¿Qué coberturas incluye el seguro de salud?

Te explicamos cuáles son los servicios más habituales que ofrecen las compañías de seguros.
Para saber si la póliza que se va a contratar es la adecuada, en base a las necesidades que se tienen, hay que revisar, lo primero, las coberturas que se incluyen en el seguro de salud. En este artículo, y con detalle, vamos a indicar las que, habitualmente, están a disposición del tomador en este tipo de pólizas y las que, por el contrario, no forman parte de la oferta de la aseguradora.
¡Descubre el Seguro BBVA Más Salud!
Con acceso al cuadro médico de Sanitas y a programas digitales de salud personalizados.
Pero antes os vamos a explicar lo que es una cobertura, en concreto, en un seguro médico.

¿Qué es una cobertura en un seguro de salud?

Una cobertura, en un seguro de salud, es la prestación del servicio médico que se incluye en la póliza y por la que la compañía de seguros va a proteger al tomador y a los asegurados (en las condiciones que se acuerden e incluyan en el contrato del seguro) de las consecuencias de un siniestro, prestando el servicio médico contratado dentro de los límites pactados en el contrato del seguro.

Estas coberturas, que se incluyen en el seguro de salud, van a variar de una compañía aseguradora a otra, por lo que es importante que se sondee el mercado en busca de la que se adecúe, en mayor medida, a las necesidades que se tengan.

¿Qué coberturas se incluyen en el seguro de salud?

Tal y como se indica en el apartado anterior, las coberturas que se incluyen en un seguro de salud son distintas, según la póliza que se elija y la aseguradora en la que se contrate, siendo las más habituales: 

  • Atención primaria: se incluye, en el seguro de salud, el acceso al médico de cabecera y al pediatra, además de un servicio de ambulancia y de enfermería.
  • Especializaciones médicas: se pone a disposición del tomador un cuadro médico en el que puede consultar los distintos profesionales sanitarios que se incluyen en el seguro de salud (según su especialidad).
  • Hospitalización: otra de las coberturas que se incluyen en los seguros de salud, normalmente, son los gastos relacionados con la internalización hospitalaria del paciente, ya sea en una habitación individual o compartida.
  • Pruebas diagnósticas y otro tipo de análisis (sangre u orina).
  • Asistencia en el parto y otras coberturas especiales para embarazadas.
  • Servicio de urgencia (24 horas al día).
  • Servicio de atención telefónica y online (24 horas al día).

Cabe destacar que, si bien es cierto que estas son las coberturas que se suelen incluir en un seguro de salud, no son todas las posibles (como se ha indicado al inicio, van a depender del “producto” que se contrate y de la compañía que se elija).

¿Qué coberturas incluye un seguro de salud?

¿Qué coberturas no se incluyen en un seguro de salud?

Las coberturas médicas que no se incluyen, comúnmente, en un seguro de salud son:

  • Intervenciones quirúrgicas con fines estéticos: la cirugía plástica solo se incluye en un seguro de salud si su objetivo es “reparador”.
  • Enfermedades preexistentes: antes de contratar un seguro de salud, el tomador tendrá que contestar un cuestionario de salud en el que deberá proporcionar información sobre la/s enfermedad/es que padece, o ha padecido, antes de contratar la póliza. Estas enfermedades, por norma general, no se incluyen en el seguro médico.
  • Tratamientos alternativos: la acupuntura, la masoterapia o el psicoanálisis no se incluyen, normalmente, en este tipo de seguros.
  • Tratamientos de fertilidad: como la fecundación in-vitro o la inseminación artificial.  
  • Cuidados médicos en el extranjero: en estos casos, se puede optar por un seguro para viajes, que ofrece coberturas adicionales a los de una póliza médica habitual. 
  • Tratamientos experimentales o no aprobados por las autoridades sanitarias.

Otro detalle a tener en cuenta es que los seguros de salud se suelen contratar con un periodo de carencia (o tiempo que se ha de esperar para poder disfrutar de algunas de las coberturas y servicios), el cual va a influir, y mucho, en la elección de la póliza (y de lo que se incluye en ella).

BBVA y su seguro de salud

Si quieres proteger tu salud y la de los tuyos, BBVA pone a tu disposición el Seguro BBVA Más Salud. Incluye una amplia variedad de coberturas, destacando entre otras las siguientes:

  • Medicina general y especialidades (ginecología, pediatría, etc.).
  • Cirugía y hospitalización.
  • Seguimiento de embarazo y parto.
  • Tratamientos terapéuticos (fisioterapia, rehabilitación, radioterapia, etc.).
  • Pruebas y diagnóstico (radiografías, ecografías, resonancias, etc.).
  • Segunda opinión médica.
  • Prótesis.
  • Urgencias en el extranjero hasta 12.000 €/persona.
  • Podología (12 sesiones), Psicología (15 sesiones) y Logofoniatría (80 sesiones)
  • Programas de prevención.
  • Urgencias 24 horas por videoconsulta (tanto en medicina general como en pediatría).
  • Programas de salud digitales.
  • Videoconsultas con especialistas.

También puedes añadir complementos opcionales, entre otros:

  • Complemento digital bluaU, el cual ofrece: servicio digital de psicología para el cuidado y la prevención de la salud mental y emocional, servicio de analítica y envío de medicamentos a domicilio, etc.
  • Acceso a la prestigiosa Clínica Universidad de Navarra.
  • Complemento de reembolso gastos médicos.
  • Complemento para estudiantes.

¿Quieres saber más sobre el Seguro BBVA Más Salud? Entra en bbva.es o la app de BBVA y consulta toda la información.