¿Qué es un recibo domiciliado?

Descubre en qué consiste la domiciliación de recibos y sus ventajas.
La domiciliación de recibos es uno de los sistemas más prácticos y sencillos para solicitar cobros. Además, en muchos casos, es la única forma de pago que aceptan los proveedores de servicios. En este artículo te contamos qué es un recibo domiciliado y describimos sus características principales. Sigue leyendo para descubrir las ventajas de domiciliar un recibo y cómo hacer que tu banco pague todas tus facturas de forma automática.
Servicio Mudanza Top Servicio Mudanza Top
Servicio Cambio de Banco de BBVA
Cambia tu nómina o pensión a BBVA de forma fácil y cómoda.

Qué es la domiciliación de recibos

La domiciliación consiste en ordenar a una entidad bancaria el pago de los recibos que emite un determinado proveedor. Una vez está el recibo domiciliado, el banco procede al pago de esa cantidad de forma recurrente, sin que el propietario de la cuenta tenga que conceder su autorización en cada caso. Algunos ejemplos de cobros recurrentes pueden ser las facturas de servicios públicos como la luz, el agua o internet. Puede aplicarse, incluso, al pago de impuestos si se autoriza a la Agencia Tributaria a efectuar el cobro.

La norma SEPA, el estándar europeo para la domiciliación de recibos

La SEPA (Single European Payments Area) o Zona Única de Pagos en Euros designa una zona en la que autónomos, empresas y agentes económicos pueden efectuar pagos en euros bajo los mismos derechos y obligaciones. Esta norma se aplica a 36 países países del ámbito de influencia económica de la Unión Europea y, desde su entrada en vigor, obliga a cualquier usuario que quiera domiciliar sus recibos a cumplimentar primero una orden de domiciliación bancaria, o mandato SEPA. Se trata de un documento en el que el cliente autoriza al proveedor de servicios a realizar cobros y a la entidad bancaria a emitirlos.

La norma SEPA contempla también el periodo de validez del mandato y su posible cancelación. Este documento es válido hasta que sea cancelado de forma expresa por una de las partes o si transcurren 36 meses sin que que se haya efectuado ningún pago. Para cancelarlo, basta con comunicarlo a la entidad bancaria antes de que termine el día anterior al pago. Además, los consumidores tienen en todo momento derecho a devolver los recibos domiciliados comunicándolo a su banco en un plazo de hasta 8 semanas.

Qué información debe contener un mandato SEPA

Una vez está claro qué es un recibo domiciliado y en qué consiste el mandato SEPA, hay que tener en mente los datos que tiene que incluir este documento para que sea válido. Son:

  • Texto que especifique que se trata de una “orden de domiciliación” o de un “adeudo directo SEPA”.
  • Referencia de la orden de domiciliación.
  • Código de identificación del acreedor.
  • Nombre y dirección completa del deudor.
  • Código de identificación del banco (BIC) al que se emitirán los pagos.
  • Código de la cuenta bancaria (IBAN) del deudor.
  • Especificación de la frecuencia del pago: mensual, trimestral, anual, pago único, etc.
  • Lugar y fecha.
  • Firma.

Cuando el banco acepte el documento, la orden de domiciliación será efectiva y a partir de ese momento .

Ventajas de domiciliar los recibos

La domiciliación bancaria de los recibos es un sistema que va acompañado de muchos beneficios. El más evidente es la comodidad, porque evita tener que realizar trámites periódicos. Además, es un seguro contra posibles penalizaciones derivadas de retrasos en los pagos. Por otro lado, se ahorra mucho tiempo y energía. Puede que parezca que emitir la orden de domiciliación es un proceso engorroso, pero esta tarea es puntual y se mantiene en el tiempo, y actualmente existen servicios que permiten la gestión online de la domiciliación de recibos. Finalmente, cuando se domicilian los recibos o las nóminas, hay muchos bancos que ofrecen incentivos como descuentos o acceso a promociones especiales.
Servicio de Mudanza Central Servicio de Mudanza Central
Trae tus recibos, ingresos y más
Conoce todo lo que puedes hacer a través del Servicio Cambio de Banco
En conclusión, domiciliar los recibos tiene muchas ventajas y, además, es la forma obligada de pago que exigen muchas empresas. En BBVA te ofrecemos las mejores herramientas para hacerlo, tanto si es la primera vez como si lo que deseas es cambiar un recibo domiciliado desde otro banco. Para este último caso, dispones de nuestro Servicio Cambio de Banco, que te permite trasladar los ingresos y gastos domiciliados en otra entidad a tu cuenta de BBVA de forma sencilla y sin tener que preocuparte de ningún trámite. Entra en bbva.es o visita nuestra App para más información.
Servicio de Mudanza CTA Servicio de Mudanza CTA