¿Cómo domiciliar un recibo?

Descubre cómo domiciliar un recibo en BBVA y sus ventajas.
Con periodicidad, a menudo mensual, en la vida hay una serie de gastos recurrentes. De modo que, mes a mes, los usuarios han de pagar las facturas correspondientes al consumo que han efectuado de sus servicios cotidianos e indispensables (luz, agua, gas, etc.). Aunque el abono de los cargos se realice vía transferencia bancaria, lo que sin duda contribuye a agilizar el cobro, el cliente siempre debe autorizar al banco para que este pueda proceder al pago. Por ello, de cara a ahorrar a los usuarios esta continua necesidad de otorgar autorizaciones, surge la domiciliación. Pero, ¿cómo domiciliar un recibo?

Trae tus recibos a BBVA y lo gestionamos por ti

Elige qué recibos traer y te ayudamos a gestionarlo. Sin hablar con tu otro banco ni papeleos. Disfruta de las ventajas de ser cliente con el Servicio Cambio de Banco.

En primer lugar, domiciliar un recibo es cómodo y práctico. Además, si eres cliente de BBVA y tienes una cuenta abierta en la entidad (si aún no lo eres, puedes abrir una Cuenta Online Sin Comisiones BBVA desde el móvil y en tan solo 10 minutos), puedes domiciliar tus recibos de manera completamente digital. Y, en el caso de que tus recibos se encuentren en otra entidad, podrás traerlos siempre que quieras, de forma ágil y totalmente gratuita, mediante el Servicio Cambio de Banco

¿Te interesa? Descubre en este artículo todas las ventajas del Servicio Cambio de Banco de BBVA y la sencillez con que, en cualquier instante y desde donde te apetezca, puedes domiciliar en BBVA tus recibos y olvidarte así de autorizar los pagos de tus facturas mensuales.

¿Cómo domiciliar un recibo?

Con el objetivo de agilizar y automatizar el pago de las facturas mensuales, las entidades bancarias ofrecen a sus clientes la posibilidad de domiciliar sus recibos. En pocas palabras, domiciliar el pago de un recibo (también llamado pago o adeudo domiciliado) consiste en dar a tu banco la orden de que proceda, con la periodicidad que sea necesaria y sin tu intervención manual, a cargar dicho recibo en una cuenta de la que eres titular. 

Tres son las partes que participan en un proceso de adeudo domiciliado. A continuación, se indican:

- Ordenante: persona o empresa que se ocupa de pagar el recibo recurriendo al abono del cargo en su cuenta bancaria.

- Beneficiario: empresa que emite el recibo con el que cobrará los servicios prestados.

- Proveedor de servicios de pago: dicho de otro modo, la entidad bancaria.

Asimismo, junto a los recibos mensuales, el pago de impuestos también resulta susceptible de llevarse a cabo vía domiciliación bancaria. La Agencia Tributaria, por ejemplo, permite a la ciudadanía domiciliar el pago de impuestos para conceder al banco la autorización de realizar los abonos pertinentes siempre que sea Hacienda quien los solicite. Por regla general, estos tributos suelen gozar de naturaleza trimestral o anual. 

como domiciliar recibo

¿Cómo se domicilia un recibo en BBVA?

¿Y cómo domiciliar un recibo? Se ha de señalar que la domiciliación del mismo únicamente es posible si el titular de la cuenta donde este será cargado da al banco su consentimiento expreso. Se trata de que la persona titular autorice a la entidad para que esta ejecute dicho pago recurrente y que el desembolso sea cargado en su cuenta bancaria.

Si eres cliente de BBVA, y decides realizar este proceso a través del Servicio Cambio de Banco, obtendrás una serie de beneficios, entre los que destacan:

- Proceso rápido, cómodo y 100% gratuito.

- No tendrás que hablar con tu otro banco: BBVA lo hará por ti.

- Es flexible: tu eliges que quieres traer y te ayudamos con todas las gestiones.

- No requiere de papeleo, ni tienes que acudir a tu oficina.

Los pasos a dar para traer tus recibos a BBVA son los siguientes:

- Entra en ‘Trae tus recibos’ (desde bbva.es o la app de BBVA).

- Selecciona si prefieres adjuntar los recibos manualmente o conectar con tu otro banco.

- En el primer caso, y tras seleccionar la cuenta de destino a la que traer tus recibos bancarios, procede a adjuntar una foto de los que quieres traer.

- En el segundo, y con la cuenta de destino ya indicada:

- Introduce el usuario y contraseña que utilices habitualmente en tu otro banco.

- Elige los recibos que quieres traer a BBVA (en algunos casos, se te pedirá una foto del mismo, que puedes hacer y adjuntar en el momento).

- Acepta los términos y condiciones.

¿Por qué tendrías que domiciliar tus recibos?

No solo podrás disfrutar de las principales ventajas de traer tus recibos a BBVA sino que también:

- Podrás usar gratis los más de 4.500 cajeros automáticos que BBVA tiene distribuidos en España.

- Accederás a condiciones especiales si contratas otros productos BBVA, como préstamos e hipotecas.

- Cobrarás tu nómina el día que quieras gracias al servicio Cobra Cuanto Quieras de BBVA. Consulta todos los detalles en bbva.es y en la app BBVA.

¿Cómo domiciliar tus recibos? El Servicio Cambio de Banco de BBVA lo hace por ti

Si quieres traer tus recibos a BBVA y empezar cuanto antes a disfrutar de las ventajas que ya poseen más de ocho millones de clientes en España, el Servicio Cambio de Banco de BBVA se ocupa de migrarlos, sin coste alguno, informándote de la evolución del proceso en todo momento. 

El Servicio Cambio de Banco se encargará de las diferentes gestiones relativas al traspaso de los adeudos, además de notificar este cambio de cuenta bancaria a las empresas emisoras de tus recibos. Este servicio te ofrece la posibilidad de, junto a tus recibos, traer también tus ingresos recurrentes, transferencias periódicas e incluso trasladar tu cuenta de otro banco, de manera fácil y sencilla.

Si deseas conocer más acerca de cómo domiciliar un recibo y de los beneficios que puede aportarte el Servicio Cambio de Banco de BBVA, dispones de más información al respecto en bbva.es y en la ‘app’ de BBVA.