manifiesto ágil

Principios del Manifiesto Ágil y los refranes

Como colofón al repaso realizado a los principios y valores ágiles, vamos a detenernos en la sabiduría popular aplicada al Manifiesto Ágil. ¿O acaso pensabas que esto del agilismo nació ayer? Te vamos a demostrar por qué no es así.

Manifiesto Ágil y los refranes populares

Si hacemos memoria y recordamos el primer principio ágil, el cual hace referencia a que nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente, mediante la entrega continua de valor, podemos relacionarlo con varios dichos populares, destacando:

- Obras son amores, y no buenas razones. 

- Menos lirili y más lerele.

Si nos detenemos en el segundo principio del Manifiesto Ágil, el cual habla de que hemos de aceptar que los requisitos cambien, incluso en etapas tardías del desarrollo, ¿qué dicho se nos puede venir a la cabeza? Hay varios: 

- Quien no oye consejo, no llega a viejo.

- Rectificar es de sabios.

Para el tercer principio, relacionado con las entregas frecuentes de productos que funcionan (en ciclos cortos), contamos con refranes como los siguientes:

- Un camino de mil millas empieza con un paso.

- Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

- Hay que gatear antes de andar.

El cuarto principio nos dice que los responsables de negocio y los desarrolladores han de trabajar juntos, y a diario, durante todo el proyecto, recordamos dichos populares como:

- Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres ir lejos, ve acompañado.

- Ven más 4 ojos que 2.

Si profundizamos en el quinto principio del Manifiesto Ágil, relativo al desarrollo de los proyectos en torno a individuos motivados, proponemos estas frases tan reconocibles por todos: 

- Dame un punto de apoyo y moveré el mundo.

- Dales un pez y comerán hoy, dales una caña y comerán el resto de su vida.

En el sexto principio nos dice que el método más eficiente y efectivo de comunicar información es la conversación cara a cara, nos lleva al siguiente dicho popular:

- Hablando se entiende la gente.

El séptimo principio ágil, el cual presenta que el producto entregado y funcionando es nuestra principal medida de progreso, se relaciona directamente con refranes que dicen:

- Más vale pájaro en mano que ciento volando.

- Ave que vuela, a la cazuela.

Seguimos con el octavo principio, que se refiere a mantener un ritmo sostenible de trabajo, el cual vamos a vincular con frases célebres como:

- Sin prisa pero sin pausa.

- Vísteme despacio que tengo prisa.

- La prisa es una compañera que no te lleva lejos.

- Como pollos sin cabeza.

Si pasamos al noveno, que habla sobre la atención continua a la excelencia, así sin pensar nos sale:

- Lo bien hecho, bien parece.

- El trabajo bien hecho, da alegría al pecho.

Llegamos al décimo principio del Manifiesto Ágil, el de la simplicidad, el cual podría resumirse con dichos como: 

- Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

- El perfume se guarda en frascos pequeños.

Como penúltimo principio, en el que se presenta la importancia de los equipos autoorganizados, vamos a destacar refranes como:

- El uno por el otro y la casa sin barrer.

- El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan campeonatos.

Y el último principio del Manifiesto Ágil, el duodécimo nos diceq que a intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más efectivo para, a continuación, ajustar y perfeccionar su comportamiento, cerramos con:

- El que la sigue la consigue.

- La experiencia es la madre de la ciencia.

Hasta aquí este artículo, en el que hemos querido compartir una relación de dichos populares, y frases célebres, que bien podrían servir para definir los principios y valores del Manifiesto Ágil. Y como siempre decimos los Agile Coaches de la Disciplina Agile España: "todas y todos somos parte del cambio".

Firmado: Cristina López-Brea, Roberto Trapero y Juan Antonio Ochoa Agile Coaches de la Disciplina Agile España, en BBVA.

También puede interesarte