Diferencia entre titular y autorizado de una cuenta bancaria

La gran diferencia entre el titular y el autorizado de una cuenta bancaria es que, mientras el primero es el dueño de la cuenta, el segundo solo tendrá derecho a hacer una serie de operaciones.

Cuando una pareja decide irse a vivir juntos, compartir una cuenta bancaria es un hecho casi inherente. Sin embargo, no solo casos como este hacen que dos personas tengan acceso a una misma cuenta. En el ámbito empresarial, por ejemplo, también es bastante común que haya departamentos con cuentas bancarias a las que solo pueda entrar cierto personal autorizado. 

De hecho, es el matiz de la autorización el que contrasta con el concepto de titularidad, en manos del usuario que abre la cuenta. Así, se entiende como titular a la persona que solicita y pone en marcha la cuenta bancaria, aunque la legislación vigente no establezca un límite concreto de titulares para cada una.

Existe, por tanto, una enorme diferencia entre el titular y el autorizado de una cuenta bancaria. Las distintas atribuciones, la responsabilidad fiscal o los derechos del usuario son los puntos de disimilitud más importantes entre ambas figuras. Si deseas averiguar más detalles al respecto, ¡no dejes de leer este artículo!

¿Qué significa ser el autorizado de una cuenta bancaria?

Ser autorizado de una cuenta bancaria significa necesitar el beneplácito del titular para poder operar con ella. Así, y si este lo aprueba, puede usarla de la misma manera que él, con la única excepción de la contratación de productos de inversión.

En el caso de que el autorizado disponga de una tarjeta de crédito, el titular de la cuenta bancaria tendrá también la potestad de controlar su uso, permitiendole llevar a cabo únicamente determinado tipo de operaciones (o que la utilice en ciertos momentos).

Diferencia entre titular y autorizado de una cuenta bancaria

Pese a que las diferencias entre los dos perfiles estriben en su funcionalidad y los derechos de cada uno, la mayor diferencia entre el titular y el autorizado de una cuenta bancaria se encuentra en el campo de las responsabilidades fiscales (por ejemplo, a la hora de pagar el IRPF del depósito contratado sobre la cuenta). En este caso, el dueño del dinero es quién debe hacerse cargo de abonar este impuesto, mientras que el autorizado no tendrá ninguna repercusión legal.
autorizado cuenta bancaria

¿Cuáles son los derechos del autorizado en una cuenta bancaria?

Cabe señalar que los derechos del autorizado en una cuenta bancaria dependen del contrato signado entre el banco y el cliente. Lo más habitual es que pueda realizar transferencias, acceder a los datos de la cuenta, solicitar información o revisar los movimientos y el saldo. Además, el autorizado de la cuenta bancaria también puede retirar dinero en efectivo, acción que se une a otras para las que necesita, antes de emprenderlas, la autorización del titular. 

De igual modo, el autorizado también debe conocer que el hecho de estar subscrito a una cuenta bancaria no le da derecho, entre otras cosas, a cancelar una cuenta (a menos que el contrato lo explicite), modificar las condiciones del contrato bancario, solicitar el bloqueo de la cuenta o disponer del dinero tras el fallecimiento del titular, puesto que serán los herederos de este los encargados de decidir sobre su potestad.

¿Cómo autorizar a alguien en una cuenta bancaria?

Por lo general, el proceso para que una persona sea autorizado de una cuenta bancaria es simple, pese a que puede variar dependiendo de las exigencias de la entidad financiera. Normalmente el banco suele requerir: 

- Copia del DNI de la persona autorizada.

- Documento firmado, tanto por el titular como por el autorizado, en el que ambos muestran su consentimiento.

Como hemos mencionado antes, algunos bancos varían sus requerimientos para la realización del proceso de autorización. Algunos pueden exigir, por ejemplo, que la persona esté físicamente en la sucursal en la entrega de dichos documentos. Otras entidades, sin embargo, solo necesitan de la entrega de los documentos. Por ello, se debe estar atento a cada caso concreto.

NIVEL DE RIESGO
1/6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1 / 6 indicativo de menor riesgo y 6 / 6 de mayor riesgo.

BBVA está adherido al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito de España. La cantidad máxima garantizada es de 100.000€ por la totalidad de depósitos constituidos en BBVA por persona.

Cuenta Online Sin Comisiones y Sin Condiciones

No pagarás comisiones de administración ni mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento la tarjeta débito.

Abre tu propia cuenta bancaria en BBVA

BBVA pone a tu disposición la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA. Se trata de una cuenta que no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión y mantenimiento de la tarjetas de débito para cada titular y, también, carece de comisiones por retiradas de efectivo a débito en más de 6.000 cajeros automáticos BBVA en toda España ni en las transferencias online realizadas en el Espacio Económico Europeo*. Además, la Cuenta Online Sin Comisiones no te pide nada para no pagar estas comisiones, porque no es necesario domiciliar tu nómina o tus recibos, si no quieres, para disfrutar de sus ventajas. Y abrirla facilmente en bbva.es o la app en menos de 10 minutos, sin papeleos ni desplazamientos. 

* En bbva.es no pagas comisiones en tus transferencias en euros, coronas suecas o en Leu (ron) rumano dentro del ámbito del Espacio Económico Europeo (miembros de la Unión Europea + Islandia, Liechtenstein y Noruega). No incluidas las realizadas en soporte magnético, transferencias urgentes, OMFs (Orden de Movimiento de Fondos) y transferencias Valor Día y transferencias instantáneas. Para las transferencias no incluidas serán de aplicación los conceptos complementarios y gastos de transferencias establecidos a estos efectos.