Colabora con Cruz Roja en la recaudación de fondos para ayudar a los afectados por la erupción del volcán de La Palma. Más información

¿Cómo puedes superar una entrevista de trabajo (también en BBVA)?

La entrevista de trabajo perfecta es una misión (casi) imposible. Sin embargo, y con los consejos de nuestros expertos, podrás lograrla. ¡Encaminate hacia el éxito!
Has quedado con el responsable de recursos humanos de una empresa para tu primera entrevista de trabajo la cual, posiblemente, no olvidarás nunca. Además, tienes entendido que las entrevistas de trabajo cuentan con un “código” a seguir, tanto en la puntualidad y la vestimenta como en la disposición durante la reunión.
Cuenta Online para jóvenes sin comisiones y sin condiciones
Sin comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de débito.
Son muchos los consejos que podrán darte respecto a cómo afrontarla. Pero la clave está solo en unos pocos, los cuales repasamos de la mano de varios expertos como Sara Abad, Recruitment & Employer Branding – Talent & Culture de BBVA, la cual nos da 11 recomendaciones para superar una entrevista de trabajo (incluso en su empresa, BBVA).

La entrevista de trabajo: ¿una gran desconocida?

En una situación como la actual, y con un mercado laboral inestable, son muchos los que no tiran la toalla y siguen atentos, en busca de la oportunidad perfecta. Y es en ese momento, con la entrevista de trabajo, cuando llega su ocasión. Esa oportunidad tan esperada que no se puede desaprovechar bajo ningún concepto.

Son muchos los consejos que pueden darse hoy en día, y todos ellos son relativos según la entrevista a la que te enfrentes. No es lo mismo aspirar a un cargo en el departamento de cuentas de una empresa o en un banco, que hacer la entrevista para trabajar en una agencia de publicidad. Sin embargo, hay algunos que son comunes.

Consejo 1: investiga sobre la empresa

“Recuerdo cuando me entrevistaron para una empresa editorial, allá por 2006”, nos cuenta Luis Manuel Rodríguez. “Me dijeron que hacían temarios de oposiciones y yo desconocía completamente el tema. Pero me metí en internet e investigué hasta hacerme una idea medianamente clara acerca de la empresa que me iba a entrevistar al día siguiente”.

Este primer consejo puede entrar dentro de lo común, aunque es cierto que no todo el mundo lo aplica. Así lo afirma Rocío Sánchez, experta en RRHH. “Conozco casos de personas que sabían perfectamente cuál era la empresa y el puesto para el que optaban y, al final, no sabían nada de ella. El que no se tenga interés o curiosidad, para mí como profesional, dice mucho del perfil del entrevistado”.

En este mismo sentido, Sara Abad, de BBVA, es tajante: “investiga antes de tu entrevista  de trabajo. No conocer la actividad a la que se dedica la empresa de la que quieres formar parte puede indicar una falta de interés o motivación”.

Consejo 2: cuida tu aspecto

Es uno de los consejos más conocidos y, sin embargo, no siempre acertamos con el atuendo y el aspecto que queremos reflejar. Como apuntan desde Hablemos de Empleo “la imagen que damos en una entrevista de trabajo es fundamental. Es la primera impresión que tienen de nosotros y, por ello, es fundamental arreglarnos conforme a la imagen que se exija en la empresa”.

Si hemos hecho bien el trabajo de investigación, probablemente esta fase se reconozca de forma inmediata. Ahora bien, ¿vestirse bien significa ir siempre de traje? La respuesta, según Hablemos de Empleo, es no: “debemos mostrarnos tal y como somos, pero tratando siempre de transmitir una imagen fiable y profesional”.

Sara Abad, de BBVA, resume este consejo con las siguientes palabras: “buscar información sobre la empresa y sus empleados te ayudará a saber cómo dar una buena imagen en la entrevista de trabajo. En caso de dudas, evita siempre las estridencias y opta por ir formal”.

Consejo 3: Sé honesto

“En ocasiones, se sobrevalora la capacidad que tenemos los psicólogos para analizar y descubrir cosas a simple vista”, reconoce Ángela Arenas, psicóloga experta en Recursos Humanos. Si bien no cuentan con un detector de mentiras para identificar la honestidad del entrevistado, sí disponen de formación y, sobre todo, de experiencia, las cuales avalan la certeza de sus observaciones. “Aún así, nada es infalible y podemos equivocarnos”, asevera la psicóloga.

Hay rasgos que nos pueden delatar en caso de falta de honestidad. “Es evidente que si el reclutador busca a un experto en SAP, o que tenga experiencia como gestor comercial en un banco, nos pueden mentir y contar mil historias”, asegura Rocío Sánchez, experta en Recursos Humanos. “Por ello, es básico observar a la persona, ya que características como la pasión o la responsabilidad no se pueden falsear. La actitud corporal es diferente y su relato cambia”. Ya no se habla solo de tareas, de objetivos, de acciones. Es, como denominaba el profesor húngaro Mihály Csíkszentmihályi, el “estado de flow”.

“El entusiasmo nos lo transmite, nos entusiasma cómo esa persona habla de su trabajo. Y eso se nota”, asegura Rocío Sánchez. Aún así, no todo es “flow”. Como comenta Sara Abad de BBVA “inflar nuestra formación, conocimientos o experiencia no nos ayudará en la entrevista de trabajo, dado que son datos fácilmente contrastables”.

Consejo 4: conoce a tu entrevistador

“Hay múltiples fórmulas para conocer a la persona que te va a entrevistar. La primera de ellas es LinkedIn, en la que probablemente el entrevistador esté dado de alta”, comenta Iván Guillén Cano, experto en marketing y redes sociales y docente de esta materia en Isemco.

Este dato viene a colación de otro, que indica que el 69% de las empresas buscan candidatos en redes sociales, “por lo que los responsables de recursos humanos tienen una obligación laboral de estar al día con ellas. Y tener perfil, poco a poco, va adquiriendo mayor importancia”, asegura Iván Guillén. Pero la actividad no solo debe producirse por parte del entrevistador, también del entrevistado. Según el docente de Isemco “la actividad del entrevistado en redes sociales es clave. Pensemos que 8 de cada 10 reclutadores consideran que el candidato activo en redes sociales tiene más oportunidades”.

Por tanto, como afirma Sara Abad, “si conoces el nombre de la persona que te va a entrevistar, nunca está de más que busques información sobre él para sentirte más cómodo durante la entrevista de trabajo”.

Consejo 5: repasa tu currículum vitae antes de la entrevista de trabajo

“Debes demostrar que conoces perfectamente tu currículum vitae, ya que se basarán en él para la sesión de preguntas, por lo que cualquier error puede ser letal y puedes acabar descartado”, asegura la experta en Recursos Humanos, Rocío Sánchez.

Ese repaso nos permitirá conocer si hay algún dato erróneo en él. Como señala Sara Abad, “en la entrevista se analiza tu currículum vitae, por lo que es el momento idóneo para corregir cualquier información que no sea del todo exacta”.

como superar una entrevista de trabajo

Consejo 6: si tienes dudas en la entrevista de trabajo, pregunta

Quizás sea por la falta de práctica, o por no molestar, pero son muchos los candidatos que se abstienen a hacer preguntas durante su entrevista de trabajo y se convierten en meros seres pasivos que se dejan preguntar, sin más. Esta actitud, según la psicóloga Ángela Arenas, denota falta de interés y poca proactividad por parte del candidato.

“Es fundamental conocer las responsabilidades del día a día que se deben asumir, cúal es la proyección del puesto o el mayor reto al que se enfrenta a día de hoy la empresa”. Preguntas como éstas, afirma la experta de RRHH, son algunas, pero hay más.

¿Quién será mi jefe directo? ¿Cuántas personas componen el departamento para el que trabajaré? ¿Cree que cumplo con todos los requisitos exigidos para el puesto? ¿De qué manera podré aportar al objetivo de la empresa? Son muchas las preguntas que se pueden hacer y dependerá del contexto, que nos dirá en cada momento si son o no pertinentes.

Pero, en cualquier caso, como asevera Sara Abad: “la entrevista de trabajo personal es el momento ideal para consultar todas las posibles dudas que puedas tener sobre las funciones o el departamento en el que te integrarías”.

Consejo 7: practica la entrevista en casa

Nada como venir con los “deberes hechos de casa” para asegurarnos parte del éxito. Como asegura Sara Abad “si las entrevistas de trabajo te ponen nervioso, puedes practicar algunas preguntas y respuestas básicas antes de acudir a ellas. Te ayudará a sentirte más seguro”.

Luis Manuel Rodríguez, empleado, nos cuenta cómo fue su primera entrevista de trabajo: “aún recuerdo que, tras investigar de qué iba la empresa, me propuse ensayar delante de un espejo para asegurarme de cómo modulaba la voz”. Como apunta Rocío Sánchez, este ejercicio es ideal porque “si estamos nerviosos, nos solemos acelerar hablando. Grabarnos con el móvil o vernos frente al espejo es un buen ejercicio para evitarlo, además de trabajar para no trabarnos y que el entrevistador nos entienda correctamente”.

“El segundo ejercicio que hice”, afirma Luis Manuel Rodríguez, “fue que un amigo me hiciera preguntas complicadas para, entre los dos, ver posibles respuestas. Algunas de las que ensayamos acabaron por hacerse en la entrevista de trabajo., Las respondí con mayor seguridad porque sabía qué tenía que decir”.

De hecho, conviene prepararnos para cualquier pregunta, pues algunas pueden ser muy extrañas, pero son reales. Pueden preguntar por actitudes suicidas, asesinas o psicópatas, por ejemplo. Cuestiones como si has pensado en matar a tus propios padres o si tienes sentimientos homicidas hacia la sociedad pueden incluirse en ese listado. Es evidente que no quieren saber si eres capaz de hacerlo, sino qué tipo de personalidad tienes. Por las respuestas pueden observar si eres manipulador o impulsivo, o si eres capaz de asumir riesgos, entre otros rasgos.

Consejo 8: puntualidad

Ni llegar justo a tiempo, tampoco tarde, ni con excesiva antelación. Rocío Sánchez, experta en recursos humanos, establece un tiempo prudencial: “probablemente 20 minutos antes de la hora programada para la entrevista de trabajo sea el tiempo ideal para llegar a la cita. Si vas en coche podrás aparcar con un margen holgado, y si vas en cualquier otro medio de transporte, también”.

En todo caso, la puntualidad a la hora de acudir a la entrevista de trabajo dice mucho de nosotros. De nuestra organización, del interés para con el puesto de trabajo o, incluso, de nuestra credibilidad profesional. Puede ser también una razón determinante para que el candidato quede excluido del puesto al que se aspira. “Yo recuerdo que mi primera entrevista de trabajo fue en un polígono a las afueras de la ciudad. En mi caso, fui el día de antes para saber exactamente dónde era y así evitar sorpresas”, asegura Luis Manuel Rodríguez.

En definitiva, como explica Sara Abad de BBVA, “sé puntual. No es necesario que acudas a la entrevista de trabajo con excesiva antelación, pero prevé que algunos factores que no están bajo tu control (atascos, incidencias en el transporte público, etc.) pueden hacer que llegues tarde y debes tenerlos en cuenta”.

Consejo 9: muéstrate motivado en la entrevista de trabajo

“Una de las razones principales para no contratar a alguien es porque en la entrevista de trabajo, por ejemplo, el candidato apenas ha sonreído o, también, que no ha habido conexión entre entrevistador y entrevistado”, asegura Sánchez. En este sentido, mostrar una actitud positiva y motivada es clave de cara al reclutador

Y no solo en la actitud, también en las palabras: “es importante destacar todos y cada uno de los aspectos positivos de las empresas en las que has trabajado, evitando en lo posible las críticas”, aclara Rocío Sánchez. Por tanto, y como también indica Sara Abad, “tan importante es contar con los conocimientos y habilidades requeridos para el puesto como tener ganas de incorporarte al mismo, ¡y eso se nota!”.

Consejo 10: escucha activa y respuestas concisas

En una situación de nervios como es una entrevista de trabajo, en ocasiones es complicado mantener la atención en todo momento. Es importante ir relajado y concentrado para evitar que nuestra mente comience a divagar.

En el caso de que no estemos del todo atentos, dejando incluso de prestar atención al entrevistador, es posible que nuestras respuestas ya no sean lo claras y precisas que deberían. “Lo ideal es prestar atención, sin tener miedo ninguno a intervenir. Esta intervención nos vendrá bien, tanto para mantener la atención como para hacer más fluida la conversación”, afirma la experta en RRHH.

Sara Abad lo resume de la siguiente forma: “escucha atentamente a tu entrevistador y responde a las preguntas de forma clara y concisa. Los nervios pueden jugarnos malas pasadas y hacer que no logremos responder a las preguntas que nos plantean”. Por eso es importante, aclara, “pensar bien la respuesta a la pregunta formulada. No te preocupes si necesitas algo de tiempo para ordenar tus pensamientos, el entrevistador lo entenderá”.

Consejo 11: tu lenguaje corporal dice mucho de ti

El lenguaje verbal da toda la información del candidato. El no verbal, también. De hecho, cuando no hablamos también comunicamos a través de nuestros movimientos y gestos, posiblemente sin ser conscientes del todo.

En lo que no hay que caer, en todo caso, es en contradicciones: en ocasiones afirmamos algo verbalmente que no se corresponde con lo que transmitimos con gestos o movimientos, quedando claro que no estamos siendo del todo sinceros.

Como aconsejan desde Page Personnel, “es muy importante que conozcas cómo utilizar las posturas de tu cuerpo, los gestos de tu rostro o los movimientos de tus manos para transmitir una imagen positiva de ti mismo ante la persona que te está evaluando”. Sara Abad, de BBVA, insiste en los siguientes consejos: “mantén tu postura recta, no cruces los brazos y gesticula lo necesario para reforzar tus argumentos”.

Cuenta Nómina Va Contigo para Jóvenes y llévate 100 € brutos si eres nuevo cliente.
Sin comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento la tarjeta débito o crédito, si traes tu nómina, superior a 800 € (TIN 0,0%; TAE 0,0%).
Todos estos consejos sirven en definitiva para transmitir la información que deseamos en una entrevista de trabajo. “No debe haber ni trampa ni cartón, porque al final todo se sabe”, comenta Rocío Sánchez, experta en RRHH. “En todo caso debemos ser honestos, naturales, controlar los nervios y escuchar activamente al entrevistador. La decisión está en sus manos, aunque gran parte de responsabilidad también en las nuestras”, asegura.