‘Fintech’: invirtiendo en innovación aplicada a las finanzas

Una apuesta decidida por la innovación tecnológica y su flexibilidad operativa son dos de las principales características que posicionan la inversión temática en el fenómeno ‘fintech’ como megatendencia líder.
Es el titular del momento dentro de la esfera bursátil: la inversión temática en tecnología y digitalización cotiza al alza. Incluso durante los meses de mayor incertidumbre internacional a consecuencia del estallido de la crisis del virus de la COVID-19, los activos que apuestan por el desarrollo de innovaciones tecnológicas en distintas áreas de acción han sabido resistir y adaptarse mejor que el resto de valores, empezando ahora a retomar su senda ascendente. Y es que, en concreto, después de haber rentado hasta el 40% en el año 2019, los fondos centrados en iniciativas ‘fintech’ claramente se han convertido en una exitosa tendencia de futuro llamada a liderar en las próximas décadas la evolución de los mercados.
Megatendencias de inversión
Empieza a invertir ahora en un futuro mejor para ti y para todos.

Como hemos avanzado en otros artículos, toda megantendencia en la que invertir agrupa a un conjunto de fuerzas o vectores de cambio socioeconómico irreversibles que alteran los patrones de producción, consumo y comportamiento a escala global. En base a esto, y fruto de las múltiples ventajas que aporta, no hay duda de que la revolución ‘fintech’, o dicho con otras palabras: la incorporación de las más modernas soluciones tecnológicas al campo de la prestación de servicios financieros, está destinada a cumplir este objetivo

Sin embargo, a causa de lo novedoso de este fenómeno, muchos ahorradores todavía no conocen exactamente en qué consisten las empresas ‘fintech’, cómo están modificando el sector bancario ni cuáles son los beneficios que les puede reportar la inversión en fondos temáticos que promueven el modelo de negocio ‘fintech’. Sigue leyendo para descubrir cada una de las claves principales al respecto, empezando por la propia definición del concepto ‘fintech’.

¿Qué es una ‘fintech’?

Término surgido de la unión entre las voces inglesas ‘finance’ y ‘technology’, el fenómeno ‘fintech’ da nombre a la suma de iniciativas que, de un tiempo a esta parte, se han ido poniendo en marcha en todo el planeta con el objetivo de aplicar las más recientes innovaciones tecnológicas a la operativa del sector de los servicios financieros, tanto para particulares como corporaciones. Prueba del ‘boom’ que ha supuesto la aparición de las ‘fintech’ está en el hecho de que estas tienen millones de clientes alrededor del globo y, por ejemplo en España, a comienzos del presente año el número de empresas de este tipo ya alcanzaba las 385 compañías.

En su inmensa mayoría, las ‘fintech’ son ‘startups’ o, lo que es lo mismo, empresas emergentes muy ligadas en su concepción y desempeño diario al desarrollo digital e informático. Por definición, una ‘fintech’ se dedica a introducir innovación y avances tecnológicos en el diseño, la elaboración, comercialización y prestación de productos y servicios de naturaleza financiera. Debido a lo disruptivo de su propuesta, la forma de prestar asesoramiento financiero de las ‘fintech’ ha revolucionado el sector bancario, actualizando la industria financiera. Y es que no hay que olvidar que estas ‘startups’ recurren a la inteligencia artificial para acortar los plazos de tiempo entre procesos y presentan una gran capacidad en cuanto a flexibilidad se refiere

Siempre enfocado en implantar y perfeccionar todas aquellas mejoras digitales que faciliten y optimicen la gestión de las finanzas que sus clientes realizan, BBVA ha reforzado su conexión con el ecosistema ‘fintech’. De esta forma, a través de la unidad de Open Innovation de la entidad, el banco se mantiene continuamente a la última en innovación tecnológica y también ha establecido alianzas y relaciones colaborativas con diversas ‘fintech’, llegando en el año 2016 a adquirir la firma estadounidense Simple. 

Asimismo, BBVA está detrás del programa Open Talent, la mayor competición del mundo de ‘startups’ dedicadas al fenómeno ‘fintech’. Con esta iniciativa, la entidad trata de potenciar la creación de nuevos proyectos tecnológicos que contribuyan a seguir mejorando los productos y servicios que ofrece el banco. Y es que las ‘fintech’, por su modelo de negocio, cuentan con una serie de ventajas tremendamente atractivas, que se desarrollan con más detalle en el apartado siguiente.

Las iniciativas 'fintech', ¿qué ventajas aportan?

Ante todo, las empresas ‘fintech’ persiguen brindar a los clientes de productos y servicios financieros un asesoramiento completo tan eficaz como eficiente que, además, les aporte valor añadido, sea rápido, ágil, sencillo, de total confianza, telemático y posea un coste inferior. Para lograr este fin, el modelo ‘fintech’ se basa en tres puntos

  • Tecnología puntera: la banca ‘online’ es la base sobre la que se erige el modelo ‘fintech’, que provee a sus clientes de un catálogo de productos y servicios plenamente digitales que pueden contratarse y gestionarse a través de dispositivos electrónicos como ordenadores, teléfonos móviles y ‘tablets’. No obstante, la revolución ‘fintech’ va mucho más allá de la mera posibilidad de gestionar tus finanzas en remoto ya que, junto a lo anterior, estas ‘startups’ no cesan en su empeño de habilitar nuevos avances técnicos que les permitan suministrar un servicio cada vez mejor y más inmediato. Por ello, recurren a la inteligencia artificial y al análisis ‘big data’, citando tan solo dos ejemplos de innovación tecnológica.
  • Servicios y operativa flexibles: redefinición de los requisitos exigidos a los clientes y un menor volumen de documentación en las solicitudes, la aplicación de parámetros diferentes a la hora determinar el perfil crediticio de dichos clientes o una mayor flexibilidad en la operativa financiera relativa a la administración de las finanzas y en el instante de llevar a cabo operaciones, son algunos de los postulados esenciales que guían la acción comercial de las empresas ‘fintech’.
  • Refuerzo de la empatía con sus clientes: hoy en día, las horas y los minutos se escurren entre las manos, mientras todo parece avanzar demasiado deprisa. Quizás ahora, más que nunca, sea cierto el dicho: “el tiempo es oro”, por lo menos así parece para los clientes de productos y servicios financieros, que no quieren dedicar largos ratos a temas de papeleo. Las ‘fintech’ han entendido rápidamente esta necesidad de su público objetivo. A raíz de ello, y sabiendo que estamos ante un modelo de negocio que tiene en cuenta la celeridad cuando de resolver cuestiones administrativas se trata, para conseguirlo han alterado sus protocolos operativos y han conseguido menguar y aligerar los lapsos que sus clientes deben emplear en cumplimentarlos.

¿Por qué invertir en empresas ‘fintech’ puede resultarte una opción atractiva y rentable?

Como hemos señalado previamente, los fondos temáticos centrados en la megatendencia relativa a tecnología están reportando una importante rentabilidad a los inversores, al ser capaces de amortiguar mejor que el resto los efectos negativos que ha generado en los mercados la incertidumbre económica asociada a la crisis sanitaria del virus de la COVID-19. 

Detrás de este sólido comportamiento bursátil de los valores vinculados a innovación tecnológica, se halla la irrefrenable trascendencia que la digitalización ha adquirido (y no deja de ganar influencia) en la sociedad mundial. En estos momentos, el planeta es tan global como digital. Afecta a todas las parcelas: trabajo, sostenibilidad, demografía, salud, transportes, consumo, etc. Y la industria financiera no es una excepción. El sector finanzas vive un cambio de paradigma y la aplicación de las innovaciones tecnológicas para proporcionar un mejor servicio a los clientes de productos bancarios es una realidad presente que marcará la evolución de este campo de actividad durante las próximas décadas.

Invertir, por tanto, en innovación tecnológica aplicada a la vertiente financiera supone apostar por una irreversible tendencia de futuro que, por si fuera poco, dispone además de una fantástica posibilidad de diversificar tu cartera de valores en fondos temáticos que cubran todos y cada uno de los numerosos flancos en los que las nuevas tecnologías están incidiendo en el sector financiero. Esta diversificación del capital participado reduce al mínimo el riesgo asociado a tu inversión.

BBVA, tu valor de confianza para invertir en el fenómeno ‘fintech’

Con el compromiso firme de proporcionarte siempre el mejor asesoramiento integral del mercado, BBVA es tu mejor aliado si estás pensando depositar tus objetivos de rentabilidad a medio y largo plazo en inversión temática centrada en la revolución ‘fintech’. Así pues, el servicio Quality Funds de BBVA, gracias a la excelencia en su trabajo y a una dilatada experiencia analizando activos y valores de su amplio equipo de selectores profesionales, localiza para ti, en función de tu perfil inversor, los fondos temáticos especializados en innovación aplicada a las finanzas más interesantes, pertenecientes a las mejores gestoras internacionales.

Por supuesto, si así lo deseas, puedes ser tú mismo quien localice el instrumento financiero que más se adapta a tus expectativas de rendimiento y al horizonte temporal en el que fijas la obtención de beneficios por tu inversión, haciendo uso del buscador de fondos de BBVA. ¿Quieres saber más acerca de oportunidades de inversión temática en empresas ‘fintech’ y de qué modo apostar por esta megatendencia en auge puede contribuir a incrementar la rentabilidad y diversificación de tu cartera de valores? Cuentas con toda la información al respecto en bbva.es o en la app de BBVA.