Beneficios de las tarjetas de crédito

Una tarjeta de crédito es mucho más que un mero instrumento de pago, ¡conoce por qué!

Las tarjetas de crédito son hoy en día una herramienta útil e importante para cualquiera. Entre las muchas ventajas de una tarjeta de crédito se encuentran, no solo la posibilidad de disponer de efectivo desde cualquier parte o pagar allí donde estés, sino que, además, puedes encontrarte interesantes programas de puntos, condiciones de financiación a crédito e incluso algún seguro.

Las tarjetas pueden ser de tres tipos: de prepago, de débito o de crédito. Las diferencias en concreto de estas tres tarjetas están expuestas en bbva.es, donde además puedes conocer las condiciones detalladas de cada una de ellas.

Sin embargo, para ayudarte a tomar una decisión, creemos conveniente insistir en las ventajas que conlleva en concreto la opción de una tarjeta de crédito.

Las ventajas de una tarjeta de crédito: hoy y siempre

Por lo general, la ventaja más llamativa de una tarjeta de crédito es, como su propio nombre indica, la posibilidad de gestionar los gastos y de disponer de dinero a modo de crédito. Es decir, se puede pagar con la tarjeta de crédito aunque no se tenga suficiente dinero en la cuenta asociada, ya que todas las compras que se realicen se cargarán en la cuenta el día 5 del mes siguiente.

También existe la opción de personalizar los pagos dividiéndolos en diferentes plazos (con intereses). Se trata, por tanto, de una herramienta para financiar y gestionar los pagos. En definitiva, la flexibilidad de una tarjeta de crédito puede aliviar un desembolso económico grande o facilitar el pago de grandes cantidades a plazos.

La forma de demostrar a la entidad financiera que se cumplen todos los requisitos es facilitando la siguiente información: documento de identidad oficial y un justificante de ingresos regulares.

También podría interesarte