> 
 > 
Tarjeta revolving

Cómo funciona una tarjeta revolving

Te mostramos cuáles son las características de las tarjetas revolving y cómo se utilizan

Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito en la que todas las compras o disposiciones de efectivo que se realizan con ella, quedan aplazadas automáticamente. De este modo, el usuario de la tarjeta puede realizar el pago de estas compras en cómodos plazos.

Como en cualquier tarjeta de crédito, se pueden realizar pagos, independientemente de que se tenga dinero en la cuenta asociada, ya que las compras que se realizan no se cargan en la cuenta inmediamente, sino que se aplazan para pagarlas posteriormente.

Las tarjetas de crédito convencionales permiten pagar todo lo gastado el mes siguiente (sin intereses), o aplazar el pago a plazos (con intereses). Las tarjetas revolving solo permiten aplazar las compras en las cuotas que elija el usuario de la tarjeta, lo que conlleva una serie de intereses que vendrán específicados en el contrato de la tarjeta.

Tarjeta revolving - BBVA

A la hora de devolver el crédito concedido en una tarjeta revolving el usuario tiene dos opciones:

  • Pagar un porcentaje: el cliente escoge qué porcentaje del saldo pendiente quiere devolver cada mes, siempre dentro de unos mínimos y máximos que varían en función de la tarjeta y de la entidad bancaria en la que se haya contratado. Por ejemplo, la tarjeta revolving A Tu Ritmo BBVA permite al usuario escoger la devolución de una cantidad mensual que va del 3 % al 25 %.
  • Pago fijo: el cliente paga una  cuota fija, también dentro de unos mínimos y máximos que dependen de las condiciones de su tarjeta revolving. Retomando el ejemplo anterior, para la Tarjeta A Tu Ritmo BBVA estos límites están entre los 20 y los 200 €.

En ambas opciones el importe pagado incluye tanto los intereses como las comisiones que correspondan.

Además de facilitar la devolución del crédito dispuesto, las tarjetas revolving también tienen las ventajas propias de las tarjetas de crédito convencionales, como seguros o descuentos, dependiendo de la tarjeta contratada.

Las tarjetas de BBVA disponen de la app móvil BBVA Wallet, que permite gestionar todas las opciones de cada tarjeta de una manera rápida y sencilla.

Cómo funciona una tarjeta revolving