¿Qué tipo de seguro de viaje necesito para Europa?

Te explicamos las coberturas básicas que debe tener tu seguro cuando viajes por Europa.
Durante un viaje, ya sea por negocios o por turismo, los riesgos de sufrir algún percance o imprevisto se incrementan. Puede perderse el equipaje durante el transporte o que el vuelo se retrase muchas horas. Pero, sobre todo, si se viaja fuera del país de residencia, lo peor que puede pasar es una incidencia médica y, en función del país al que viajemos, un simple virus estomacal puede suponer un alto coste económico. Por todo esto, es conveniente contratar un seguro que nos proteja. Al pertenecer al mismo continente, es muy habitual pensar que no se necesita un seguro de viaje para Europa: un error que puede vaciar nuestros bolsillos.

Un seguro de viaje permite que el asegurado disfrute de su viaje con la garantía de estar protegido ante diferentes circunstancias según las condiciones contratadas en su póliza. Por ejemplo, con la contratación de un seguro de viaje a Europa, el tomador del seguro paga una cantidad determinada a la compañía aseguradora y esta, a cambio, asume los costes médicos si se pone enfermo su asegurado en el país europeo en el que esté, conforme a lo establecido en la póliza. 

Siendo europeos no es obligatorio contratar un seguro de viaje a Europa, pero como decimos, es muy recomendable, pues no todos los países del Viejo Continente tienen un sistema sanitario con las prestaciones que tenemos en España. Ahora bien, si se viaja a Europa desde fuera, por ejemplo desde Latinoamérica, sí será necesario contratar un seguro de viaje a la par que se solicita el visado para entrar al espacio Schengen.

Consejos para contratar un seguro de viaje

Antes de contratar un seguro de viaje por Europa, es importante que optes por la póliza que mejor se adapte a las características concretas de tu viaje:

  • No lo dejes para última hora: es imprescindible que contrates el seguro de viaje antes de la fecha de inicio. Una vez que estés en tu destino será muy complicado que alguna aseguradora te ofrezca la póliza. Es cierto que la cobertura médica sí será posible contratarla el mismo día de inicio, pero, por ejemplo, una cobertura de cancelación será necesario hacerla varios días antes.
  • Calcula bien el límite de gastos médicos: una de las coberturas imprescindibles es la de gastos médicos. Ahora bien, la cantidad máxima cubierta puede abarcar un abanico muy amplio, con el consiguiente encarecimiento de la póliza. Estudia el lugar de destino y en función de su sistema sanitario contrata la póliza.
  • Adecúa el seguro a tu perfil de viajero: ¿vas a viajar mucho a lo largo del año o se trata de una ocasión excepcional? ¿Viajas por trabajo o por placer? ¿Eres estudiante? Todas estas respuestas determinarán el tipo de póliza que debes contratar.

Cobertura de asistencia en viaje

Una vez que hayas tenido en cuenta los puntos anteriores, llega la hora de contratar tu seguro de viaje a Europa. Son muchas las opciones disponibles, pero elijas la que elijas, asegúrate de que tu póliza cuenta con cobertura de asistencia en viaje, la cual proporcione atención del asegurado a lo largo el viaje, con una amplia gama de coberturas para cada momento y percance:

  • Asistencia médica: es la cobertura más importante cuando se contrata un seguro de viaje. En caso de que el asegurado se ponga enfermo o sufra un accidente, la asistencia médica garantiza el pago de los costes sanitarios, incluyendo cirugías si es necesario. Además, puede cubrir los gastos de desplazamiento y alojamiento de algún familiar, la prolongación de la estancia si la hospitalización lo requiere o la repatriación del cuerpo en caso de defunción, entre otras cláusulas.
  • Cobertura de equipaje: se trata de la segunda garantía más solicitada por los viajeros. El asegurado recibe una indemnización monetaria en el caso de que pierda el equipaje, se lo roben o sufra daños durante el transporte, y también en el caso de que se demore su entrega cuando han sido facturados en el aeropuerto.
  • Demoras: es posible que el seguro ofrezca indemnizaciones en caso de que el transporte se retrase más de ciertas horas.
  • Defensa jurídica: una cobertura que te ofrezca la defensa jurídica fuera de España.

También podría interesarte