¿Cómo puedo ahorrar para comprar una casa?

Comprar una casa es uno de los movimientos financieros más importantes, a título personal, por lo que es de vital importancia conocer las claves para ahorrar dinero y poder adquirir un inmueble con todas las garantías.
A lo largo de la vida, son muchas las decisiones que toma una persona. Comprar una vivienda es una de las más importantes, entre otras cosas, por la fuerte inversión económica que requiere. Por ello, y dada la repercusión financiera que tiene, antes de llevar a cabo cualquier movimiento al respecto conviene analizar en qué hay que ahorrar para que la compra de la casa salga más “económica”.
¿Quieres mejorar tu salud financiera?
La app de BBVA te ayuda a gestionar mejor tus finanzas personales y a aumentar tus ahorros, para que puedas vivir más tranquilo.

¿En qué se debe ahorrar para la compra de una casa?

- Ahorrar para la compra de una casa requiere, primeramente, contar el dinero necesario para el pago de la entrada. Se trata del pago inicial que se hace por ella, previo a la firma de las escrituras, y que corresponde, habitualmente, al 20% de su precio. El 80% restante se abona a través de la hipoteca (un 70% en caso de ser una segunda vivienda).

- De igual modo, para comprar una casa también es necesario ahorrar la cantidad suficiente para los costes derivados de la operación de compra-venta (como, por ejemplo, el IVA o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, este último solo si se trata de una casa de segunda mano), el coste de las escrituras o, en el caso de necesitarlas, las posibles reformas (habituales en las casas que no son de obra nueva).

También, a la hora de ahorrar para la compra de una casa, es recomendable valorar las condiciones de las hipotecas que ofrecen las distintas entidades bancarias. Sobre todo, y es quizás el aspecto que más puede ayudar a reducir gastos, hay que analizar el tiempo en el que se devolverá. ¿El motivo? Si se elige un periodo más largo, la cuota mensual será más baja (lo que hará más fácil su ahorro), aunque se abonarán más intereses, lo contrario que si este es más corto.

Elegir una opción u otra depende, en la mayoría de los casos, del nivel de ingresos de los miembros de la unidad familiar, el cual condiciona el presupuesto destinado a la casa. Si este es más alto, el número de años elegidos para el pago de la hipoteca suele ser menor (al poder hacer frente a una cuota mayor cada mes). En el caso de que este sea más limitado, el periodo de devolución tiende a alargarse en el tiempo (lo que hará posible abonar una mensualidad más reducida).

ahorrar comprar casa

¿Cuánto dinero hay que ahorrar para comprar una casa?

La cantidad a ahorrar para la compra de una casa fluctúa, en la mayoría de los casos por factores como:

- Si es de obra nueva o de segunda mano.

- Si está en una u otra Comunidad Autónoma.

- Si el porcentaje de financiación es mayor o menor.

Por ejemplo, y tomando como referencia el primer punto, los gastos son del 12% si la vivienda es de nueva construcción, quedando entre el 8% y el 10% (depende de lo marcado por el ITP) si ya ha tenido, al menos, un propietario.

¿Cómo puedo ahorrar para comprar una casa?

Son varias las soluciones que pueden ayudar a la hora de ahorrar para la compra de una casa, destacando:

- Controlar los gastos: tanto los que son fijos (luz, agua, gas, teléfono e internet, etc.) como aquellos que van unidos al día a día (por ejemplo, el primer café de la mañana en la oficina), deben analizarse para saber si son de imperiosa necesidad (o se pueden eliminar) y si se está pagando lo justo por ellos (o se puede rebajar). De esta forma, y solo abonando lo necesario, se podrá ahorrar para la compra de la casa. Mi día a día puede ayudarte con la gestión de estos, y otros gastos que sean menos comunes, de forma fácil e intuitiva.

- Disponer de una cuenta de ahorro (como la Cuenta Metas BBVA): es la más sencilla de realizar, ya que basta con solicitarla a tu entidad. Una vez abierta, se irá depositando en ella, mensualmente, una pequeña cantidad de dinero, bien manualmente (a través de los cajeros BBVA o por transferencia) o siguiendo las reglas, por ejemplo, de Programa tu Cuenta.

- Invertir tu ahorros: “poner el dinero a trabajar” permite, a medio-largo plazo, que este ofrezca un extra, en forma de rendimiento económico, de mayor cuantía en comparación con la cantidad invertida inicialmente. En BBVA disponemos de una amplia variedad de fondos de inversión, adaptados al perfil de riesgo del inversor y a sus objetivos.

Cuida de tu salud financiera

Siempre creando oportunidades, BBVA pone a disposición de sus clientes Salud Financiera, una experiencia que tiene como objetivo contribuir a que cualquier persona, sin importar su nivel de ingresos, pueda alcanzar un bienestar financiero, estado en el que la gestión del dinero impacta de forma positiva en su vida y al que es posible que llegue si equilibra sus ingresos y gastos, además de mejorar su toma de decisiones financieras.

¿Te gustaría saber más sobre qué es el ahorro y cómo la nueva experiencia Salud Financiera de BBVA puede ayudarte a mejorar tu capacidad al respecto? No lo dudes y consulta toda la información disponible en bbva.es y la ‘app’ de BBVA.