> 
 > 
Crédito hipotecario

Crédito hipotecario: definición y tipos

Consejos útiles y explicación acerca de los créditos hipotecarios

En un crédito hipotecario un cliente, dispone de una cantidad de dinero comprometiéndose a devolverlo normalmente mediante cuotas periódicas, junto con los intereses asociados. Se realiza a medio o al largo plazo, y se suele respaldar con la garantía de una vivienda, en unas condiciones pactadas con el banco, y plasmadas en un contrato.

Existen varios tipos de préstamo/crédito hipotecario, normalmente determinados por el tipo de cuotas (ya que son abiertas y pueden variar con el tiempo, si el cliente lo solicita, y la entidad bancaria lo aprueba). Por ejemplo, puede acordarse pagar cuotas más pequeñas al principio, para ir creciendo con los años. Esta modalidad puede ser interesante si, por ejemplo, contemplamos un ascenso salarial. O podría ser al revés: pagar cuotas mayores en un primer momento, y decrecientes en el tiempo (conveniente si, por ejemplo prevemos otro gasto a medio o largo plazo).

Créditos hipotecarios - BBVA

Un crédito hipotecario comparte muchas semejanzas con el préstamo hipotecario. Aunque tienen la misma finalidad, funcionan de manera diferente. Es importante conocer las particularidades de cada modalidad a la hora de decidirse por una u otra; hemos de elegir la que mejor se adapte a nuestras condiciones.

Así, el préstamo hipotecario es cerrado: tiene unas condiciones determinadas en un contrato, que en caso de que se quieran modificar por el cliente, una vez formalizado el préstamo hipotecario, deberá hacerse una novación (por ejemplo, para ampliar el plazo de duración, el importe a financiar, etc…).

En cambio, en el crédito hipotecario se concede una cantidad de dinero, y el titular puede disponer del total o de solo una parte de ese dinero concedido. Cada vez que necesite más dinero puede disponer del que quede pendiente, siempre que la cantidad total que esté utilizando no supere el límite de crédito que concedió el banco.

Por otro lado, hay varios factores más que distinguen ambos productos, tales como el tipo de interés –generalmente mayor en los créditos-, las comisiones, o las subrogaciones, etc....

Si vas a solicitar un crédito hipotecario, un buen consejo es que analices primero tu situación financiera actual y futura, en la medida de lo posible. A la hora de devolverlo, es importante planificar el pago, pues normalmente se devuelve en bastantes años, y hay que tenerlo en mente a la hora de hacer cálculos. Contempla otros gastos que vayas a tener en el tiempo, mira tu capacidad de ahorro y destina un porcentaje fijo de éste para devolver tu crédito.

Crédito hipotecario: definición y tipos

Productos

Descubre el catálogo de hipotecas de BBVA

Hipoteca Variable BBVA

Si quieres comprarte una casa, tenemos una hipoteca variable pensada para ponértelo más fácil.

Hipoteca Fija BBVA

Con la Hipoteca Fija BBVA paga la misma cuota todos los meses, sin subidas, sin sorpresas

Subrogación de hipoteca a tipo fijo BBVA

Con la Hipoteca Fija BBVA paga la misma cuota todos los meses, sin subidas, sin sorpresas

Subrogación de hipoteca a tipo variable BBVA

En BBVA queremos mejorar las condiciones de tu hipoteca y ayudarte con todas las gestiones.