BBVA - Banca Electrónica

Hipoteca Fija BBVA

Desde

1,95 % TIN

TAE 2,73 %

Hipoteca Fija BBVA

Con la Hipoteca Fija BBVA pagas la misma cuota todos los meses, sin subidas, sin sorpresas. Siempre sabrás cuánto vas a pagar, y podrás planificar y organizarte como prefieras.

  • Interés fijo, desde un 1,95 % TIN (TAE 2,73 %).
  • Hasta 30 años de plazo, para primera vivienda.

Solicita información


La Hipoteca Fija BBVA es un préstamo destinado a las personas residentes en España, que quieren financiar la compra de una vivienda garantizada por la hipoteca y que tengan una cuenta en BBVA.

Condiciones del tipo de interés


_

Explicación sobre los ingresos: 

(1) Ingresos netos iguales o superiores a 1.500 € al mes en el caso de un titular, o iguales o superiores a 2.000 € mensuales en el caso de dos titulares. (2) Ingresos netos inferiores a 1.500 € al mes en el caso de un titular, o 2.000 € mensuales en el caso de dos titulares


Para aplicar estos tipos de interés es necesario:

  • Domiciliar de forma ininterrumpida la nómina, pensión, desempleo o autónomos en BBVA. Tener contratada una tarjeta de crédito BBVA y utilizarla en comercios, al menos una vez en los 6 meses anteriores a la revisión del tipo de interés. 
  • Tener contratado, vigente y al corriente de pago el seguro de vivienda con BBVA Seguros y un seguro de amortización de préstamo o seguro de vida con BBVA Seguros. 
  • Tener contratado un plan de pensiones o EPSV BBVA, y realizar una aportación anual superior a 600 €. 

La contratación de estos productos es opcional y no obligatoria. Consulta cómo varía el tipo de interés fijo en función de los productos que contrates en la tabla superior.

El tipo de interés fijo será constante durante toda la vida de la hipoteca, siempre que estés al corriente de tus pagos y no tengas deudas pendientes con el Banco, y cumplas las condiciones.

La concesión del préstamo hipotecario está sujeto a la previa autorización por parte del Banco.


Importe máximo

  • Hasta el 80 % del valor de la tasación si es primera vivienda, o el valor de compraventa si es inferior.
  • Hasta el 70 % del valor de la tasación en segunda vivienda.
  • Y, si necesitas más importe, intentaremos buscar una solución que se adapte a tus necesidades.

Plazo

  • Hasta 30 años si es tu primera vivienda.
  • Hasta 20 años si es tu segunda vivienda.
  • Los plazos dependerán de la edad de los titulares. El plazo de la hipoteca finalizará, como máximo, cuando el titular más joven con ingresos cumpla 70 años.

Comisión de apertura

La comisión de apertura será del 1 % con un mínimo de 1.100 €.



Amortización anticipada

Puedes adelantar todo o parte del pago de tu hipoteca, siempre que:

  • Lo solicites en tu Oficina BBVA con un mes de antelación.
  • Ingreses un importe mínimo de 300 €.

En caso de amortizar anticipadamente tendrás que tener en cuenta estas comisiones:

  • 0,50 % sobre el capital amortizado anticipadamente durante los 5 primeros años y 0,25 % a partir del sexto año.
  • Compensación por riesgo de tipo amortización parcial o total del préstamo: hasta un máximo del 1 % del capital pendiente en el momento de la cancelación.


¿Hasta cuándo puede contratarse?

Estas condiciones son válidas hasta el 30/06/2017.

Escoge tu rango de ingresos para conocer las condiciones de tu hipoteca
Plazo Tipo de interés desde
Hasta 15 años 1,95% TIN
TAE 2,73% a 15 años
Entre 16 y 20 años 2,35% TIN
TAE 3,06% a 20 años
Entre 21 y 25 años 2,60% TIN
TAE 3,32% a 25 años
Entre 26 y 30 años 2,85% TIN
TAE 3,64 % a 30 años
Plazo Tipo de interés desde
Hasta 15 años 2,50% TIN
TAE 3,30% a 15 años
Entre 16 y 20 años 2,75% TIN
TAE 3,48% a 20 años
Entre 21 y 25 años 3,00% TIN
TAE 3,74% a 25 años
Entre 26 y 30 años 3,25% TIN
TAE 4,06% a 30 años

Glosario

  • Suelo: cláusula que establece un porcentaje mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca, aunque el interés surgido de la suma del índice de referencia y el diferencial sea inferior.
  • Tasa Anual Equivalente (TAE): tipo de interés que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero. La TAE se calcula de acuerdo con una fórmula matemática normalizada que tiene en cuenta el tipo de interés nominal de la operación, la frecuencia de los pagos (mensuales, trimestrales, etc.), las comisiones bancarias y algunos gastos de la operación.
  • Tipo de Interés Nominal (TIN): porcentaje fijo que se aplica a la cantidad prestada y que determina la cuota a pagar a la entidad financiera.
  • Tipo de interés fijo: si eliges un tipo de interés fijo, la cuota mensual que pagarás y el tipo de interés que se aplicará no variarán durante ese plazo. Cada mes pagarás la misma cuota, aunque los tipos de interés del mercado suban o bajen.
  • Amortización: devolución parcial o total (cancelación) de una deuda. En el caso de una hipoteca, supone la devolución del parcial o total del préstamo.
  • Compensación por riesgo de tipo amortización parcial o total del préstamo: comisión de aplicación si la cancelación supone una pérdida para la entidad, lo que normalmente ocurrirá cuando los tipos de mercado sean, en el momento de la cancelación, menores que el que se está pagando.
  • Coste total: se incluyen todos los gastos, incluidos los intereses, las comisiones, los impuestos y cualquier otro tipo de gastos que el cliente deba pagar en relación con el contrato de préstamo y que sean conocidos por la entidad, con excepción de los gastos de notaría. El coste de todos los servicios accesorios relacionados con el contrato de préstamo, en particular las primas de seguro, se incluye asimismo en este concepto si la obtención del préstamo en las condiciones ofrecidas está condicionada a la prestación de tales servicios. 
  • Importe total a reembolsar: suma del importe del préstamo y el coste total del mismo.

Sabías que...

ADVERTENCIA: En caso de incumplimiento de los compromisos derivados del contrato de préstamo garantizado con hipoteca, existe el riesgo de pérdida de la vivienda. Se responderá ante el Banco del pago del préstamo con todos los bienes y derechos presentes o que se tengan en el futuro. Las personas que presten garantía, responderán de la misma manera que el deudor principal, con todos sus bienes y derechos presentes o que tenga en el futuro, salvo que se limite su responsabilidad en el contrato de préstamo hipotecario. 

No existe obligación legal de constituir ningún seguro, no obstante, las partes podrán pactar contractualmente que el cliente tenga contratado, y en vigor, durante toda la vida del préstamo hipotecario un seguro que cubra los riesgos de daños e incendio de la vivienda que se hipoteca, debiendo notificarse al asegurador la existencia del préstamo hipotecario y siendo el Banco beneficiario de la indemnización correspondiente en caso de siniestro. No obstante lo anterior, le informamos que usted tiene derecho y que el Banco aceptará cualquier otro seguro que cubra los riesgos de daños e incendios de la vivienda que se hipoteca de cualquier otra entidad aseguradora cuando el seguro posea un nivel de garantía equivalente.

En el préstamo o crédito hipotecario existen dos elementos diferentes y complementarios:

  • un contrato principal de préstamo, por el que una entidad financiera (el Acreedor), presta una cantidad de dinero a otra (el deudor), y
  • la hipoteca, es la garantía que el deudor, u otro por él, proporciona a quien le presta el dinero. Consiste en que un inmueble (o varios) se ofrece y fija como garantía de que se va a devolver el préstamo, de manera que si éste no se devuelve en los plazos pactados, la entidad financiera podría, con unos procedimientos abreviados, vender en pública subasta el inmueble hipotecado para cobrar lo que se le debe, quedando el sobrante para pagar a otros acreedores o, en su defecto, para el deudor.
  • Esta no es la única forma de garantía posible. Con frecuencia, la entidad financiera solicita que a la hipoteca se añadan garantes/avalistas/fiadores, que consiste en que una o varias personas respaldan al deudor, obligándose a pagar si el deudor no lo hace, y que responderán de la misma manera que el deudor salvo que se limite su responsabilidad de manera expresa en el préstamo.
  • Responsabilidad universal: si la venta del inmueble hipotecado no llegara a cubrir la deuda, la entidad que concedió el préstamo exigirá que el deudor y si los hubiere los garantes/avalistas/fiadores, respondan con todos sus bienes y derechos, presentes y que tengan en el futuro, del pago del préstamo hipotecario.
  • Responsabilidad limitada al inmueble hipotecado: la responsabilidad del/los hipotecante/s no deudor/es si lo/s hubiere se limita única y exclusivamente al/los inmueble/s hipotecado/s quedando liberados, en caso de impago del préstamo, todos los demás bienes y derechos que tengan o pudieran tener en el futuro.

Antes de comprar una vivienda, debes comprobar:

  • Estado de conservación y que esté al corriente de pago de impuestos municipales, plusvalía, comunidad, etc.
  • Situación registral de la finca para saber si tiene cargas.
  • Efectuar una tasación para tener una opinión experta de su valor.

La compraventa e hipoteca de una vivienda conlleva una serie de gastos habituales que siempre corren a cargo del comprador:

  • Gastos de Notario y Registro.
  • Impuestos generados por la operación de compraventa.
  • Impuesto generado por la formalización del préstamo con garantía hipotecaria.
  • Gastos de tasación o valoración del inmueble.
  • Honorarios de tramitación de la gestoría.

En un préstamo, la cuota mensual está compuesta por una parte del dinero prestado que se devuelve a la entidad mes a mes (capital amortizado), más el importe que corresponde a los intereses.

Una vez firmada tu escritura de préstamo hipotecario, se inscribe en el Registro de la Propiedad.

Tienes a tu disposición la Ficha de Información Precontractual (FIPRE) donde encontrarás la información básica de nuestra hipoteca.

Una vez nos facilites información sobre tus necesidades de financiación y situación financiera, te entregaremos la Ficha de Información Personalizada (FIPER) en la que se detallan todas las condiciones financieras del préstamo.

En BBVA resolveremos tus dudas y te ayudaremos en todas las gestiones necesarias para formalizar tu préstamo hipotecario.