Calcula cuánto desgrava un plan de pensiones

¿Cómo funciona la tributación?

Las aportaciones que realices a tu plan de pensiones durante el año se desgravarán de tu base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 €, o bien hasta el 30 % de tus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. Estas condiciones son válidas para residentes en territorio común.

Este gráfico muestra que por cada 1.000 € aportados a tu plan, podrás ahorrar hasta 240 € en tu siguiente declaración de la renta. A la hora de hacer el cálculo, hemos tenido en cuenta el tipo marginal de retención del IRPF (un 24 %).

Las aportaciones que realices a tu plan de pensiones durante el año se desgravarán de tu base imponible del IRPF hasta la menor de las siguientes cantidades: 8.000 €, o bien hasta el 30 % de tus rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas. Estas condiciones son válidas para residentes en territorio común.

Este gráfico muestra que por cada 1.000 € aportados a tu plan, podrás ahorrar hasta 240 € en tu siguiente declaración de la renta. A la hora de hacer el cálculo, hemos tenido en cuenta el tipo marginal de retención del IRPF (un 24 %).

¿Es posible recuperar tu dinero antes de la jubilación?

Sí, la ley 26/2014 permite rescatar las aportaciones a planes de pensiones que tengan 10 años de antigüedad a contar desde 2015. Por ejemplo, si has contratado un plan en 2015, podrías rescatar a partir de 2025 lo aportado en 2015, en 2016 lo aportado en 2026 y así sucesivamente.

Además, hay determinados supuestos en los que también puedes recuperar la inversión realizada antes de la jubilación: en casos de desempleo, incapacidad, dependencia o enfermedad grave, entre otros. Pregúntanos la mejor forma de hacerlo.

Sí, la ley 26/2014 permite rescatar las aportaciones a planes de pensiones que tengan 10 años de antigüedad a contar desde 2015. Por ejemplo, si has contratado un plan en 2015, podrías rescatar a partir de 2025 lo aportado en 2015, en 2016 lo aportado en 2026 y así sucesivamente.

Además, hay determinados supuestos en los que también puedes recuperar la inversión realizada antes de la jubilación: en casos de desempleo, incapacidad, dependencia o enfermedad grave, entre otros. Pregúntanos la mejor forma de hacerlo.

Puedes programar aportaciones periódicas o hacer una aportación puntual

*Entendiendo desgravación como la reducción de la base imponible del IRPF, lo que conlleva a producir un ahorro que dependerá del tipo marginal de cada cliente. A partir de 2016, las aportaciones que se realicen a los planes de pensiones podrán reducir la base imponible del IRPF en 8.000 €, con el límite del 30 % de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

**Consulta cuál es el importe máximo que se puede aportar anualmente a un plan de pensiones haciendo clic aquí.