Fondos Garantizados

Garantizan de forma total o parcial el capital invertido. También pueden asegurar un cierto rendimiento o prefijar la posible obtención de rentabilidad si se da un determinado escenario, siendo esta última reducida dado que el riesgo que se asume en la inversión es prácticamente inexistente. Es la respuesta ante un ahorro en el que se desee asegurar el dinero por encima de todo.

Riesgos en los fondos de inversión

Los beneficios que podamos obtener de nuestras inversiones dependen, en su mayor parte, del riesgo que estemos dispuestos a asumir. Por ello, en BBVA creemos que también es necesario que conozcas los principales factores que lo condicionan:

  • Duración: indica el grado de sensibilidad que tiene el precio de un activo de renta fija (por ejemplo, un bono) ante las posibles variaciones que pueda sufrir su tipo de interés, mostrándonos también su vida media. Nos permite conocer también el riesgo al que nos exponemos.
  • Volatilidad: indica el riesgo de un valor durante un periodo de tiempo, gracias al análisis estadístico de una serie histórica de sus cotizaciones. Es significa que podemos evaluar dicho nivel de riesgo: si es muy volátil, por ejemplo, es difícil predecir el comportamiento lo que genera mayor incertidumbre.
Banner central
Buscador de fondos
Conoce el catálogo de fondos de inversión de BBVA.
  •  Política de inversión: hace referencia a la estrategia de inversión que se va a seguir, así como a los tipos de activos en los que se piensa invertir. Refleja el tipo de riesgo que se está dispuesto a asumir, el ahorro que se quiere obtener y otras necesidades.
  • Riesgo país: hay que tener en cuenta siempre dónde se invierte. Así, por ejemplo, las inversiones realizadas en países emergentes tienen un riesgo añadido que se deriva de la posible inestabilidad económica, social y política.
CTA subhome fondos
Fondos de Inversión - También podría interesarte

También podría interesarte

Fondos de Inversión - Herramientas

Herramientas de fondos de inversión

  • El simulador de fondos de inversión de BBVA te ayuda a conocer la rentabilidad que podrás conseguir con tus ahorros.
  • ¿No sabes qué fondo de inversión se adapta mejor a tus necesidades? Nuestro comparador te ayudará a elegir la mejor opción.
  • Encuentra el mejor fondo de inversión en donde invertir tus ahorros y empieza a rentabilizar tu dinero.