¿Cómo se puede hacer un presupuesto anual personal?

Un presupuesto anual personal determinará la relación que existe entre los ingresos de un individuo y los posibles gastos o deudas, además de los futuros ahorros que se puedan conseguir mediante esta planificación.

Si, financieramente hablando, no se quiere llegar a los malditos “números rojos”, un paso importante a dar es elaborar un presupuesto anual personal. Una solución muy efectiva, para la que se deben tener en cuenta dos factores: los ingresos que se reciben y los gastos que se realizan. 

El equilibrio de cualquier economía llega cuando los primeros (ingresos) son superiores a los segundos (gastos), lo que viene a significar que se cuenta con el dinero suficiente para hacer frente a las deudas. En el caso contrario (el presupuesto anual personal muestra que se necesita más dinero del que se consigue) se deberán tomar medidas con el objetivo de proporcionar la balanza.

¿Quieres mejorar tu salud financiera?
La app de BBVA te ayuda a gestionar mejor tus finanzas personales y a aumentar tus ahorros, para que puedas vivir más tranquilo.
¿Quieres saber cómo el presupuesto anual personal puede ayudarte a lograr tu objetivo? En este artículo detallaremos las características de este documento, qué tipo de ingresos y gastos hay que incluir en él y qué utilidades tiene. ¡Sigue leyendo!

¿Qué debe incluir un presupuesto anual personal?

En todo buen presupuesto anual personal deben añadirse:

- Ingresos (nómina, pensión, etc.).

- Gastos (hipoteca o alquiler, facturas de luz, agua o gas, seguros, etc.).

- Deudas (préstamos, créditos, etc.).

- Inversiones (acciones, dividendos, etc.)

Junto a estos conceptos, también han de aparecer otros menos habituales, como los que se puedan recibir a través de becas o inmuebles en alquiler o los que se abonen en relación al coche, teléfono, gimnasio o al banco

Una vez estén todos, y se tengan listados, se dará paso a la realización de un borrador, el cual terminará culminando en el presupuesto anual personal. Son varios los formatos en los que puede hacerse esta monitorización, desde el más clásico (el papel) a las herramientas (a usar desde móvil o web) o experiencias (como es Salud Financiera de BBVA).

presupuesto anual personal

¿Cómo se elabora un presupuesto anual personal?

A la hora de crear un presupuesto anual personal, no solo importa el ‘qué’ se añade (indicado en el apartado anterior). También se debe poner el foco en la forma de hacerlo, lo que implica:

- Ser rigurosos en la aplicación de los datos: las cantidades que se plasmen en el presupuesto anual personal, ya sean ingresos o gastos, deben ser reales. Hacer trampas, no incluyendo las cifras exactas, distorsionará los resultados y dará una visión errónea de las finanzas analizadas.

- Anotarlo todo: no hay que dejarse ningún ingreso o gasto sin apuntar, aún sea muy pequeño. De la precisión con la que se realice el presupuesto anual personal dependerá el acierto en la toma de decisiones posteriores.

De igual manera, y una vez se lleve a cabo el presupuesto anual personal, será necesario:

- Seguirlo al pie de la letra: una vez se haga el presupuesto, se estudie a fondo y se extraigan las conclusiones, se tomarán las medidas a seguir, las cuáles deberán cumplirse ‘a rajatabla’.

- Revisarlo cada cierto tiempo: saber si la planificación derivada del presupuesto anual personal está funcionando es muy importante. Por eso, se recomienda chequearla cada mes, para ver si sus efectos son los esperados o hay que hacer ajustes.

Realizar un presupuesto anual personal, con el que trabajar en ‘pro’ de un equilibrio perfecto entre ingresos y gastos, también hará posible que se fije una cantidad en concepto de ahorro. No importa si esta es pequeña o grande, lo primordial es contar con ese ‘dinero extra’ para posibles imprevistos, abonar deudas o, en el mejor de los casos, darse un capricho.

¿Para qué sirve un presupuesto anual personal?

La primera razón por la que debe llevarse a cabo un presupuesto anual personal, como hemos avanzado previamente, es el control de las cuentas. Pero no es la única. Un presupuesto anual personal nos permite, también:

- Visualizar, de manera global, los ingresos y los gastos en el largo plazo.

. Identificar aquellos gastos que son innecesarios, de cara a poder eliminarlos.

- Elaborar diferentes estrategias que mejoren el rendimiento del dinero.

- Reducir o abonar por completo, y a tiempo, las deudas.

- Definir las metas necesarias para alcanzar los objetivos de ahorro marcados.

¿Es recomendable realizar un presupuesto personal anual o mensual?

La realidad es que ninguno es más eficaz que el otro, por lo que escoger entre una u otra opción es solo cuestión de ver cuál se adapta mejor a las necesidades que se tengan.

En el caso del mensual, serán más los datos a recoger, aunque el proceso se hará poco a poco. En lo referente a resultados (sobre todo en el corto plazo), estos serán bastante precisos, ayudando esto a la toma de decisiones. En el caso del anual, y como única diferencia, la toma de información requiere mucha menos constancia, aunque la única vez que se lleve a cabo requerirá de más tiempo.

Cuida de tu salud financiera con BBVA

Siempre creando oportunidades, BBVA pone a disposición de sus clientes Salud Financiera, una experiencia que tiene como objetivo contribuir a que cualquier persona, sin importar su nivel de ingresos, pueda alcanzar un bienestar financiero, estado en el que la gestión del dinero impacta de forma positiva en su vida y al que es posible que llegue si equilibra sus ingresos y gastos, además de mejorar su toma de decisiones financieras.

¿Te gustaría saber más acerca de cómo la nueva experiencia Salud Financiera de BBVA puede ayudarte a realizar tu presupuesto anual personal? No lo dudes y consulta toda la información disponible en bbva.es y la ‘app’ de BBVA.