¿Qué factores influyen en el consumo de combustible de un coche?

Te explicamos por qué influyen y cómo puedes reducir su efecto.
No podemos emprender un viaje sin antes comprobar que nuestro depósito está lleno, sobre todo si es largo. Es fundamental tener controlado el combustible del que disponemos, tanto como saber si será suficiente para el desplazamiento que vamos a realizar. Un cálculo que podemos llevar a cabo con la nueva calculadora de combustible de BBVA, y en el que influyen diversos factores, humanos y “mecánicos”, que vamos a conocer en este artículo.

Factores que influyen en el consumo de combustible

Son varios los motivos por los que nuestro coche puede necesitar más carburante del habitual:

  • Nuestra forma de conducir es uno de los factores que más influyen en el consumo de combustible (diesel o gasolina), siendo poco recomendable que demos acelerones y/o frenazos o revolucionemos el coche de forma excesiva, entre otras cosas. Los expertos sugieren, para evitarlo y de cara a que seamos más eficientes, que no pisemos el acelerador al arrancar el motor ni nos movamos de forma inmediata (es bueno esperar 2-3 segundos antes de comenzar). También advierten que “la primera” es únicamente para iniciar la marcha, debiendo cambiar a segunda a los pocos metros de habernos empezado a desplazar. Tampoco hemos de superar las 2.000 rpm en modelos de gasolina, y 1.500 rpm en diesel, sin cambiar de marcha (mejor circular en marchas largas y a bajas revoluciones) ni hacer cambios bruscos de ritmo sin motivo aparente.
  • La presión de los neumáticos es otro factores clave en el consumo de combustible. No llevar la suficiente presión en las ruedas hace que se puede incrementar, según diversos estudios, hasta un 3 %. ¿El motivo? Aumenta la zona de contacto de la llamada ‘banda de rodadura’ del propio neumático, es decir, se produce un mayor rozamiento de este con el asfalto. Esto implica que nuestro coche, para poder moverse, necesite realizar un esfuerzo extra que implica una gasto adicional de carburante.
  • Un exceso de peso en el vehículo puede tener como consecuencia un aumento en el consumo de combustible de hasta un 2%. Afecta, incluso, si utilizamos la baca situada en el techo. Por ello, se nos recomienda distribuir todo aquellos que vayamos a llevar de forma adecuada para que la resistencia del coche no aumente y, con ello, el citado consumo de carburante. 
  • Conducir a mucha velocidad es otro de los factores que acrecienta el consumo de combustible. De hecho, se estima que si circulamos a 100 km/h invertiremos un 30% más que si lo hacemos a 80 km/h. Esto se debe a que, en el primer caso, hacemos trabajar más al motor y para ello necesita quemar más carburante. Lo mismo ocurre con los acelerones repentinos y con los frenazos bruscos. Para este último caso, se recomienda frenar mediante la pérdida de energía del motor lo que, además, evitará posibles daños en él. 
  • El uso que demos al aire acondicionado (o al climatizador) y a las ventanillas del coche puede influir en el consumo de combustible. Si bien los primeros no suelen acrecentarlo mucho vayamos a la velocidad que vayamos (a pesar de utilizar la misma fuente de energía que el resto de maquinaria) las segundas sí lo condicionan más ya que, de mantenerlas bajadas, perjudicamos a la aerodinámica del coche. Esto se traduce en si superamos los 90 km/h con ellas abiertas, lo normal es que nuestro coche consuma entre un 5% y 20% más.

Estos son los factores que más influyen en el consumo de combustible de tu vehículo, pero no los únicos. Realizar un mantenimiento deficiente o no comprar combustible con aditivos también afectan negativamente.  

Calculadora de combustible

Como hemos comentado al inicio, una buena forma de moderar el gasto en carburante, es poder calcular el gasto en gasolina tanto en un viaje como a lo largo del año en función del tipo de coche que tengamos y el uso que hagamos de él.
CTA Calculadora Combustible