Colabora con Cruz Roja en la recaudación de fondos para ayudar a los afectados por la erupción del volcán de La Palma. Más información

Principios del Manifiesto Ágil: la importancia de la excelencia

Hoy te presentamos el noveno principio del Manifiesto Ágil, el cual está relacionado con la atención a la excelencia. En concreto nos dice:

La atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño, mejora la agilidad.

Como recordaréis de otros artículos, el Agile es una cultura cuyos valores y principios se enfocan en las personas y, también, a la búsqueda constante de la generación de valor. Es, por tanto, una cultura basada en la colaboración y, por supuesto, en la excelencia. 

También recordaréis que si bien el Manifiesto Ágil hace referencia al desarrollo de productos de software funcionando, es aplicable además, a cualquier tipo de producto o servicio. Y cómo este noveno principio habla de la excelencia, vamos a empezar por entender en qué consiste:

“La excelencia es una cualidad que busca entregar la calidad esperada y además, superarla”.

¿Para qué buscamos y perseguimos la excelencia en Agile?

Principalmente, lo que se busca es conseguir determinados objetivos, los cuales vamos a tratar desde tres perspectivas: 

- La del cliente: buscamos la excelencia para entregarle el valor que espera, e incluso superar sus expectativas. 

- La del equipo: buscamos la excelencia para generar sentimiento de pertenencia y tener la satisfacción y el orgullo de haber realizado un buen trabajo; incluso poder llegar a presumir de las entregas y productos que generamos.  

- La de la marca: buscamos la excelencia para generar un producto diferencial en el que nuestros clientes confíen y se queden con nosotros. 

¿Qué beneficios tiene que el equipo persiga la excelencia a nivel técnico?

La excelencia nos permite que la incorporación de nuevas funcionalidades sea más fácil, lo que se traduce en un ahorro de costes al evitar reprocesos y retrabajos. Además, la frecuencia de entregas aumenta y se genera más valor en menos tiempo.

¿Cómo debe ser esta excelencia?

La atención a la excelencia debe ser continua y constante, no ocasional. El no buscarla y perseguirla de manera colaborativa y constante, hace que aumente el riesgo de que nuestro producto tenga peor calidad y que haya un incremento de costes, ya que corregir un error se vuelve exponencialmente más caro cuanto más tarde se detecte. Y es que "un error es 100 veces más costoso de corregir cuando el producto está en manos del cliente que cuando está en construcción".

¿Cómo podemos orientarnos hacia la excelencia?

Hay muchas maneras de hacerlo. Os compartimos algunas de ellas: 

Con controles de calidad, es decir, definiendo estándares de calidad y haciendo seguimiento de los mismos.

Con la realización de pruebas exhaustivas y, en la medida de lo posible, automatizadas. 

Con responsabilidad compartida por todas las personas del equipo de trabajo.

Realizando pruebas de concepto y prototipos.

Incorporando el feedback continuo del equipo y del cliente.

En resumen

Por muy buenos que sean nuestros productos, debemos tener un pensamiento crítico para garantizar la excelencia en ellos. Esto fomenta la Agilidad, ya que el estar en constante búsqueda de mejoras nos invita a ser proactivos, sin esperar a que se produzcan quejas de clientes para reaccionar y revisar los cambios que hay que hacer de manera urgente.

Hasta aquí este artículo, en el que hemos querido compartir el noveno principio del Manifiesto Ágil, el cual profundiza en la excelencia que debemos trabajar en el equipo y hacia nuestro producto o servicio. Y como siempre decimos los Agile Coaches de la Disciplina Agile España: "todas y todos somos parte del cambio".

Disciplina Agile España

Aprendizaje Agile

- El desarrollo del software funcionando debe estar basado en la búsqueda de la excelencia.

- Esta se enfoca en torno a tres perspectivas: cliente, marca y equipo.

- Trabajar la excelencia tiene múltiples ventajas, destacando la reducción de costes y la generación de más valor en menos tiempo (al aumentar la frecuencia de las entregas)

- Esta excelencia debe ser continua y constante, no ocasional.

También puede interesarte