Amortización parcial

Se trata del reembolso de una parte del préstamo (tanto rápido como personal o hipotecario) de forma anticipada. Esta amortización parcial puede derivar en una reducción del plazo establecido para su devolución (por ejemplo, de abonarlo en 15 años a hacerlo en 8 años) o de la cuota que se paga cada mes (pasando esta, por ejemplo, de 700 € a 570 €). En ambos casos, y según las condiciones establecidas en el contrato del préstamo, la amortización parcial puede conllevar el pago de comisiones que equilibren la pérdida financiera sufrida por la entidad bancaria.
información préstamo rápido