Líneas directrices del Plan España Puede

El conjunto de líneas directrices del Plan “España Puede” persigue relanzar la economía española y alcanzar un crecimiento digital, ‘verde’, cohesionado y sin brechas de género.

Aproximadamente, un total de 80.000 millones de euros aguardan a obtener el “sí” de las autoridades comunitarias. Esta elevada dotación económica cifra el volumen de ayudas a fondo perdido que el ejecutivo empleará para llevar a cabo las líneas maestras del Plan “España Puede”, las cuales ya ha compartido con la Unión Europea. Un montante económico que, en el caso de que Bruselas dé luz verde, podría empezar a transferirse en verano.

Ante el convulso y preocupante escenario internacional, profundamente afectado desde hace meses por las consecuencias socioeconómicas originadas por la crisis sanitaria del virus de la COVID-19, los dirigentes de los Estados miembros de la UE han pactado emitir deuda colectiva, decisión sin precedentes en la región, mediante la que financiar una inyección financiera histórica (1,8 billones de euros entre 2021 y 2027) que permita relanzar las distintas economías de la Eurozona; siguiendo un criterio por el cual los países más golpeados por la pandemia (Italia y España, a la cabeza) serán los más beneficiados de estas ayudas. 

Sin embargo, Europa supedita el acceso a estos fondos comunitarios a la puesta en marcha, por parte de los países de la UE, de reformas políticas que contribuyan no solo a reparar los daños económicos y sociales inmediatos causados por la pandemia de la COVID-19, sino a que la región avance hacia un futuro que sea más ecológico, más digital, más resiliente y que se adapte mejor a los retos actuales (y a posteriori). 

El Plan España Puede es la propuesta inicial para la utilización de estas ayudas que desde Madrid se ha remitido a Bruselas. Sus líneas directrices desarrollan las políticas a seguir, todas ellas alineadas con las 7 áreas prioritarias para los planes de inversión y reformas nacionales dictaminadas por la CE. Y lo hacen a través de 10 políticas palanca. ¡Sigue leyendo y descubre todo lo que necesitas saber sobre ellas!

¿Qué recomendaciones europeas vertebran las líneas directrices del Plan España Puede?

Cuatro líneas directrices son las que conforman los ejes transversales que ensamblan la propuesta del Plan “España Puede” (el cual está alineado, a su vez, tanto con las recomendaciones realizadas por órganos internacionales y los objetivos de la Agenda 2030 así como con las siete iniciativas bandera europeas o Flagship Initiatives, recientemente presentadas por la Comisión en la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible 2021): la transición ecológica, la transformación digital, el fomento de la igualdad de género y la cohesión social y territorial. De hecho, el borrador del Plan España Puede pone especial hincapié en el apoyo a las pymes (pequeñas y medianas empresas) y en la atención y el cuidado a las personas dependientes, sobre todo a aquellas que viven alejadas de los núcleos urbanos más poblados. 

Antes de abordar las 10 políticas palanca que estructuran y sintetizan la propuesta del Plan España Puede, a continuación aparece expuesto el decálogo de recomendaciones realizadas por el Consejo Europeo (CSR) para lograr la recuperación y reconstrucción del país tras la pandemia del virus de la COVID-19: 

- Transición ecológica: apostar por fuentes de energía limpias, la lucha contra el cambio climático y la búsqueda de incrementar la eficiencia energética.

- Transformación digital: emprender una digitalización multisectorial urgente que incida tanto en el sector público como privado, facilitando así el acceso de la ciudadanía a los servicios y promoviendo, al mismo tiempo, una mayor productividad económica.

- Empleo: aprobar acciones que apoyen el empleo y generen nuevos puestos de trabajo (sobre todo entre el colectivo de jóvenes), eliminando de manera gradual los expedientes de regulación temporal de empleo y flexibilizando las condiciones laborales.

- Fiscalidad: emprender una reforma de las políticas fiscales con el propósito de poder garantizar la viabilidad de las arcas públicas a medio y largo plazo.

- Sanidad: reformar y digitalizar el Sistema Nacional de Salud (SNS).

- Investigación e innovación: aumentar los fondos y la financiación de estas dos áreas, absolutamente imprescindibles para el futuro de la sociedad.

- Transporte sostenible: incentivar su utilización y la de vehículos impulsados por electricidad.

- Gobernanza: optimizar la coordinación entre administraciones en un intento de que estas operen del modo más eficiente posible durante todo el proceso de recuperación post-COVID-19.

- Unidad de mercado: mejorar la reglamentación y el nivel de competencia recurriendo a un uso más proactivo de la Ley de Unidad de Mercado.

- Educación: alcanzar un grado de cooperación superior entre los sectores educativo y empresarial, posibilitando que todo el alumnado pueda acceder al aprendizaje digital.

lineas directrices

¿Cuáles son las 10 políticas palanca del Plan España Puede y en qué consisten sus líneas directrices más significativas?

Con unas líneas directrices que responden a las peticiones formuladas por el Consejo Europeo, estas son las 10 políticas palanca del Plan España Puede (las cuales integran, a su vez, 30 proyectos o líneas de acción sobre las que se articulan):

- Transición energética justa y ecológica, incrementando la producción de energía renovable. 

- Desarrollo de infraestructuras y ecosistemas resilientes, preservación de la biodiversidad y los recursos hídricos, y fomento de una movilidad sostenible.

- Lucha contra la despoblación del entorno rural y plan de rehabilitación de viviendas (agenda urbana y rural).

- Digitalización del tejido industrial y empresarial (Política Industrial España 2030), promoción de las pymes, modernización del sector turismo e implantación de las nuevas redes ‘5G’ de conectividad.

- Refuerzo del Sistema Nacional de Salud y definición de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial.

- Plan de impacto para proteger la economía de los cuidados y llevar a cabo más políticas de inclusión.

- Actualización del sistema fiscal de cara a propiciar un crecimiento económico inclusivo. A esto se añade la necesidad de trabajar para asegurar la sostenibilidad del sistema público de pensiones.

- Modernización de las administraciones públicas.

- Digitalización del sistema educativo y promoción de la formación continua y el desarrollo de capacidades. 

- Fomento de la cultura y el deporte.

¿Cómo será la gestión de los fondos europeos de cara a poder ejecutar las líneas directrices del Plan España Puede?

En España, la gestión y el reparto de las ayudas que llegarán procedentes de Europa será una tarea conjunta en la que participarán la Administración General del Estado (a través del Gobierno, los diferentes ministerios, las agencias estatales y la recién creada Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia), así como los organismos autonómicos y de ámbito estrictamente local. 

El Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, marcará las líneas directrices del procedimiento de evaluación y asignación de fondos a las iniciativas que los soliciten; estas peticiones deben ser proyectos nuevos o que se encuentren en ejecución (desde febrero de 2020). En concreto, este protocolo de actuación introduce una figura novedosa que gozará de una relevancia vital en la distribución de los fondos comunitarios: los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica o PERTE, según sus siglas. 

¿Quieres más información? Puedes encontrarla en bbva.es o en la app de BBVA.