EVA

(Economic Value Added) Es un indicador para medir la creación de valor para el accionista. Se define como el valor en exceso que un negocio o una unidad de negocio aporta después de detraer del resultado que genera el coste que supone financiar los activos que están afectos a dicho negocio o unidad de negocio. La base del EVA consiste en obtener la diferencia entre una medida del resultado (beneficion operativo neto) y el cargo de capital (capital económico x coste de capital de la empresa). De esta forma se obtiene un indicador de la gestión de la empresa en función de su rendimiento económico y de su rentabilidad financiera. Es decir, contemplando los puntos de vista tanto del gestor como del accionista.