> 
 > 
Préstamos ico

Cómo funcionan los préstamos ICO

Financiación para autónomos y empresas con un competitivo interés y un plazo de hasta 20 años

El funcionamiento de los préstamos ICO no difiere demasiado de los préstamos ‘tradicionales’ otorgados por los bancos. Sin embargo, a diferencia de estos, esta forma de financiación implica tres partes: el Instituto de Crédito Oficial, la entidad de crédito y el solicitante, que puede ser una pyme, autónomo o incluso un organismo público.

Por un lado, es el ICO el que presta el dinero y pone las condiciones para acceder a él; mientras tanto, la entidad de crédito analiza la viabilidad del préstamo, gestiona el dinero prestado y asume el riesgo en caso de impago del cliente. Así, como en cualquier otro préstamo, es el receptor del dinero el que tiene que devolverlo en el plazo de tiempo estipulado, junto con el interés asociado.

Préstamos ICO - BBVA

Es, en resumidas cuentas, un sistema de mediación para que pymes y autónomos accedan a una serie de líneas de financiación, cada una con sus propias características. En la actualidad existen cinco de estas líneas:

  • ICO Empresas y Emprendedores: destinado principalmente a autónomos y empresas que necesiten liquidez o quieran realizar inversiones productivas dentro de territorio español. En esta línea también se contempla financiación para organismos públicos y para comunidades de propietarios.
  • ICO Garantías SGR/SAECA: una línea dirigida a autónomos, empresas y entidades públicas o privadas que tienen el aval de una Sociedad de Garantía Recíproca o de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria.
  • ICO Crédito Comercial: pensado para autónomos y empresas que necesiten acceder a liquidez a través del anticipo del pago de facturas que tienen pendientes de cobro.
  • ICO Exportadores: centrado en autónomos y empresas que necesiten acceder a liquidez a través del anticipo del pago de facturas procedentes de actividades exportadoras o financiar los costes previos de producción de sus bienes o servicios destinados al mercado extranjero.
  • ICO Internacional: tiene dos tramos, uno para autónomos, empresas y entidades públicas o privadas que necesiten inversión o liquidez; otro para empresas españolas o extranjeras que quieran financiar la compra/venta de bienes o servicios.

Con estas herramientas de financiación se pretende fomentar la creación de empresas para su desarrollo tanto dentro de España como en el exterior. Así, algunos ejemplos de conceptos financiables contemplados por el ICO son:

  • La adquisición de turismos cuyo coste no supere los 30.000 €.
  • Facilitar hasta el 100 % de liquidez para gastos de circulante.
  • Anticipar el pago de facturas a vencimiento no superior a 180 días.
  • Adquisición de empresas.
  • Creación de empresas en el extranjero.
  • Cubrir costes de producción y elaboración de bienes o servicios para exportar.

Límites de financiación y condiciones de los préstamos ICO

La financiación máxima a la que se puede optar y sus condiciones de devolución varían en función de la línea escogida. Como norma general, el capital máximo que concede el ICO asciende a los 12,5 millones de € y tiene un periodo máximo de amortización de 20 años. Sin embargo, la mayoría de los préstamos que se conceden no superan los 25.000 € y están destinados a proyectos de pymes y micropymes.

En cuanto al interés asociado al préstamo, este puede tener un tipo fijo, con cotización quincenal, o variable: que comprende un euríbor a 6 meses más un diferencial.

  • En préstamos a un año se sumará hasta un 2,3 %.
  • En préstamos de dos a tres años se suma un 4 %.
  • En préstamos de 4 años en adelante se suma un 4,3 %.

Los préstamos ICO no tienen comisiones de apertura o estudio, pero sí una comisión de cancelación en caso de amortización anticipada.

Esta amortización puede ser de 1 a 10 años, 12, 15 ó 20 con hasta 2 años de carencia si se financia inversión o inversión y liquidez. Y de 1 a 4 años con hasta 1 de carencia si se financia únicamente liquidez.

Cómo solicitar un préstamo ICO

Para solicitar un préstamo ICO el interesado debe acudir a una de las oficinas de las entidades de crédito asociadas a este sistema de financiación, entre las que se encuentra BBVA, y presentar una propuesta que debe centrarse, principalmente, en estas dos claves:

  • Quién solicita la financiación y para qué la necesita.
  • Capacidad de pago, solvencia patrimonial y garantías adicionales, entre las que se encuentra el avalista. Esta, como en cualquier otra solicitud de dinero, es una de las partes más importantes de cara a conseguir la financiación.

Para obtener más información sobre los préstamos ICO, puedes acudir a cualquier oficina de BBVA.

Cómo funcionan los préstamos ICO