Nota simple en el registro de la propiedad, ¿cómo puedo solicitarla?

Te explicamos el procedimiento que hay que seguir para solicitar este útil documento

La nota simple informativa del registro de la propiedad es un documento en el que se recogen diferentes aspectos de la situación jurídica de un bien inmueble determinado. 

¿Quién puede pedir la nota simple?

Cualquier persona puede solicitar la nota simple, dado que el Registro de la Propiedad es público, aunque solo se expedirá a aquellas que la pidan (presencialmente y online).

¿Dónde se puede pedir la nota simple?

La nota simple se expide, como hemos avanzado, en la sede física o en la web del Registro de la Propiedad al que corresponda el inmueble, pudiendo solicitarse también en la web del colegio de registradores. Para conseguir la nota simple, en cualquiera de los dos casos mencionados (registro online o presencial), hay que pagar la tasa correspondiente.

¿Cuánto cuesta la nota simple?

Tanto si se acude presencialmente como si se hace la petición ‘online’, existe un coste al solicitar la nota simple en el Registro de la Propiedad, que el peticionario debe sufragar. También es posible que la inmobiliaria, si se contrata para la gestión del proceso de compraventa, se encargue de conseguir la nota simple (no repercutiendo su coste).

¿Cómo solicitar la nota simple?

Realizar la solicitud de la nota simple es un proceso fácil que requiere, al menos, la presentación de alguno de estos datos:

Datos registrales

En este caso, las personas interesadas en obtener la nota simple han de tener el número de registro de la propiedad, así como el municipio y la ubicación concreta de esa finca.

IDUFIR (o Identificador Único de Finca Registral)

También se puede pedir la nota simple con el IDUFIR (o Identificador Único de Finca Registral), único para cada vivienda. Es, básicamente, el DNI asociado a cada inmueble. No será necesario tener más datos si disponemos del IDUFIR de la vivienda.

Datos del titular

Otra opción, a la hora de solicitar la nota simple, es realizar una búsqueda con los datos del titular. Para ello, es preciso conocer el nombre completo del propietario, además del NIF del mismo. Es posible que esta búsqueda ofrezca unos resultados extensos, por lo que es posible que el registrador pida una mayor concreción pues ese titular podría disponer de más de una propiedad. También pedirá indicar en qué municipio o comunidad autónoma se encuentra la finca, entre otros muchos casos.

Localización del inmueble

Pese a que es más complicado de llevar a cabo, a la hora de solicitar una nota simple también se pueden realizar búsquedas con datos relacionados con la localización del inmueble. Es decir, se debe disponer de la dirección completa del mismo. Hay que tener en cuenta que el Registro de la Propiedad dispone de una gran base de datos con todos los inmuebles del país, pero también que la información que se tiene podría no coincidir con la del Registro. Por ello, es importante que la dirección a consultar sea la misma que la del Registro de la Propiedad.

nota simple registro

La información que hay en la nota simple del registro

Los aspectos que recoge la nota simple del registro de la propiedad tienen que ver con:

Titularidad: es necesario conocer el propietario del inmueble, además de la participación de la finca en posibles zonas comunes.

Cargas: la nota simple incluye información sobre posibles cargas, sobre si la vivienda está hipotecada o si tiene algún tipo de embargo. De tenerlas, las cargas del bien inmueble pasan a ser responsabilidad del nuevo propietario.

- Descripción: también cuenta con las características de la finca, como su localización, la superficie útil y la construida, la parcela, la división horizontal o el número de referencia catastral. Además, debe constar si se dispone de algún tipo de régimen especial, como la protección pública.

¿Para qué sirve pedir una nota simple en el registro?

Pedir una nota simple en el registro de la propiedad tiene un valor meramente informativo. Pero, al mismo tiempo, puede servir para conocer detalles relevantes sobre un bien inmueble que interese comprar, como quién es su verdadero propietario o si cuenta con cargas de las que no tenías constancia. Además, a la hora de tasar una vivienda para pedir una hipoteca, será necesaria esta solicitud de la nota simple, ya que el tasador la pide (con una fecha de validez menor a tres meses).

¿Cuánto tarda en recibirse la nota simple?

La nota simple se envía, tras solicitarla, en un plazo que oscila, habitualmente, entre las 24 y las 48 horas (pudiendo reducirse el tiempo de espera, aunque en contadas ocasiones, por debajo de esta franja).

¿Buscas una hipoteca para tu nueva vivienda?

Si ya sabes qué casa quieres comprar, y lo que necesitas es financiación, consulta las condiciones de nuestra hipoteca fija y variable en bbva.es y en la app de BBVA. Además, ponemos a tu disposición nuestro simulador de hipotecas, con el que podrás calcular la cuota de tu hipoteca de forma rápida y sencilla. ¡Hazlo ahora!
Y si estás pensando en comprar una casa, pero aún no te has decidido, en BBVA te ofrecemos toda la información que necesitas para hacerlo, paso a paso, en esta Guía.

También podría interesarte