Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Principales diferencias entre estos dos tipos de tarjetas y su uso más recomendable

Puede que tengas varias de ellas (de crédito o de débito), las cuales usarás a diario al abonar muchas de tus compras. ¿Pero conoces bien la diferencia entre ambas modalidades?

Crédito o débito: depende de cómo abonemos la cantidad de la deuda generada por nuestras compras.

1. La forma de pago. En una tarjeta de débito, el pago se carga directamente en la cuenta del titular. Así, solo permiten el cobro hasta el límite de los fondos de la cuenta.

En cambio, con la tarjeta de crédito puedes pagar incluso si no dispones de fondos, ya que puedes aplazar el cobro hasta el mes siguiente. De esta forma, el titular contrae una deuda con el banco (por eso, antes de conceder una tarjeta de crédito, el banco estudia nuestra viabilidad, asegurándose de que seamos solventes). Aún así, la tarjeta de crédito tiene un límite.

El crédito puede “devolverse” de tres formas: bien a fin de mes (un día establecido del mes siguiente al que se efectúa la compra) o bien mediante un porcentaje mensual del importe total gastado o una cuota fija mensual.

2. Las tarjetas de crédito permiten financiar, o lo que es lo mismo, ofrecen la posibilidad de pagar a plazos y/o hacer tus compras sin necesidad de desembolsar el importe total en el momento. Como indica su nombre, llevan implícita la concesión de un crédito por parte del banco. Por su parte, las de débito son un medio de pago en sí. Esto significa que el importe se carga directamente en la cuenta del titular, descontándose directamente de su saldo.

En algunos casos, también es posible fraccionar (con comisión) estos gastos realizados con la tarjeta de débito (y algunos movimientos de cuenta). Para ello, se debe buscar los que cuenten con la etiqueta "Fraccionable" en la partida de movimientos de la cuenta. De ser así, y a diferencia del procedimiento de la tarjetas de crédito (en el que la financiación es "directa"), en este caso primero se paga la compra y, una vez se activa el fraccionamiento, se realiza un abono en la cuenta con dicho importe.

Como ves, las diferencias son notables y varían en función de las preferencias y necesidades de cada consumidor. Si tienes dudas, no dudes en consultarnos; en BBVA tenemos la que mejor se adapta a ti.

Sin numeración impresa y con CVV dinámico
Con la Tarjeta Aqua Crédito puedes comprar lo que necesites y devolver tu gasto con flexibilidad. Una tarjeta sin números impresos y con CVV dinámico para mayor seguridad.

¿Y si quiero usarlas en el extranjero?

Tanto si has optas por una tarjeta de crédito o una de débito, ambas te permiten abonar tus compras, o retirar efectivo en cajeros automáticos, fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, ambas acciones llevarán consigo el pago de comisiones, salvo que hayas contratado previamente el Pack Viajes de BBVA, con el que podrás realizar ambas operaciones (compras en divisas no euro en comercios físicos y online, y retiradas de efectivo en cajeros del extranjero) por un precio fijo, y ahorrarte dichas comisiones.

Se trata de un servicio adaptado a las necesidades del cliente, según las configuración del paquete y precio elegido (el cual puede contratarse por meses y, también, de manera anual o, incluso, indefinida). Su flexibilidad te permite usarlo, pudiendo activarlo cuando se inicie el viaje y desactivándolo cuando este termine. ¿Quieres saber más? Infórmate en nuestra app y, si ya estás decidido, accede a cualquier de sus planes de forma rápida y cómoda.

También podría interesarte