¿Cuánto tiempo puede estar un coche sin seguro y en qué circunstancias?

Descubre si es posible “ahorrarse” el seguro de coche o si, por el contrario, siempre hay que contar con una póliza.
Son muchos los que, en determinadas situaciones (como, por ejemplo, tener el vehículo aparcado en el garaje y sin intención de moverlo), optan por no contratarle un seguro (algo que, por ley, es obligatorio), mientras se preguntan: ¿cuánto tiempo puede estar mi coche sin seguro? En este artículo vamos a responder a esta cuestión, además de indicar las posibles consecuencias que puede tener el no disponer de una póliza en vigor.
¡Tu Seguro BBVA Allianz Auto ahora en promoción!
10 % de descuento el primer año contratando online. Solo hasta el 30 de junio de 2023.

¿Cuánto tiempo puede estar el coche sin seguro?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: un coche no puede estar NUNCA sin seguro. Así lo indica la Ley 21/2007, de 11 de julio: “todo propietario de vehículos a motor que tenga su estacionamiento habitual en España estará obligado a suscribir y mantener en vigor un contrato de seguro por cada vehículo del que sea titular”. Esto significa que, tanto si se tiene estacionado en un garaje (comunitario o privado) o en la calle (e independientemente del uso que se le vaya a dar), siempre se debe contar con un seguro de coche. 

¿Existe alguna excepción?

Solo existe un caso, en base a la ley, en el que no es necesario que se disponga de un seguro de coche: al darlo de baja en el Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Para llevar a cabo este trámite se debe:

  • Acudir a la Jefatura de Tráfico.
  • Solicitar la baja del coche.
  • Rellenar el impreso que corresponda.
  • Presentar la documentación requerida (el DNI del propietario, el permiso de circulación y la tarjeta de la ITV).
cuanto tiempo puedes estar un coche sin seguro

¿Qué coberturas, como mínimo, se deben contratar?

Ahora que ya sabemos cuánto tiempo puede estar un coche sin seguro (recordemos, debe estar “protegido” desde que sale del concesionario hasta que se dé de baja), el siguiente paso es conocer las coberturas mínimas que se deben incluir en la póliza.

Esta, al menos, debe contar con un Seguro de Responsabilidad Civil, y no solo por los daños que se produzcan en un accidente de tráfico. Existen otras casuísticas como, por ejemplo, la explicada a continuación:

Teniendo el coche aparcado en el garaje, se produce un cortocircuito que deriva en un incendio que, en poco tiempo, daña gravemente a los coches que le rodean y la instalación en la que se encuentra. No tener un Seguro de Responsabilidad Civil implica, además de la multa correspondiente, tener que hacerse cargo de la reparación de los vehículos que han sufrido daños (y de los desperfectos del garaje).

No tener seguro de coche… ¡se paga!

Como hemos avanzado en el apartado anterior, no disponer de un seguro de coche, al menos de la cobertura de Responsabilidad Civil, puede suponer un importante desembolso para el afectado, al tener que pagar tanto los daños ocasionados a un tercero como la multa que se le imponga, que oscila entre los 601 €y los 3.005 € (dependiendo del tipo de vehículo, el tiempo que lleve sin seguro, de si es reincidente o de la gravedad de lo ocurrido, entre otros aspectos).

Conoce el Seguro de Coche BBVA

Ha quedado claro: un coche no puede estar sin seguro ni un segundo. Por ello, desde BBVA ponemos a tu disposición el Seguro BBVA Allianz Auto, en la modalidad de ‘A todo Riesgo’ y de ‘Terceros’, el cual puedes contratar 100% digital y aportando el mínimo de datos. ¿Quieres más información sobre él? Entra en bbva.es o la app de BBVA y descubre el seguro de coche con las coberturas que estás buscando.