¿Qué es la deducción por movilidad geográfica y cómo afecta al IRPF?

Descubre las características y las condiciones asociadas a esta deducción.
En España, la población activa tiene cada año una cita con la declaración de la renta, cuyo periodo de presentación suele comenzar en abril y terminar a finales de junio. A pesar de que se trata de una gestión recurrente, es recomendable mantenerse informado para poder aplicar todas las deducciones a las que se tiene derecho. En este artículo, te explicamos qué es la deducción por movilidad geográfica en el IRPF, sus requisitos, el límite deducible y cómo reflejarla en la declaración. 
Top Calculadora Nomina
¿Quieres saber lo que vas a cobrar al mes o al año?
Nuestra calculadora de sueldos te ayuda a saberlo.

Deducción por movilidad geográfica: qué es y cómo se regula

La movilidad geográfica se define como el traslado de un trabajador a una localidad diferente a la de su residencia habitual por motivos laborales. En cuanto al marco legal existente, el artículo 19.2 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) señala que cualquiera que traslade su residencia habitual a otro municipio por motivos laborales podrá disfrutar de una deducción por movilidad geográfica en el IRPF de la declaración de la renta.

Requisitos para la aplicación de esta deducción por movilidad geográfica en el IRPF

El objetivo de esta bonificación es paliar los gastos asociados al cambio de residencia, pero para acceder a ella no basta con mudarse: las personas físicas deberán cumplir obligatoriamente una serie de requisitos.

En primer lugar, la persona que se traslada tiene que estar registrada como demandante de empleo. Así, para poder disfrutar de esta bonificación, el trabajador tendría que estar apuntado en el paro antes de aceptar el nuevo puesto. Aquellas personas que se trasladen por trabajo sin estar inscritas en la oficina de empleo no podrán acceder a la deducción. Además, cabe destacar que la Ley del IRPF no contempla la necesidad de estar registrado en el paro durante un periodo de tiempo determinado para poder acceder a la bonificación. Por ejemplo, es posible inscribirse hoy en la oficina de empleo y aceptar un puesto dentro de una semana.

En caso de que se cumplan los requisitos y se solicite la bonificación, es muy importante conservar todos los documentos que justifiquen la antigua condición de demandante de empleo, como los resguardos del Servicio Público Estatal de Empleo (SEPE). La Agencia Tributaria podría solicitarlos para confirmar que la persona tiene derecho a la deducción.

Por otra parte, el trabajador tendrá que aceptar un puesto de trabajo en una localidad distinta a la de su residencia habitual. No se recoge un mínimo de días de duración del contrato, así que no es necesario que sea indefinido, sino que podrá tratarse de un contrato temporal para cubrir una baja, realizar una sustitución o reforzar la plantilla en una época de mucha actividad.

Finalmente, será necesario modificar la residencia habitual y acreditar que este cambio es real. Esta acreditación podrá realizarse mediante un contrato de alquiler o empadronándose en el municipio en cuestión. Esta última gestión no es obligatoria, pero despeja muchas dudas a la hora de evaluar si la persona tiene derecho a la deducción. Asimismo, es conveniente conservar las facturas recurrentes del nuevo domicilio, que deberán estar a nombre de la persona que solicita la deducción.

Cantidad deducible y periodo máximo de aplicación

Una vez definido el concepto de movilidad geográfica en el IRPF, conviene determinar la cantidad deducible y su periodo de aplicación. En este sentido, el trabajador podrá deducir un máximo de 2.000 € durante dos años.

En caso de que una pareja presente la declaración de la renta de forma conjunta, el importe total que podrá deducirse será también de 2.000 €, es decir, esta cantidad no se multiplicará por dos. Por ello, si ambos tienen derecho a la bonificación por movilidad geográfica, presentar la declaración por separado podría suponer una ventaja.

Cómo aplicar la deducción por movilidad geográfica en la declaración de la renta

Para poder beneficiarse de la deducción por movilidad geográfica en el IRPF, el trabajador tendrá que cambiar su residencia habitual en la declaración de la renta. Después, bastará con marcar la casilla 19, correspondiente al “incremento para contribuyentes desempleados que acepten un puesto de trabajo que exija el traslado de su residencia a otro municipio”.

En definitiva, saber en qué consiste la movilidad geográfica en el IRPF es crucial para los trabajadores que necesiten cambiar de residencia por motivos laborales, ya que, si estaban inscritos en el paro y se trasladan a otro municipio por trabajo, podrán beneficiarse de una deducción de hasta 2.000 € durante dos años. 

Center Calculadora Nomina
¿Buscas una cuenta en la que ingresar tu nómina?
Hazlo en la Cuenta Nómina Va Contigo y no pagues comisiones por tu cuenta y tarjeta, cumpliendo condiciones.
Cambies o no de lugar de residencia, puedes calcular ahora tu salario bruto anual o el importe neto mensual, las retenciones que te corresponden o el importe de tus pagas (mensuales y extra) a partir de una mínima información económica, personal y laboral con nuestra calculadora de sueldo. Y si lo que buscas es una cuenta en la que domiciliar tu nómina, dispones de la Cuenta Nómina Va Contigo, la cual no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito de cada titular o de crédito para el titular de la cuenta (previa aprobación de BBVA), solo por cumplir una de estas condiciones: domiciliar tu nómina superior a 800 €, pensión o desempleo a partir de 300 € o tener ingresos trimestrales de mínimo 2.500 €. También está libre de comisiones la retirada de efectivo a débito en más de 6.000 cajeros automáticos en toda España y las transferencias online realizadas en la EEE. Además, dispondrás de un gestor un gestor personal y su equipo en la app de BBVA e incluso podrás recibir tu nómina antes de que te la ingresen en cuenta. Funciona como un préstamo: nosotros te adelantamos tu nómina (de hasta 5.000 €) y tú tienes hasta 6 meses para devolverla. Entra en bbva.es y descubre cómo te puedes beneficiar de un cuenta ideada para una gestión óptima de tus finanzas.