> 
 > 
Cómo rescatar plan pensiones

Cómo rescatar un plan de pensiones de la manera más rentable

Todo lo que necesitas saber para rescatar tu plan de pensiones

El plan de pensiones es un producto de inversión y ahorro que tiene dos tratamientos tributarios en función del momento en el que nos encontremos del plan.

Durante los años de aportación, el plan de pensiones nos ayuda a ahorrar. El capital directamente invertido en el plan reduce nuestra base imponible del IRPF con un límite, que será la menor de las siguientes cantidades: 8.000 € o el 30 % de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas. Como consecuencia directa, pagaremos menos impuestos e incluso puede que bajemos de tramo de retenciones, con lo que el ahorro será aún mayor.

Por ejemplo, si durante nuestro periodo como trabajadores nuestro salario bruto anual es de 22.000 €, el tramo del IRPF por el que tributaremos será el del 30 %. Sin embargo, si decidimos abrir un plan de pensiones y aportar, de manera anual, 2.000 €, esta cantidad se reducirá directamente de nuestra base imponible, que pasará a ser de 20.000 €. De esta forma, habremos bajado de tramo y ahora tributaremos el 24 % de nuestros ingresos.

Tramos del IRPF en 2016

- De 0 a 12.450 € anuales = 19 % de retención
- De 12.450 a 20.200 € anuales = 24 % de retención
- 20.200 a 35.200 € anuales = 30 % de retención
- De 35.200 a 60.000 € anuales = 37 % de retención
- De 60.000 € anuales en adelante = 45 % de retención

Cómo rescatar un plan de pensiones - BBVA

¿Qué ocurre a la hora de rescatar el plan?

A partir del acceso a la jubilación, una de las contingencias que permite el cobro del plan, podremos solicitar el rescate. Al contrario que durante los años de aportación al plan, ahora las rentas que recibamos incrementarán nuestra base imponible, del IRPF, dado que el importe procedente del plan tendrá la consideración de rendimientos del trabajo. Es importante por tanto optimizar la forma de rescate para minimizar el impacto fiscal.

Retomamos nuestro ejemplo anterior y, tras cotizar durante 35 años con un sueldo bruto anual que en la última década ha sido de 22.000 €, nos quedará una pensión anual aproximada de 19.615 €. Según el índice de tramos del IRPF, nuestra renta por jubilación tributará al 19% (primeros 12.450 euros) y 24 % el exceso hasta los 19.615 euros.

Ahora decidimos rescatar nuestro plan de pensiones, para lo cual tenemos diferentes formas de hacerlo:

- Rescate en forma de capital:

Esta modalidad nos permite recuperar el 100 % del capital acumulado en el plan de pensiones, tanto las cuotas que hemos ido ahorrando a lo largo de los años como la posible rentabilidad que se haya derivado de ellas.

Al rescatar el plan de pensiones de esta manera, deberemos hacer frente a un único pago de impuestos por lo ahorrado en nuestro plan de pensiones. Para calcularlo, tendremos que sumar nuestra pensión pública anual de 19.615 € y se habrá elevado el tipo marginal hasta el máximo del 45%. Todo lo que excede de 60.000 euros (49.615 euros en nuestro ejemplo) tributará a este tipo máximo del 45%. Prácticamente el resto del importe procedente del plan (el comprendido en el intervalo entre los 35.200 y los 60.000 euros) tributará también a un tipo elevado: 37%.

En años sucesivos volveremos a tributar exclusivamente por la pensión pública, al no percibir otras rentas, y el tipo marginal se verá reducido de nuevo. Sin embargo, el impacto fiscal del año de rescate es muy elevado.

- Rescate en forma de renta:

Con esta modalidad recibiremos de manera periódica –mensual, trimestral, semestral o anual – una cantidad de dinero que puede ser fija o variable. Esto dependerá del tipo de renta que hayamos escogido:

- Renta asegurada. Como la rentabilidad de un plan de pensiones está sujeta a los movimientos del mercado, la cuota que recibamos puede variar con el tiempo. En las rentas aseguradas esto no ocurre y siempre cobraremos la misma cuantía.

- Renta financiera. En esta modalidad la cuantía que se recibe de manera periódica varía en función de la rentabilidad del plan de pensiones.

Volvemos a nuestro ejemplo, en el que disfrutábamos de una pensión pública de 19.615 € y habíamos conseguido ahorrar 110.000 € en nuestro plan de pensiones. Pero esta vez decidimos rescatarlo en la modalidad de renta asegurada en un plazo de 20 años. De esta forma, nuestro plan de pensiones nos reportará, aproximadamente, 6.569 € anuales;  sumados a nuestra pensión pública, nos da un total de 26.184 € que tributarán de la siguiente manera:

  • Primeros 12.450 euros, al 19%.
  • Entre 12.450 y 20.200, al 24%.
  • El resto, hasta los 26.184 euros, al 30%.

El rescate en forma de renta tiene un impacto fiscal más progresivo, dado que la tributación se reparte entre diferentes ejercicios fiscales. Es, generalmente, la forma más eficiente de rescatar un plan de pensiones, si bien también hay que planificar el rescate correctamente para determinar qué importe anual minimiza la factura fiscal y tratar de no saltar a un tramo superior de IRPF.

- Rescate mixto:

Una tercera forma de rescatar nuestro plan de pensiones es el rescate mixto, que consiste en recibir una parte de lo ahorrado en capital y, posteriormente, recibir una renta periódica.

De nuevo, es importante calcular hasta qué punto nos interesa recibir una parte en capital y afrontar el incremento –o no- del tramo del IRPF.

Este tipo de rescate puede ser interesante si se da el siguiente supuesto.

A tener en cuenta: Ley 35/2006

La Ley 35/2006 del IRPF establece un régimen transitorio por el cual se puede aplicar una reducción del 40 % en el rescate de participaciones con antigüedad 31/12/2006 o anterior, siempre que se perciban en forma de capital y dentro del plazo indicado en la ley. De este modo, sólo se tributará por el 60 % de ese capital. La cuantía que reste en nuestro plan de pensiones, podremos ir recuperándola en forma de renta periódica con el correspondiente incremento de la base imponible del IRPF.

Consejos generales para rescatar el plan de pensiones

Con toda esta información en la mano, resumimos una serie de consejos que deberían seguir aquellos que quieran ahorrar a la hora de rescatar su plan de pensiones:

- Puesto que el capital o la renta del plan de pensiones suma a la base imponible del IRPF, de cara a dejarla en el mínimo posible, es interesante esperar a rescatar el plan al año siguiente a la jubilación. La base imponible será menor al contar con menos rentas.

- Calcula muy bien la renta que quieras percibir de manera mensual – o durante el periodo que hayas escogido-. Es importante no traspasar la cuantía que nos lleva a tributar en otro tramo del IRPF con un porcentaje impositivo superior.

- Para planes de pensiones con ‘pocos’ fondos, puede resultar más atractivo recuperar el 100 % del capital y afrontar, de una sola vez, el pago de los correspondientes impuestos.

En BBVA disponemos de calculadoras de planes de pensiones, con las que puedes simular qué cuantía recibirás en el momento de la jubilación y cuánto tendrás  que tributar por ella.

Cómo rescatar un plan de pensiones de la manera más rentable