Cómo funcionan las tarjetas de crédito para estudiantes

Están pensadas para satisfacer las necesidades de los jóvenes con características muy útiles.

Los estudiantes, principalmente los universitarios, son un grupo de la población con unas particularidades concretas. Son mayores de edad pero suelen vivir en casa de sus padres, y los que se han mudado para estudiar en otra ciudad suelen estar sustentados por sus progenitores. Tienen gastos mensuales que tienen que afrontar a pesar de que la mayoría no tiene un trabajo regular. Los bancos desarrollan algunos paquetes dirigidos de manera exclusiva hacia ellos, entre los que se encuentran las tarjetas de crédito para estudiantes.

A la hora de analizar las tarjetas de crédito para estudiantes hay que saber que, si bien su mecanismo de utilización es el mismo que el de una tarjeta ordinaria, estas presentan condiciones especiales.

Diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito

Una tarjeta de crédito para estudiantes puede ser la primera tarjeta de este tipo que se contrata por lo que es necesario explicar de manera breve qué es y que la diferencia de una de débito. Solo de esta forma, el futuro cliente sabrá qué producto se ajusta mejor a sus características.

La tarjeta de crédito permite pagar cualquier compra realizada durante ese mes mediante un pago único (a elección del cliente, el día 21 del mes de liquidación o el 5 del mes siguiente, sin intereses) o fraccionando su pago de 3 a 6 meses (con comisión) o de 7 a 36 meses (con intereses). Con la de débito, por su parte, se paga al momento (ya que da acceso únicamente al dinero que se tiene en la cuenta asociada a ella), aunque hay movimientos realizados con la tarjeta de débito que pueden fraccionarse a través del pago fraccionado. Esto significa que ambas te permiten financiar las compras. La primera lo hace de forma directa, ya que lleva implícito un crédito con el banco, y la segunda da acceso a un pago a plazos, previo abono de la cantidad total.

Por último, ambas permiten la retirada de dinero en los más de 4.500 cajeros de BBVA, siendo las de crédito las que puedan generar algún interés por ello, no así las de débito.

Tarjetas para jóvenes de BBVA

BBVA conoce lo importantes que son los jóvenes y por eso dispone de tarjetas exclusivas para ellos, las cuáles se encuentran dentro de la gama Joven para menores de 30 años. El catálogo de Tarjetas Joven BBVA se compone por una tarjeta prepago, una tarjeta de débito y dos de crédito, y puedes consultar sus características aquí.

También podría interesarte