BBVA Baby Planner

Te acompañamos antes, durante y después de tener a tu bebé

Tus derechos para conciliar vida laboral y familiar


Subir

12 diciembre 2017

Marta Rubio. Periodista.

Tus derechos para conciliar vida laboral y familiar

Te explicamos los derechos que establece la ley para conciliar la vida familiar y laboral

Cuando nace un hijo, las prioridades cambian. Uno de los principales objetivos es encontrar el equilibrio entre el trabajo y la nueva faceta familiar. Para lograr esa conciliación, la ley contempla diferentes permisos y medidas de conciliación para los padres.

1. La baja maternal

El nacimiento de un hijo y la adopción o acogimiento durante más de un año de un menor de 6 años, o un menor de 18 años con alguna dificultad para incorporarse a la familia, da derecho a un permiso laboral de 16 semanas.

  • Si el niño tiene algún tipo de discapacidad, el permiso es de 18 semanas.
  • En caso de parto múltiple, se suman 2 semanas por cada hijo a partir del segundo.
  • En casos de parto prematuro o de necesidad de hospitalización del bebé, la madre puede interrumpir el descanso una vez cumplidas las 6 semanas obligatorias. No obstante, si el bebé se queda ingresado en el hospital más de siete días, la baja maternal puede ampliarse de manera excepcional tantos días como el bebé esté ingresado hasta 13 semanas más.

En la maternidad biológica:

  • Las 6 primeras semanas las debe tomar obligatoriamente la madre en jornada completa.
  • Los 10 restantes se pueden ceder al padre o compartirlas con él y disfrutarlas simultáneamente.
  • Estas 10 semanas se pueden disfrutar en jornada completa o parcial, siempre que haya un acuerdo con la empresa. 

En los casos de adopción y acogimiento:

  • Si trabajan los dos progenitores, pueden repartirse el tiempo para disfrutar del descanso en paralelo o de manera consecutiva. Eso sí, deben ser periodos sin interrupción y que no sumen más de 16 semanas.
  • Toda la baja se puede tomar en jornada completa o parcial, siempre que haya un acuerdo con la empresa.
  • En la adopción internacional, cuando es necesario el desplazamiento de los padres al lugar de nacimiento del bebé, el permiso puede empezar hasta 4 semanas antes de la resolución por la que se constituye la adopción.

Prestación por maternidad

Durante el tiempo que está de baja, la trabajadora recibe una prestación económica de la Seguridad Social, equivalente al 100 por 100 de su base reguladora (es decir una cantidad diaria que se obtiene de dividir el sueldo antes de las retenciones entre 30 días).
Requisitos

  • Trabajar por cuenta ajena, o ser autónoma o empleada del hogar y estar al corriente del pago de las cotizaciones a la Seguridad Social.
  • Acreditar los siguientes periodos de cotización:
    • Menos de 21 años en el momento del parto: no es necesario.
    • Entre 21 y 26 años en el momento del parto: 90 días en los 7 años previos o 180 días en toda la vida laboral.
    • Más de 26 años: 180 días en los 7 últimos años o 360 días a lo largo de la vida laboral.

2. Baja paternal

Los padres trabajadores tienen derecho a un permiso de paternidad de cuatro semanas interrumpidas. En caso de paternidad múltiple, se amplía en dos días más por cada hijo a partir del segundo hijo.

  • Es independiente de la opción de compartir el permiso por maternidad. Es decir, el padre puede disfrutar de los dos si la pareja así lo acuerda.
  • El permiso se puede tomar a jornada completa o parcial, siempre que haya acuerdo con la empresa.

¿Cuándo puede disfrutarse?

  • En el periodo comprendido entre la finalización del permiso por nacimiento de hijo (2 días por norma general), o desde que se produce la resolución judicial de adopción, hasta que finaliza el permiso por maternidad.
  • Inmediatamente después del permiso por maternidad.

La prestación por paternidad

Durante la baja, el trabajador recibe de la Seguridad Social el 100% de la base reguladora.

Requisitos:

  • Trabajar por cuenta ajena, ser autónomo o empleado del hogar y estar al corriente del pago de la cotización a la Seguridad Social.
  • Haber cotizado 180 días en los últimos 7 años o 360 días a lo largo de su vida laboral.

3. Permiso por lactancia

El artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores establece que el padre o la madre (solo uno de ellos) pueden pedir un permiso por lactancia para alimentar al bebé hasta los 9 meses (o más, si el convenio colectivo mejora este derecho). Este permiso no afecta al salario.

  • El permiso consiste en una hora de ausencia del trabajo que se podrá dividir en dos fracciones (dos medias horas).
  • Existe la opción de sustituir el permiso por una reducción de jornada de media hora, a la entrada o la salida.
  • Muchos convenios colectivos dan la posibilidad de acumular el permiso en jornadas completas y alargar así la baja maternal. Esta opción también se puede acordar con el empresario.

4. Reducción de jornada por cuidado de menores

Ambos padres tienen derecho a solicitar una reducción de su jornada con una disminución proporcional de su salario, sin que se vean afectados sus puestos de trabajo ni sus derechos.

  • Pueden solicitar la reducción los trabajadores, hombre o mujer, que tengan la guarda legal y el cuidado directo de un menor de 12 años.
  • La jornada laboral se puede reducir como mínimo un octavo de la jornada diaria y como máximo la mitad.
  • El trabajador tiene derecho a decidir el horario y la duración de la reducción. No obstante, los convenios colectivos pueden establecer unos criterios atendiendo a la conciliación laboral y a las necesidades productivas u organizativas de la empresa.
  • El salario se reduce en proporción a la parte de la jornada que se deja de trabajar.
  • Durante los dos primeros años de la reducción, las cotizaciones se computan a jornada completa de cara a prestaciones de jubilación, maternidad, paternidad, incapacidad temporal, etc.

5. Reducción de jornada por cuidado de menores afectados por una enfermedad grave

Cuando los dos padres trabajan y tienen a su cargo a un menor afectado por cáncer o cualquier otra enfermedad grave, que necesita un ingreso hospitalario de larga duración o cuidados directos y permanentes, uno de los padres tiene derecho a una reducción de jornada con las siguientes características:

  • La reducción es como mínimo de la mitad de su jornada laboral.
  • La duración del permiso coincidirá con el periodo que dure la hospitalización o el tratamiento continuado.
  • Como el salario disminuye proporcionalmente a la jornada reducida, la Seguridad Social compensa la pérdida de ingresos con un subsidio equivalente al 100 % de la base reguladora establecida para la prestación por incapacidad laboral en proporción a la reducción de la jornada.
  • El convenio colectivo puede establecer los supuestos por los que esta reducción se podrá acumular en jornadas completas.

6. Excedencia laboral

Tanto el padre como la madre pueden pedir una excedencia (permiso sin sueldo) hasta que el niño cumple tres años sin perder la antigüedad en la empresa.

  • Se puede pedir desde el nacimiento del hijo o la fecha de la decisión administrativa de acogimiento o guarda.
  • Durante el primer año de excedencia por cuidado de hijos, se reserva el puesto de trabajo. Pasado ese tiempo, se reserva un puesto dentro del mismo grupo profesional o categoría equivalente.
  • En caso de familia numerosa, el puesto de trabajo se reserva durante 15 meses en las familias de categoría general, o 18 meses en las de categoría especial.
  • Los tres años de excedencia contabilizan como periodo cotizado a la Seguridad Social.
  • El tiempo de excedencia no afecta a la antigüedad del trabajador en la empresa.
  • El trabajador tiene derecho a asistir a cursos de formación profesional durante la excedencia.
  • La excedencia se puede disfrutar de manera fraccionada.

Puedes ver los términos y condiciones de BBVA Baby Planner. Si continúas navegando entenderemos que te parece bien.