Claves para entender los nuevos fondos de recuperación europeos

Descubre todo lo que necesitas saber acerca de las millonarias ayudas europeas que recibirá España para relanzar la economía tras las nefastas consecuencias provocadas por el virus de la COVID-19.

La Unión Europea (UE) se ha movilizado con el propósito de volver a dinamizar la economía de la Eurozona, tan duramente golpeada por las consecuencias socioeconómicas del virus de la COVID-19. Y es que la pandemia no solo ha estresado los sistemas sanitarios nacionales, sino que ha comprometido las fuentes de ingresos de miles de millones de personas alrededor del mundo. El continente europeo no resulta una excepción y también sufre los estragos de esta grave crisis global. Por ello, la Comisión Europea (CE) y los Estados miembros de la UE destinarán aproximadamente 1,8 billones de euros a financiar fondos de recuperación para toda la región.

Muchas son las preguntas y dudas que ha despertado este acuerdo entre los países de la UE: ¿a qué cuantía ascenderán estos fondos? ¿Qué porcentaje de los mismos corresponderá a España? ¿Cuándo podrán solicitarse? ¿De qué manera serán distribuidos? A continuación, encontrarás recogidas todas las claves que necesitas para conocer los nuevos fondos de recuperación para la Unión Europea. ¡No dejes de leer!

¿Por qué la Unión Europea ha aprobado este fondo de recuperación?

Frente a los serios estragos que en los bolsillos de la ciudadanía está causando la pandemia del virus de la COVID-19, las autoridades europeas han reaccionado ordenando la mayor inyección económica jamás llevada a cabo en la zona euro. De hecho, para financiar estos fondos de recuperación europeos, la CE emitirá deuda por primera vez en su historia. Así pues, dejar atrás el preocupante panorama actual y dotar a la región de las herramientas con las que poder anticipar los retos del futuro constituyen los grandes objetivos que dan lugar a este estímulo financiero sin precedentes.

De cara a activar la recuperación en la región y aumentar el potencial de crecimiento y la productividad en los diferentes Estados miembros, la UE persigue lograr este cambio de tendencia a través de la promoción de dos principales ejes estratégicos: una transición ecológica (basada en la economía circular, la movilidad sostenible, las energías renovables, las ‘smart cities’…) y una transformación digital (impulsada por avances como el ‘Internet de las cosas’, las redes ‘5G’, la medicina genómica, la inteligencia artificial, las plataformas de ‘ecommerce’…) y con foco en las PYMEs como sector tractor de la economía. 

Debido a esta decisión de Bruselas, todos los proyectos y las iniciativas que soliciten financiación de los fondos de recuperación europeos deben buscar que las economías y sociedades europeas sean más sostenibles y resilientes y estén mejor preparadas para los retos y las oportunidades de las transiciones ecológica y digital

fondo de recuperacion

Fondo de recuperación de la UE: ¿a cuánto ascenderán los créditos y las ayudas que apruebe Bruselas?

Los 1,8 billones de euros pactados por la UE se dividirán en dos: 1,07 billones de euros para el Marco Financiero Plurianual (MFP) entre los años 2021 y 2027; y 750.000 millones de euros con los que dotar de recursos a los denominados fondos ‘Next Generation EU’, un instrumento temporal de recuperación que combinará subvenciones (390.000 millones de euros en partidas a fondo perdido) con préstamos (360.000 millones de euros). 

Y la premisa es clara: los países más afectados por la pandemia del virus de la COVID-19 obtendrán un mayor volumen de ayudas europeas. A falta de que los Estados miembro presenten sus planes y la CE los valide, se estima que Italia y España serán las dos naciones que reciban más fondos comunitarios. En el caso de España, los cálculos hablan de unos 150.000 millones de euros procedentes de Europa, de los que 81.000 millones de euros llegarían como fondos no reembolsables

Sin embargo, como se apuntaba más arriba, la concesión final de estas ayudas aún ha de conseguir el fallo favorable de las autoridades comunitarias, las cuales exigen, a cambio de la concesión de los fondos, la puesta en marcha de reformas y políticas en materia de modernización industrial (tanto del sector público como privado), creación de empleo y una apuesta decidida por la investigación e innovación, aludiendo únicamente a tres de las peticiones que el Consejo Europeo ha realizado a España. 

¿Cuándo podrían llegar a España las primeras ayudas del fondo de recuperación para Europa?

El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia “España Puede” marca las líneas maestras del Plan que España debe presentar antes de abril. Si nada cambia, julio será el mes en que las autoridades europeas den a conocer su veredicto y, de ser este favorable, los primeros fondos de recuperación podrían desembarcar en España a principios de verano.

Con ese horizonte temporal en mente, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) consolidados del año 2021 ya poseen una partida de más 26.000 millones de euros que anticipa los fondos de Europa. El Plan “España Puede” se sustenta sobre 4 ejes estratégicos: transición ecológica, transformación digital, promoción de la igualdad de género y el fomento de la cohesión social y territorial, reforzando especialmente el desarrollo de las pymes, y atención y cuidado de las personas dependientes. 

En definitiva, el Gobierno español trata de canalizar los fondos de recuperación europeos para que estos reviertan con eficacia y de manera muy positiva en las áreas de actividad más perjudicadas por la pandemia (comercio, hostelería, turismo, etc.), así como en aquellos sectores llamados a marcar el ritmo de la economía durante las décadas venideras (telecomunicaciones, energía, vehículos eléctricos, etc.).

¿De qué forma se distribuirá en España el dinero procedente del fondo de recuperación europeo?

En España, el reparto de los fondos de recuperación europeos estará gestionado por entidades estatales, autonómicas y locales. Las empresas o agrupaciones que quieran financiar proyectos nuevos o en ejecución (desde febrero de 2020) deberán concurrir a las licitaciones y convocatorias de subvenciones que las diversas administraciones empezarán a publicar una vez que Europa haya mostrado su conformidad con la propuesta española. 

El Real Decreto-ley 36/2020, de 30 de diciembre, contiene medidas para agilizar los trámites administrativos y da un impulso a la colaboración público-privada. En este sentido, introduce la novedosa figura de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica. Los PERTE (por sus siglas) suponen un mecanismo inédito de colaboración público-privada entre administraciones, empresas y centros de investigación que permitirá dotar de financiación a aquellos proyectos estratégicos que contribuyan claramente al crecimiento económico, al empleo y a la competitividad de nuestro país. 

Los PERTE podrán ser de dos tipos:

- Un proyecto único, con su propósito y modo de ejecución perfectamente establecidos.

- Un proyecto integrado o, dicho con otras palabras, que englobe varios proyectos dentro de un programa de actuación conjunto.

¿Cómo se podrá acceder a las distintas ayudas del fondo de recuperación para Europa?

Optimizar la canalización y amplificación de los fondos de recuperación para Europa resulta fundamental de cara a blindar la efectividad de estas ayudas. A este respecto, las entidades bancarias han de estar en constante colaboración con las administraciones públicas, facilitando así que tanto las grandes empresas como las pymes puedan acceder a esta dotación de fondos. 

Siempre creando oportunidades, BBVA es plenamente consciente de ello y, como ha señalado su presidente, Carlos Torres Vila, el Plan de Recuperación Europeo constituye una “ocasión histórica para España”, puesto que abre la puerta a un nuevo modelo productivo y a la adopción de pautas de consumo sostenible que contribuyan a la preservación del planeta.

Si deseas saber más acerca de los fondos de recuperación para Europa, dispones de toda la información en bbva.es.