Así puedes ahorrar en comida y reducir tus gastos mensuales

Los gastos en la cesta de la compra suponen alrededor del 20% del total de nuestro presupuesto mensual, motivo por el que ahorrar en comida es esencial a la hora de sanear tus finanzas personales.

Dicen que ‘un manjar’ es un placer… y no se equivocan. Ya sea en el día a día o en ocasiones especiales, ponerse frente a un buen plato de comida (el tipo ya queda a elección del comensal) es algo que complace a todo el mundo. 

Sin embargo, lo que no se cuenta es lo que cuesta prepararlo. Y no nos referimos al proceso de elaboración, que también es muy trabajoso, sino al gasto que supone la compra de los alimentos necesarios para que pueda llevarse a cabo.

¿Quieres mejorar tu salud financiera?
La app de BBVA te ayuda a gestionar mejor tus finanzas personales y a aumentar tus ahorros, para que puedas vivir más tranquilo.
Este gasto en comestibles, como bien se puede deducir, puede llegar a llevarse una parte importante del presupuesto mensual de cualquier familia, lo que hace más importante aún la toma de medidas que permitan ahorrar en comida. En este artículo vamos a mostrarte algunas de ellas. ¡Sigue leyendo!

Ahorrar en comida, ¿cómo conseguirlo?

Ahorrar en comida es clave, junto a la rebaja en el gasto de suministros (como la luz, el agua o el gas), para la economía de muchas familias, ya que permite que estas dispongan de un ‘dinero extra’ con el que llegar a fin de mes sin agobios. 

Así, y para ahorrar en comida ya desde hoy, se pueden llevar a cabo las siguientes acciones:

Listar los productos que se necesiten

Antes de salir a hacer la compra, y para no volver a casa con productos que sean innecesarios, es imprescindible hacer una lista que incluya, exclusivamente, lo que falte en la nevera (ni más, ni menos). Si se quiere ahorrar en comida, los caprichos deben quedarse en el estante… ¡del supermercado!

No dejarse llevar por todas las ofertas

Si bien es cierto que los descuentos hacen que el importe a pagar reflejado en el ticket de compra sea inferior, no siempre son la mejor opción. Creados como un reclamo, llaman la atención del consumidor (con rebajas del 50% o con el conocido ‘llévese 3 y pague solo 2’), haciendo que este los aproveche aun sabiendo que no tiene la necesidad de hacerlo, ya que dispone del producto. Por eso, y para ahorrar en comida, a veces hay que dejarlos pasar y esperar a la siguiente ocasión.

ahorrar en comida

No tener hambre cuando se vaya a la compra

Ir al supermercado al salir del trabajo o a la hora de comer, sin haber consumido alimento alguno, puede resultar contraproducente para tu bolsillo. ¿Por qué? Es sencillo: tener el estómago vacío hace que todo lo que esté en los estantes resulte apetecible, lo que puede derivar en una compra compulsiva de productos que, en realidad, no estén incluidos en la lista de necesidades elaborada antes de ir. Así, y como consecuencia de este acto, se le estará dando un “mordisco” adicional al presupuesto familiar, que se puede ahorrar si se va a por comida con la barriga llena.

Comprar productos que sean de temporada

Cada alimento tiene su momento, algo que se debe tener en cuenta a la hora de ahorrar en comida. Por eso, y para no encarecer la lista de la compra, lo recomendable es hacerse con los que son propios de la época en la que uno se encuentra. Serán más económicos y, además, de mejor calidad. Es cierto que a veces apetece darse un capricho, pero… ¿se está dispuesto a pagar el precio o se prefiere esperar?

De igual modo, y junto a las soluciones previamente mostradas, también ayuda a ahorrar en comida el acudir a comercios de proximidad (suelen ser más baratos) o el practicar lo que se conoce como la cocina de aprovechamiento (evitando, con ello, que los alimentos acaben en la basura). Tampoco hay que olvidar que cocinando para más de un día se suele ahorrar en comida. Puede ser repetitivo para el paladar, pero el bolsillo lo va a agradecer… ¡y mucho!

Cuida de tu salud financiera

BBVA pone a disposición de sus clientes Salud Financiera, una experiencia que tiene como objetivo contribuir a que cualquier persona, sin importar su nivel de ingresos, pueda afrontar el futuro con tranquilidad. Para ello, y a través de la app, la entidad ayuda a que se pueda llevar un mejor control del día a día, a ahorrar, a poder hacer crecer el dinero y a planificar el futuro.

¿Te gustaría saber más sobre cómo la nueva experiencia Salud Financiera de BBVA puede ayudarte con el ahorro en comida? No lo dudes y consulta toda la información disponible en bbva.es y la ‘app’ de BBVA.