Maneras de ahorrar que agradecerás en el futuro

Consejos y herramientas para alcanzar tus objetivos.

Todo buen ahorrador tiene que fijar su meta de cara al futuro ya que será en el cuando podrá ver realizado el objetivo deseado (o también para estar más tranquilo por si surge algún imprevisto). Son múltiples los motivos por los que ahorrar es recomendable. 

Es por ello que, en este artículo, queremos ofrecerte maneras de ahorrar que seguramente tu "yo" futuro te agradecerá.

Consejos a seguir

Desde BBVA queremos apuntar, en primer lugar, que los milagros en este campo no existen. Sin embargo, si eres aplicado y sigues las distintas maneras de ahorrar que te ofrecemos verás que hacerlo poco a poco no es algo imposible. 

Organiza tu plan de ahorro: lo primero que debes hacer es crear un presupuesto que detalle tus gastos e ingresos y que te permita ver claramente en qué empleas tu dinero. Una fotografía de tu economía con la que afinar los gastos a recortar y reducir y en qué cantidad. BBVA cuenta con una herramienta, Bconomy, que te ayudará a cumplir esta meta mostrándote un desglose de todo lo que gastas por categorías y ofreciéndote la opción de crear presupuestos de gastos en cada una de ellas. 

Disminuye tus gastos fijos: con el presupuesto en la mano, te toca disminuir los gastos fijos. Te recomendamos que revises los distintos servicios que tengas contratados, como la tarifa de móvil e internet, o que apagues las luces o la televisión en casa cuando no las estés utilizando. Seguir estos pequeños consejos reducirá el total de tu factura a final de mes. 

Busca las mejores ofertas en Internet: los comparadores de precios son de gran ayuda para encontrar la mejor relación calidad-precio del producto que necesitas. Un sencillo paso que no te lleva mucho tiempo y que genera un gran ahorro.

Automatiza el ahorro: el fin de ahorrar es futuro. Por ello, y para que se haga más sencillo este largo proceso, no debes pensar en el día a día sino en el proceso completo. Lo más fácil para ello es que automatices el ahorro para que el banco, de manera mecánica, realice los traspasos que fijes en tu presupuesto a otra cuenta sin que tengas que preocuparte. 


Evita el pago de intereses: son un gasto que merma tu economía y que se pueden eliminar. Para ello, te aconsejamos que domicilies todos tus gastos en la misma cuenta en la que te ingresan el salario cada mes. De esta forma, también consigues tener un mayor control sobre tus finanzas. 

Crea una cuenta para ahorrar: desde BBVA te recomendamos que el dinero que vayas ahorrando, lo transfieras a una cuenta destinada al ahorro. En BBVA disponemos de la Cuenta Metas, la cual no tiene ningún tipo de comisión ni te cobra por las transferencias. Se abre a través de la app de BBVA o bbva.es y, para empezar a utilizarla, debes indicar el nombre de la meta, el dinero que te has propuesto ahorrar y el plazo que has estimado para cumplir tu objetivo. En base a esto, te envía notificaciones de la evolución del ahorro para que siempre sepas en qué punto te encuentras.