Historia del método Kaizen

La historia del método Kaizen arranca al finalizar la segunda guerra mundial, en un país totalmente devastado. ¿Sabéis de qué país hablamos? Pues no es otro que Japón. 

Historia del Método Kaizen: Japón como punto de partida

Hablamos de 1945, año en el que Japón estaba habitado por 115 millones de personas y cuyo futuro era totalmente incierto. Contaban con muy pocos recursos naturales, no tenían materias primas ni energía y había escasez de alimentos. Además, la industria estaba destruída por la guerra y sus productos no eran consumidos, ni siquiera en su propio mercado, porque los consideraban de muy baja calidad y con un diseño obsoleto.

En este contexto, Japón se dio cuenta de que era necesario hacer las cosas de manera diferente. No podría: 

- Seguir usando los mismos modelos tradicionales en los que la producción contaba con recursos ilimitados.

- Correr el riesgo de que su producto no fuera aceptado por el mercado y terminara convirtiéndose, por tanto, en un desperdicio. 

Estaba claro que el proceso productivo del país debía reinventarse, hecho que dio pie, como primer paso, a la creación (en 1949) de la Unión Japonesa de Científicos e Ingenieros (JUSE).

Historia del Método Kaizen: la importancia de la JUSE

La JUSE fue un organismo que, tras la intervención de varios expertos estadísticos en calidad, como Deming o Joseph Juran, supuso el punto de partida de la historia del Método Kaizen, dando lugar al concepto inicial de la misma. 

Un concepto que muchos consideran un modelo filosófico, y que fue desarrollado e impulsado por Masaaki Imai y su Kaizen Institute a lo largo de los años posteriores . Por ello, Masaaki Imai es considerado,hoy, como el padre del Método Kaizen.

¿Qué es el Método Kaizen?

Kaizen, término que da nombre al método, proviene (etimológicamente hablando) de dos términos japoneses: 

- Kai, que significa cambio.

- Zen, que significa bondad, algo bueno, o algo mejor. 

La esencia de Kaizen, y también del método, es la búsqueda permanente de la mejora continua, la cual involucra a toda la organización y trasciende al ámbito empresarial. 

Kaizen afecta a nuestras vidas, a nuestro entorno, porque se basa en la necesidad humana de hacer las cosas un poquito mejor cada vez, y en la creencia humanista de que todos queremos superarnos día a día. Por ello debemos entender Kaizen como un camino, no como un objetivo en sí mismo. Y es por esto por lo que algunos consideran Kaizen como una filosofía (y no tanto un método).

¿Cómo funciona el Método Kaizen?

El método Kaizen comienza identificando qué es aquello que nos aporta valor. También trata de localizar nuestras expectativas y necesidades, junto a las de nuestros clientes y las de nuestra organización. Y esto es algo que aplica tanto en nuestro ámbito personal como profesional.

Una vez lo hace, el método Kaizen observa todas las actividades que desarrollamos hasta conseguirlo. Y en este punto, busca :

- ¿Qué podemos hacer para conseguir una mayor satisfacción?

- ¿Qué podemos hacer para obtener un incremento de ese aporte de valor?

- ¿Qué podemos hacer para conseguirlo antes? 

Y es en este momento en el que se pone en marcha la máquina de la mejora continua, en el de la búsqueda constante de reducir, transformar o eliminar todas aquellas actividades que no aportan valor y a las que el Método Kaizen llama, sin ningún tapujo, desperdicio.

¿Quién forma parte del Método Kaizen?

Como hemos comentado, en esa búsqueda constante por mejorar, Kaizen involucra a todos los participantes de la cadena de valor: todos tenemos la responsabilidad de introducir aquellas mejoras que:

- Aporten más valor.

- Aporten ese valor antes 

- Provoquen mejoras en nuestros estándares de calidad.

El Método Kaizen se apoya en aquella premisa que nos regaló Albert Einstein cuando dijo: ‘Si siempre hacemos las mismas cosas, los resultados siempre serán los mismos’. Por eso, nos invita a todos, a toda la organización, a ser inconformistas, a ser valientes, a introducir cambios, a observar y medir su resultado y a seguir buscando mejoras para responder al compromiso de nuestra búsqueda constante por conseguir y aportar más valor.

Hasta aquí este artículo, en la que hemos querido compartir contigo la historia del Método Kaizen. Y como siempre decimos los Agile Coaches de la Disciplina Agile España: "todas y todos somos parte del cambio".

Nerea Heraso, Agile Coach de la disciplina Agile España, en BBVA

Aprendizaje Agile

- La historia del Método Kaizen comienza en Japón en el año 1945.

- El nacimiento de la JUSE (o Unión Japonesa de Científicos e Ingenieros) en 1949 fue el punto de partida del mismo.

- Mezcla de los términos Kai y Zen, tiene su esencia en la búsqueda permanente de la mejora continua.

- Comienza identificando aquello que nos aporta valor (basándose en nuestras expectativas y necesidades), para luego buscar, de entre nuestras actividades, lo que nos ayude a conseguirlo lo antes posible.

- Involucra a todos los participantes.

También puede interesarte