Origen de la metodología Agile

Seguro que muchas personas piensan que, para hablar del origen de la metodología Agile, íbamos a remontarnos a la publicación del Manifiesto Agile ya que, en definitiva, es ese el momento que se identifica con su nacimiento

Pero la realidad es que, ya antes de la publicación del Manifiesto, había empresas que estaban empezando a trabajar utilizando parte de esta metodología Agile. Así lo contaron Jeff Sutherland y Ken Schawaber, dos de los miembros fundadores del agilismo, cuando, en 1995,  dieron a conocer el estudio en el que se basaron para crear uno de los marcos de trabajo Agile: Scrum.

De hecho, junto a ellos vamos a desempolvar un poquito de la historia del origen de la metodología Agile.

Origen del metodología Agile: primeros pasos

Hirotaka Takeuchi e Ikujiro Nonaka eran dos estudiantes japoneses que se conocieron en Tokio y decidieron completar su formación en EEUU, país en el  que se hicieron un hueco en el ámbito formativo como pensadores y divulgadores. 

En enero de 1986 escriben un artículo para la Harvard Business Review titulado  “The new new product development game”, en el que ya hablaban de los conceptos clave del metodología Agile:

- El proceso rápido y flexible (para la creación de productos).

- Equipos autoorganizados, multifuncionales.

- Empoderamiento.

- Cómo construir software de forma iterativa.

- Aprendizaje y tolerancia al error.

- Desafío al status quo.

En paralelo a esta corriente, en la industria del software también estaban surgiendo nuevas formas de programación y desarrollo, como respuesta a la inquietud provocada por la rigidez del sistema.

¿Qué prácticas hacían que el sistema fuese tan ‘rígido’

- Los proyectos eran largos (pasaba mucho tiempo desde el momento en el que se llevaba a cabo la petición hasta que se realizaba la entrega), lo que daba lugar a un gap entre lo que el cliente quería y lo que se le entregaba.

- En los proyectos no había capacidad de reacción ante cambios en el mercado o movimientos de la competencia,  y los costes se disparaban.

- Se generaban problemas entre la empresa y sus proveedores, ya que ambos se regían exclusivamente por un contrato firmado.

Origen del métodología Agile: así nace el manifiesto agil

En este caldo de cultivo germinó la semilla del Metodología Ágile. En febrero de 2001, 17 expertos en programación, entre ellos los creadores de Scrum, se reunieron para ver cómo podían atender mejor las necesidades de sus clientes, reducir los tiempos de entrega y evitar la rigidez ante los cambios.

Fue así como nació el Manifiesto Ágil (o Agile), que nos presenta 4 valores y 12 principios, consensuados, acordados y firmados por los 17 participantes en ese famoso encuentro de febrero de 2001. 

Así, este Manifiesto Ágil fue, en realidad, la puesta de largo de la metodología Agile’, corriente que, como hemos visto previamente, ya venía fraguándose desde hacía años en diversos entornos, como respuesta a la rigidez de un sistema que ya no funcionaba.

¿Cuáles son los pilares de la metodología Agile?

El Manifiesto Ágil, base de la metodología agile, propone una nueva forma de pensar y una nueva forma de relacionarse basada en las siguientes premisas: 

- Las personas somos lo primero.

- Los equipos deben ser multifuncionales (con personas de distintas áreas) y autoorganizados.

- Entregamos valor de forma iterativa e incremental.

- Acogemos el cambio como una oportunidad.

- Se introduce el concepto de ‘mejora continua’, el cual indica que cada cierto tiempo es conveniente parar y reflexionar acerca de cómo podemos mejorar.

- El cliente está presente durante todo el proceso y es el centro de toda actuación.

Hasta aquí este artículo, en el que hemos querido compartir contigo el origen de la metodología Agile (y de su Manifiesto). Y como siempre decimos los Agile Coaches de la Disciplina Agile España: "todas y todos somos parte del cambio".

Juan Antonio Ochoa, Agile Coach de la Disciplina Agile España, en BBVA

Aprendizaje Agile

- En 1986 los japoneses Hirotaka Takeuchi e Ikujiro Nonaka publican el artículo “The new new product development game”, que puede ser considerado el germen del agilismo.

- En 2001, 17 expertos en programación se reúnen para dar solución a las necesidades de sus clientes, reducir los tiempos de entrega y evitar la mencionada rigidez ante los cambios,  dando lugar al manifiesto Ágil (o Agile).

- El Manifiesto Agile se compone de 4 valores y 12 principios, entre los que se encuentran: las personas son lo primero, los equipos deben ser multifuncionales y autoorganizados y la entrega se realiza de forma iterativa e incremental.

También puede interesarte