Nómina y Seguridad Social, claves de las cotizaciones

Te explicamos en qué consisten las cotizaciones que aparecen reflejadas en tu nómina mensual
La Seguridad Social constituye uno de los grandes logros del modelo de bienestar del Estado español. Este sistema de protección social se ocupa de asignar prestaciones y recursos con el fin de garantizar la estabilidad económica de las personas en situación de necesidad y evitar así las desigualdades sociales. La financiación de la Seguridad Social procede, principalmente, de las contribuciones de los trabajadores del país, que se descuentan automáticamente de su salario mensual. Si eres un trabajador por cuenta ajena y te has preguntado alguna vez cuál es la relación entre las cifras y porcentajes que aparecen en tu nómina y la Seguridad Social, en este artículo te lo contamos.

¿Qué es la nómina?

La nómina es un documento empresarial que se utiliza a modo de justificante de pago del salario que perciben los trabajadores por cuenta ajena. De esta forma, las nóminas cumplen una doble función: en primer lugar, permiten a las empresas llevar un registro de los pagos asociados a cada uno de sus asalariados; en segundo lugar, informan a los trabajadores de la procedencia del salario abonado, indicando el concepto de todas las asignaciones, deducciones y retenciones aplicadas.

En España, las nóminas se suelen emitir de manera mensual y, dado que se trata de documentos oficiales, tienden a presentar una estructura muy similar. Por lo general, la información relativa al salario del trabajador aparece desglosada en una serie de conceptos que incluyen, como mínimo, el salario base y cada una de las retenciones aplicadas. Estas retenciones se dividen, a su vez, en dos grupos: el porcentaje aportado a la Agencia Tributaria en concepto de IRPF y las contribuciones a la Seguridad Social. La cantidad resultante de la deducción de las aportaciones y las contribuciones, operación que se puede realizar con nuestra calculadora de sueldos, es el salario neto que percibe el trabajador en su cuenta bancaria.

Cotizaciones a la Seguridad Social: bases, conceptos y porcentajes

Las cotizaciones a la Seguridad Social tienen como objetivo la sufragación de los gastos propios de este sistema de protección, como pueden ser los gastos sanitarios, las pensiones de viudedad o las de jubilación. Por norma, las empresas son las encargadas de abonar a la Seguridad Social el importe correspondiente a las cotizaciones mensuales, que aúna tanto las aportaciones aplicables a la propia empresa como las cotizaciones individuales de cada trabajador. Estas últimas son las que se reflejan en las nóminas y se deducen del sueldo base de los asalariados.

La cuota de la Seguridad Social a la que debe hacer frente cada trabajador se calcula en función de dos elementos: la base de cotización y los tipos de cotización. La base de cotización hace referencia a la cantidad sobre la que se aplican los porcentajes correspondientes, y coincide con la remuneración total a la que tiene el derecho el trabajador cada mes. En términos generales, este importe integra tanto la retribución mensual como la parte proporcional de las pagas extraordinarias y otras percepciones que, aunque no tengan carácter mensual, se aplican a lo largo de ese mismo ejercicio. Cada año, el Estado establece unas bases de cotización mínimas y máximas que varían en función de la categoría profesional del trabajador. En caso de que la cifra correspondiente a la base de cotización del asalariado sea inferior o superior a los límites estipulados, se deberá ajustar el importe de tal forma que coincida con la cantidad mínima o máxima (según corresponda).

Los tipos de cotización, por su parte, hacen referencia a los porcentajes que se aplican sobre la base de cotización para calcular la cuota individual de la Seguridad Social. De igual modo que las bases mínimas y máximas, los tipos de cotización se revisan y adaptan anualmente, por lo que es recomendable consultarlos de manera periódica. En la actualidad, los tipos aplicables en la nómina de los trabajadores por cuenta ajena son los siguientes:

  • Contingencias comunes: 4,70% de la base de cotización. Este concepto hace referencia a las enfermedades comunes, los accidentes no laborales y la maternidad.
  • Horas extraordinarias: 2% en caso de fuerza mayor y 4,70% en el resto de los casos.
  • Desempleo: 1,55% en el caso de los contratos indefinidos y 1,60% en el de los contratos temporales.
  • Formación: 0,10% de la base de cotización en los contratos de formación.

De esta forma, el sistema de cotizaciones a la Seguridad Social pretende ser lo más equitativo posible, exigiendo el pago de unas cuotas que son proporcionales al salario de cada trabajador.

BBVA no es responsable del contenido, veracidad, exactitud, suficiencia, integridad o actualización de este artículo, ya que ha sido elaborado por terceros ajenos a BBVA. El artículo tiene valor meramente informativo y orientativo, en ningún caso es vinculante ni obligatorio y no constituye oferta comercial o compromiso contractual alguno de BBVA.

NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Tu nómina en BBVA

Ahora que conoces las cotizaciones que aplican a tu nómina, es el momento de que sepas que te ofrecemos condiciones ventajosas para ingresarla con la Cuenta Nómina Va Contigo en BBVA, la cual no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjeta de cada titular, solo por cumplir una de estas condiciones (TIN 0%; TAE 0%): domiciliar tu nómina superior a 800 €, pensión o desempleo a partir de 300 € o tener ingresos trimestrales de mínimo 2.500 €. También está libre de comisiones la retirada de efectivo a débito en más de 6.000 cajeros automáticos en toda España y las transferencias online realizadas en la EEE. Además tendrás a tu disposición un gestor personal para cualquier consulta. 

En caso de no cumplir condiciones: TAE: -3,31 % para un supuesto de saldo diario de 3.000 € constantes durante un año. 

Si deseas traerla a BBVA desde otra entidad de forma fácil y rápida, ponemos a tu disposición nuestro Servicio Cambio de Banco (al que puedes acceder desde bbva.es o desde la app de BBVA), el cual se encarga de llevar a cabo todo el proceso de forma cómoda, rápida y sin ningún coste para ti. Entra en bbva.es e infórmate.

También podría interesarte