¿Cuánto cuesta tasar un piso?

La ubicación de la vivienda, el traslado hasta el lugar, si el tasador necesita recopilar información adicional, etc. Muchos factores influyen en el coste final de la tasación de un inmueble.

La tasación de una vivienda es un proceso por el cual un tasador homologado por el Banco de España (BdE) determina su valor en el mercado. Los documentos derivados de la tasación del inmueble son muy importantes de cara a la compra del mismo, ya que el importe de financiación que ofrece el banco se fija de acuerdo con el precio de tasación obtenido en la valoración. Por tanto, este no es solo un trámite obligatorio, sino algo fundamental para obtener una hipoteca.

Llevar a cabo la tasación de una vivienda puede servir para dos cosas, fundamentalmente: en primer lugar, la entidad bancaria se asegura del valor real que tiene el inmueble en el mercado inmobiliario. Esto le garantiza que, en caso de impago del cliente hipotecado, y si se ha hipotecado la vivienda, podrá cubrir la deuda. En segundo lugar, la tasación del inmueble sirve para establecer el importe de financiación que concederá el banco. En general, este suele ser de hasta el 80 % del precio obtenido en la tasación. Si se trata de hipotecas de segundas viviendas, el importe suele ser algo inferior.

¿Hipoteca fija o hipoteca variable?
Haz tu estudio personalizado en nuestro simulador de Hipotecas BBVA

Factores que influyen en el precio de tasación de una vivienda y documentos necesarios para hacerla

Determinar cuánto cuesta realizar la tasación de una vivienda es algo complejo, ya que el precio de compraventa no está regulado por ley.

Las tasaciones de inmuebles que realizan los tasadores de pisos homologados suelen moverse en una horquilla de precios. Los factores que influyen en el coste final de dicha tasación son los siguientes:

- La ubicación de la vivienda, ya que no es lo mismo tasar un piso en Madrid que en un pequeño pueblo.

- Si el tasador de pisos necesita recopilar información adicional, como notas registrales o planos.

Es importante conocer los documentos que tenemos que aportar para que realicen la tasación de la vivienda. Facilitar todos los papeles necesarios, y evitar que el tasador tenga que buscarlos, puede servir para ahorrar gastos, pero es conveniente que lo confirmes con el profesional homologado que te vaya a hacer la valoración del inmueble.

Algunos documentos que conviene tener a mano son:

- La escritura de la propiedad.

- Los planos del inmueble.

- Si se trata de un edificio en construcción, fotocopia de la licencia de obras y proyecto visado por el colegio y el ayuntamiento correspondientes.

- En caso de ser un terreno edificable sobre el que se quiere construir la vivienda, la cédula o consulta urbanística por escrito y el plano catastral o parcelario.

Proceso oficial de tasación de una vivienda

- Las personas interesadas en solicitar una hipoteca también pueden elegir a un tasador, pero es obligatorio que esté homologado. Los tasadores de pisos deben obtener, y conservar, la homologación que les entrega el Banco de España. Esta es necesaria para que, una vez sean elegidos y valoren el inmueble, el informe que entreguen pueda ser aceptado por el banco que concederá la hipoteca, algo que no ocurrirá si carecen de la homologación correspondiente.

En el documento de la tasación hipotecaria se deben adjuntar seis testigos (valoraciones de inmuebles de similares características por la misma zona para tomar como referencia).

Ahora bien, no existe un solo método de tasación de un inmueble y, siempre que cumplan con las premisas anteriores para estar homologadas, las tasaciones se pueden hacer de cuatro formas distintas:

Comparación: consiste en comparar la vivienda que se quiere tasar con otros inmuebles de características similares. Es el método más usado.

Residual: se utiliza cuando no existen suficientes viviendas parecidas a la que se va a tasar. Consiste en coger el valor del inmueble con la construcción finalizada y restarle los gastos que se han invertido para su finalización.

- Actualización de rentas: es el método más usado para tasar inmuebles susceptibles de producir rentas, derechos de superficie, concesiones administrativas, servidumbres, usufructos, compromisos de compra a plazos…Coste: consiste en calcular el coste de reemplazamiento de la vivienda que se está tasando.

- Coste: consiste en calcular el coste de reemplazamiento de la vivienda que se está tasando.

¿Necesitas una hipoteca?
Utiliza nuestro simulador de hipotecas BBVA y haz tu estudio personalizado

BBVA Valora

Hacer una tasación hipotecaria cuando queremos comprar una vivienda es un requisito obligatorio que todos los bancos solicitan para conceder la hipoteca. No obstante, si quieres hacerte una primera idea del precio de tasación de la vivienda y poder, así, empezar a realizar cálculos, ponemos a tu disposición BBVA Valora

Gracias a esta herramientas, puedes conocer de una manera rápida y sencilla el valor aproximado de compra-venta de la vivienda, las características del barrio en el que se encuentra y una comparación de los precios de las casas que están a la venta en la zona que te interesa, además de poder hacer una primera estimación de gastos.

Y si ya tienes claro el inmueble que deseas adquirir, y has llevado a cabo su tasación, te invitamos a que hagas un estudio personalizado de tus opciones gracias al Simulador de Hipotecas. Y si, definitivamente, te has decidido a comprar, consulta las condiciones de nuestra Hipoteca Fija.

También podría interesarte