Condiciones más comunes de las hipotecas

Conoce las condiciones más comunes que te encontrarás al solicitar un préstamo hipotecario

La concesión de un préstamo hipotecario está sujeta a una serie de condiciones más o menos comunes en todas las entidades bancarias. Por un lado se encuentran las condiciones de partida y tienen que ver, principalmente, con los ingresos mínimos que debe tener el cliente y su perfil como ahorrador.

Con el objeto de asegurar la viabilidad de la financiación, las entidades bancarias piden unas condiciones que,  aunque varían de banco a banco, son compartidas por la práctica totalidad de los préstamos hipotecarios.

Banner superior hipoteca fija Banner superior hipoteca fija
Hipoteca Fija BBVA
La tranquilidad de pagar lo mismo cada mes.

Los ingresos

Los ingresos mensuales del cliente son el punto de partida para la concesión de cualquier hipoteca.  Esta cantidad puede variar en función del número de titulares a los que se vaya a conceder la hipoteca y del tipo de interés, fijo o variable, que vaya asociado a ella.

Para sectores como los jubilados o funcionarios, este requisito de ingresos suele ser menor, ya que la estabilidad en los ingresos hace que el banco arriesgue menos con el préstamo hipotecario

Las deudas

Si el volumen de ingresos es una condición variable que cambia con cada banco, la solvencia económica del cliente es común a todos. A este respecto, la concesión de la mayoría de préstamos hipotecarios está sujeta a la ausencia de deudas pendientes de pago por parte del cliente que lo solicita.

 

Límite de la financiación

Lo más común entre las entidades bancarias es ofrecer una financiación de hasta el 80 % del valor de tasación o compra para la primera vivienda. Este porcentaje se reduce al 70 % en caso de ser la segunda vivienda.
Banner central Banner central
Tenemos la hipoteca que se adapta a ti
Descubre las hipotecas de BBVA y encuentra la tuya.

Periodo de amortización

Los préstamos hipotecarios más frecuentes ofrecen un periodo de amortización de entre 20 y 30 años. También existen hipotecas a partir de 5 años y hasta un máximo de 40, aunque este extremo no se suele encontrar de manera frecuente.

El fiador (avalista)

Otro requisito imprescindible para la concesión de una hipoteca es que el cliente debe contar con un fiador. Por norma general, un fiador debe presentar la misma documentación que el solicitante del préstamo y lo requisitos de ingresos y solvencia económica son similares.
CTA Estudio CTA Estudio
Hipotecas - También podría interesarte Hipotecas - También podría interesarte

También podría interesarte

  • ¿Sabes por qué se produce la evolución del euríbor? Te explicamos en qué consiste este índice y por qué varía a diario.
  • ¿Sabes qué es el crédito hipotecario? En BBVA te explicamos qué es y en qué se diferencia de un préstamo hipotecario
  • Independiente del valor de la tasación de una vivienda, todo inmueble tiene registrado un valor catastral oficial.
Hipotecas - Herramientas Hipotecas - Herramientas

Herramientas de hipotecas

  • ¿Qué hipoteca se adapta mejor a tus necesidades? Nuestro simulador te ayudará a elegir la mejor opción.