Así puedes domiciliar el pago de un recibo con otro banco

Asocia la nómina a tu cuenta corriente para obtener ciertas ventajas.
Los particulares tienen la obligación de pagar ciertos recibos de forma mensual (el suministro eléctrico o el de agua, por ejemplo). Para ello, los bancos ponen a su disposición lo que se conoce como domiciliación de recibos (o adeudos) que permite la autorización de dicho pago de forma automática y ágil. En este artículo te explicamos con detalle cómo puedes domiciliar el pago de tus recibos.
Servicio Mudanza Top Servicio Mudanza Top
Servicio Cambio de Banco de BBVA
Cambia tu nómina o pensión a BBVA de forma fácil y cómoda.

Cómo domiciliar el pago de tus recibos

Para que una empresa o compañía pueda proceder con el cobro de sus servicios o suministros a sus respectivos clientes necesita disponer de la autorización de los mismos. Y es que, es habitual que existan pagos recurrentes que se lleven a cabo mensualmente, como la electricidad, el gas natural, el teléfono y la conexión a Internet o el suministro de agua. 

Para que el cliente no tenga que autorizar su pago cada mes, tiene la opción de domiciliarlo. Domiciliar el pago de un recibo es una orden que el cliente da a su banco para que proceda al abono del mismo con una determinada periodicidad y sin que este deba autorizar o llevar a cabo el trámite de forma manual.

En el proceso de pago domiciliado, también conocido como adeudo domiciliado, intervienen distintos agentes:

  • El ordenante: persona o empresa encargada de pagar el recibo mediante un cargo en su cuenta bancaria.
  • El beneficiario: empresa o compañía que realiza ciertos servicios o suministros al ordenante, encargado de emitir el recibo a cobrar por dichos servicios.
  • El proveedor de servicios de pago: entidad bancaria o de pago.

Además del pago de los recibos mensuales ya mencionados, también existe la domiciliación de los impuestos. En este caso, la Agencia Tributaria ofrece la posibilidad de domiciliar el pago de los mismos, por lo que se puede autorizar al banco para que lo abone cada vez que esta entidad se lo solicite. Lo más habitual es que sea de forma trimestral y anual, en el momento de presentar los modelos tributarios pertinentes.

Ventajas de domiciliar el pago de un recibo

La más evidente es la comodidad. Cuando el cliente autoriza a su entidad bancaria el abono de los distintos pagos que entran a su cuenta corriente, no tiene que estar pendiente cada mes de hacerlo y/o autorizarlo personalmente, lo que le ahorra tiempo y preocupaciones. 

Por otro lado, la domiciliación de recibos también reduce el riesgo de olvidar la liquidación de un pago o la fecha de vencimiento del mismo. De esta forma, se evitan sanciones por demora. Otro factor positivo de tener los recibos domiciliados es que puede ayudar al titular de la cuenta a hacer mejores estimaciones de sus gastos mensuales y así gestionar mejor su presupuesto.

Finalmente, en caso de que el importe del recibo abonado fuera incorrecto, el ordenante dispone de un plazo de 8 semanas, a contar desde la fecha de adeudo en su cuenta, para reclamar su devolución.

Cómo domiciliar el pago de los recibos en el mismo banco y con otra entidad

Para hacer posible la domiciliación de un recibo, el titular debe dar su consentimiento expreso, es decir, autorizar a la entidad bancaria para que realice el pago recurrente y que este se cargue en su cuenta. Para ello, el interesado deberá:

  1. Acceder a su área personal desde la web de BBVA o desde la app, introduciendo sus claves de acceso. 
  2. Una vez conectado, seleccionar la cuenta donde quiera domiciliar el recibo y hacer clic en ‘Quiero’ (en bbva.es) o ‘Mostrar’ (en app), seguido de ‘Traer mis recibos a BBVA’. 
  3. Tras confirmar la cuenta en la que quiere domiciliar el recibo, el cliente puede elegir entre: conectar con el banco para visualizar e indicar los recibos a domiciliar o adjuntar la foto de los recibos en cuestión. 
  4. Por último, se deben aceptar los términos y condiciones.
Servicio de Mudanza Central Servicio de Mudanza Central
Trae tus recibos, ingresos y más
Conoce todo lo que puedes hacer a través del Servicio Cambio de Banco
Así, de forma totalmente digital y en tan solo unos minutos, BBVA le permite domiciliar sus recibos cómodamente. Además, si el usuario ya tiene sus recibos domiciliados en una cuenta de otra entidad, puede traerlos de igual manera utilizando el Servicio Cambio de Banco que BBVA pone a disposición tanto de clientes como de no clientes.
Servicio de Mudanza CTA Servicio de Mudanza CTA