Condiciones especiales de los préstamos para afiliados a Muface

Si eres mutualista de Muface, tienes derecho a préstamos con condiciones especiales. ¡Descúbrelas!

El acceso a un préstamo o crédito personal conlleva una serie de obligaciones para la persona que lo solicita de tal manera que, antes de acceder a uno, es conveniente conocer las ventajas, cargas y peculiaridades del mismo, que pueden variar en función de la finalidad para la que se necesite o de los requisitos establecidos por las propias entidades.

Si necesitas más información sobre los préstamos para mutualistas de Muface, puedes consultar las opciones que ofrece BBVA llamando al 91 833 07 01 o bien dirigiéndote a una oficina BBVA para hablar con un gestor, identificándote como miembro de este colectivo profesional.

¿Formas parte de un colectivo profesional? ¡Enhorabuena!
Disfruta de condiciones especiales en diferentes productos y servicios en BBVA.

Cuáles son los elementos de estos créditos

Antes de explicar las características particulares de un préstamo para mutualistas de Muface, conviene saber que se trata de un contrato por el que una parte (el banco o prestamista) entrega a otra (el cliente o prestatario) una cantidad de dinero, estipulada previamente, que el cliente se obliga a devolver en un período de tiempo determinado, normalmente junto al pago de unos intereses, que varían en función del préstamo. Para entender la diferencia entre estos, el cliente debe conocer tres conceptos básicos: capital, interés y plazo.

El capital es la cantidad de dinero solicitada a la entidad financiera por el cliente. El interés, por su parte, es un porcentaje que representa el beneficio de la entidad por su servicio de préstamo. Por último, el plazo hace referencia al periodo de tiempo del que dispone el cliente para devolver el principal más el interés, y que aparece estipulado en el contrato.

Tipos de préstamos

Aunque cada día existen más productos financieros diseñados a medida del cliente, los préstamos bancarios pueden dividirse en dos grandes categorías: préstamos personales y préstamos hipotecarios.

Los préstamos hipotecarios son contratos en los que una entidad financiera concede al cliente una determinada cantidad de dinero (también conocido como capital o principal del préstamo), destinado a financiar la compra o reforma de una vivienda y, en ocasiones, a la puesta en marcha de un negocio, con la condición de que el cliente devuelva esa cantidad más los intereses correspondientes en el plazo que se estipule. El importe total es superior al de los préstamos personales y, además, el banco cuenta con una garantía real que no tiene en el caso de los créditos personales: el propio inmueble que se adquiere.

Por su parte, un préstamo personal responde normalmente a necesidades específicas del cliente en un momento determinado. Dependiendo de la finalidad pueden encontrarse distintas modalidades de préstamo, como el préstamo al consumo (para financiar bienes de consumo de diferentes clases), préstamo coche (para la adquisición de vehículos), préstamos de estudios, etc. Las entidades también pueden pre-conceder a determinados clientes, en función de su capacidad financiera, préstamos rápidos o automáticos, que el cliente tiene a su disposición de manera inmediata si lo necesita.

La concesión de los préstamos siempre está sujeta a ciertos requisitos, fijados según directrices propias del banco. También hay que tener en cuenta que, dentro de las categorías ya mencionadas, cada entidad ofrece préstamos con unas características diferentes. Para poder comparar hay que considerar aspectos como el tipo de interés, las comisiones de apertura y cancelación, los plazos de amortización y otros gastos.

Condiciones especiales de los préstamos para afiliados a Muface

Como ya se ha mencionado, cada entidad pide una serie de requisitos determinados antes de conceder un préstamo, pero hay algunas condiciones que suelen repetirse de una entidad a otra. Entre ellas generalmente se encuentran la estabilidad laboral, unos ingresos mínimos suficientes para hacer frente a las cuotas y capacidad de ahorro.

Teniendo esto en cuenta, pertenecer a determinados colectivos profesionales puede suponer una ventaja a la hora de contratar un producto bancario con una entidad financiera. Este es el caso de los funcionarios afiliados a Muface (Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado), cuya estabilidad laboral los coloca en una posición privilegiada para negociar las condiciones de un préstamo con su banco (con la domiciliación de la nómina como principal elemento de vinculación).

En concreto, BBVA mantiene un convenio de colaboración con MUFACE por el que ofrece préstamos para mutualistas de esta entidad, tanto personales como hipotecarios, con condiciones muy ventajosas. Por un lado, tiene para ellos dos modalidades de hipoteca: una variable y otra de tipo fijo, sin comisión de apertura y con unos tipos de interés más bajos que los de otros productos de este tipo. Por otro lado BBVA también les ofrece créditos personales. Aunque para recibir estos préstamos no es necesario domiciliar la nómina en la entidad, las condiciones de los mismos son mejores para los que lo hacen.

Hay que tener en cuenta que todas estas condiciones pueden variar en función de la situación del mercado, sobre todo en el caso de las hipotecas. Por ello, antes de pedir cualquier préstamo te recomendamos que estudies sus características detenidamente para luego poder escoger el que mejor se ajuste a tus necesidades. 

¿Eres mutualista de Muface?
BBVA te ofrece servicios y productos con condiciones especiales para ti.

Descubre Espacio Colectivos de BBVA

Si estás afiliado a Muface, y eres cliente de la entidad, desde la app de BBVA podrás acceder a Espacio Colectivos. En él encontrarás toda la información relativa a las ventajas y condiciones exclusivas sobre los productos y servicios propios del colectivo al que perteneces. 

El acceso a Espacio Colectivos se realiza desde tu Área Privada (a la que has entrado previamente con tu usuario y contraseña), en el apartado de Experiencias. La primera vez te aparecerá pantalla de bienvenida, donde te explicamos qué es un colectivo profesional y cuáles son las ventajas que tiene para ti ser miembro de uno. Desde ahí, entrarás en tu propio espacio, donde podrás ver las ofertas y condiciones especiales disponibles para tu colectivo en concreto. 

¿Quieres saber más sobre Espacio Colectivos de BBVA? Entra en la app de BBVA y descúbrelo. Y si todavía no la tienes, descárgatela aquí.