Así es la cuenta joven que te permite ahorrar en tus compras online

Descubre las características de la cuenta que te ayuda a ahorrar.
Las compras online han experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. Actualmente, es posible encontrar prácticamente todo tipo de productos en Internet, procedentes de cualquier rincón del planeta. Si eres de esos que adquiere la mayoría de los productos que consume en las distintas tiendas o plataformas online en activo, este es tu artículo. En él vamos a explicarte cómo es la cuenta joven que te permite ahorrar en tus compras online y, además, te facilitamos una serie de consejos adicionales para que pagues menos comprando los mismos productos.
Top Banner Online Joven
Hazte con la Cuenta Online para Jóvenes sin comisiones ni condiciones
Disfruta de ella gracias nuestro Pack Joven, que también incluye la Tarjeta Joven Ahora y el Carnet de estudiante ISIC

Características de la cuenta joven perfecta para realizar compras online

En la mayoría de los casos, las compras online se abonan con tarjeta de crédito o débito, las cuales se encuentran asociadas a una cuenta bancaria, como en el Pack Joven que te ofrece BBVA, compuesto de la Cuenta Online para Jóvenes, la Tarjeta Ahora Joven y el Carné Estudiante ISIC. A la hora de valorar si es mejor opción para ti,  debes tener en cuenta los siguientes factores:

  1. Sin comisiones: si el objetivo es ahorrar en las compras online, lo mejor es buscar una cuenta que no las tenga. La Cuenta Online para Jóvenes está exenta de comisiones y condiciones de la cuenta y la tarjeta, lo que la convierte es una muy buena alternativa.
  2. Descuentos: son muchas las cuentas que proporcionan, adicionalmente, este tipo de beneficio. El Pack Joven ofrece, junto a la Cuenta Online para Jóvenes y la Tarjeta Ahora Joven Joven + el Carné Joven Estudiante ISIC, el cual da acceso a más 150.000 descuentos en 135 países. Y si eres nuevo cliente, podrás disfrutarlo gratis durante los primeros 12 meses, sin renovación automática (se le preguntará al cliente si desea continuar con su carné de descuentos).

Claves para gastar menos en las compras en línea

Hoy en día, no se tarda más de cinco minutos en adquirir cualquier producto, independiente de su lugar de procedencia. Esto es posible gracias a las compras online, las cuales abren al cliente la puerta a un mundo lleno de oportunidades que, además, esconde ciertos riesgos. Por ejemplo, el pago con tarjeta hace más difícil el control el dinero que se gasta, es decir, resulta más fácil desprenderse de él. Para evitar este y otros problemas, debemos tener en mente una serie de consejos para que las compras online sean tan rentables como las efectuadas en tiendas físicas:

  • Prestar atención a los gastos de envío, los cuales suelen encarecer el precio total de la compra online. Algunos portales exponen el coste de estos gastos de envío de forma visible, pero otros esperan a la última fase del proceso de compra para mostrarlo. Por ello, y antes de decantarse por un producto o servicio, es crucial cerciorarse de lo que se cobrará por su envío, evitando así que lo aparentemente barato acabe saliendo caro.
  • Comparar precios a través de Internet antes de efectuar una compra en un portal o plataforma online determinada. Y es que, aunque parezca que el importe ofertado es bueno, puede que otras páginas tengan un descuento en el mismo producto y salga más barato.
  • Buscar cupones de descuento aplicables en las diversas plataformas de compras online existentes. Algunos ejemplos son Cuponation, Groupon, ClicPlan, LetsBonus o, en el caso de los jóvenes, ISIC.
Center Banner Cuenta Online Joven
Consigue los mejores descuentos gracias al Carnet de Estudiantes ISIC
Hazte con él contratando la Cuenta Online para Jóvenes y disfruta de 12 meses gratis si eres nuevo cliente
  • Aprovechar ofertas exclusivas para compras online, fruto del auge de las mismas en estos último años, como el Cyber Monday, que se celebra el lunes siguiente al Black Friday. A esto se unen las rebajas, las cuales se inician, en muchos, primero en las páginas web de las marcas.
  • Realizar un consumo responsable, es decir, adquirir únicamente aquellos productos que sean necesarios. Esto evitará gastos superfluos o, incluso, llegar a caer en la compra compulsiva de artículos o servicios que no se requieren, y fomentará el ahorro.